Público
Público

Sánchez niega intromisión de Calviño en la reforma laboral: "Negocia el Gobierno"

El jefe del Gobierno, desde Bruselas, apoya que haya "colaboración" de varios ministerios, como ya ocurrió con la ley de vivienda.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la rueda de prensa tras participar en la segunda jornada del Consejo Europeo, en Bruselas. EFE/ Horst Wagner
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la rueda de prensa tras participar en la segunda jornada del Consejo Europeo, en Bruselas. Horst Wagner / REUTERS

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha avalado el papel de la vicepresidenta primera, Nadia Calviño, y ha negado este viernes que haya una "intromisión" suya en la reforma del mercado laboral como ha denunciado Unidas Podemos, que ha solicitado una reunión de seguimiento del pacto de la coalición. 

"Negocia el Gobierno, negocia el Gobierno", ha recalcado Sánchez desde Bruselas, al ser preguntado sobre quién llevará a cabo la interlocución de la reforma laboral, si la vicepresidenta y ministra de Asuntos Económicos o la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz de Unidas Podemos.

El jefe del Ejecutivo ha justificado que ésta es una "reforma estructural" que afecta a "muchísimos ministerios", como ocurre con las grandes medidas como los Presupuestos Generales del Estado, y que por tanto "no hay intromisión", sino "colaboración, coordinación y aporte".

Específicamente, ha señalado que esta norma implica al menos a cinco departamentos, los cuales deben "actualizar" el marco normativo del mercado laboral: Trabajo, Economía, Educación, Inclusión y Seguridad Social y Hacienda.

El jefe del Ejecutivo ha agregado que este método de trabajo puede ser más laborioso pero es más efectivo. Y ha puesto ejemplos: el papel del Ministerio de Derechos Sociales al negociar la ley de vivienda o el rol jugado por el secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, en la elaboración del proyecto de Presupuestos.

Sánchez ha subrayado su compromiso para "actualizar" el marco laboral, pero ha evitado el término "derogar" que empleó en el discurso de clausura del Congreso Federal, el pasado domingo en Valencia.

"El Gobierno de España tiene un acuerdo de investidura, de coalición y ahí tiene el compromiso del Gobierno de España de actualizar las normas laborales. Queremos hacerlo además de la mano de los empresarios y de los sindicatos. Hemos acordado que antes de finalizar el año esa reforma se haya llevado a efecto", ha recalcado.

Y sobre el contenido de la ley, Sánchez ha asegurado que el Gobierno está "de acuerdo" en una "reforma integral para eliminar muchos males del mercado laboral que la reforma del PP agravó" y ha aludido a la precariedad, la creación de empleo o a la competitividad de las empresas.

"Quieren intentar impedir la derogación"

Los dirigentes de Podemos han replicado las declaraciones de Sánchez en Bruselas. El portavoz de la formación morada el Congreso, Pablo Echenique, ha subrayado que la "injerencia" de Calviño en los trabajos de Trabajo Yolanda Díaz sobre la reforma laboral es un "mensaje claro" que lanza el PSOE, a quien acusa de "intentar impedir su derogación" en contra de lo que el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, prometió.

"La injerencia de Nadia Calviño en los trabajos que está llevando a cabo Yolanda Díaz en el diálogo social para derogar la reforma laboral del PP es un mensaje claro que nos está mandando el PSOE: quieren intentar impedir la derogación. En contra de lo que prometió el Presidente", ha proclamado en Twitter.

En una línea similar se ha pronunciado el presidente del grupo parlamentario, Jaume Asens, quien ha dicho que "sustituir a Yolanda por Calviño en la negociación de la reforma laboral es toda una declaración de intenciones". "¿El PSOE no quiere derogarla? ¿Teme más a Yolanda Díaz que a la precariedad de los trabajadores?", ha proclamado también en las redes sociales.

Errejón acusa a Sánchez de "meter por medio a Calviño"

Las críticas también han llegado del portavoz de Más País, Íñigo Errejón, que ha acusado al presidente del Gobierno de "meter de por medio" a Calviño, en los trabajos para derogar la reforma laboral del PP por falta de voluntad política para hacerlo.

En declaraciones a los medios en Alcorcón (Madrid) al término de la presentación de su libro, Errejón ha querido dirigirse a Sánchez para "recordarle que es presidente gracias a los acuerdo de investidura, y que eso incluye la reforma laboral. "Llevamos más de la mitad de legislatura y no lo ha hecho, y vamos a ser muy firmes. No se pueden poner excusas ni entendemos cambios de última hora, ni meter por medio a la señora Calviño para intentar perder tiempo, ganar excusas o dilatar la cuestión", ha criticado.

Así, el diputado de Más País-Equoha dicho no entender "los cambios ni el mareo" para abordar esta derogación, que podría llevarse, ha dicho, a efecto en un mes si hubiera voluntad política. "Cuando falta voluntad política lo que busca la gente es excusas", ha espetado. Por ello, ha instado al Gobierno a "pasar de los anuncios a los hechos".

Más noticias