Público
Público

Pedro Sánchez anuncia un plan contra la explotación laboral que permitirá aflorar 78.000 empleos

El líder socialista plantea regular los contratos a tiempo parcial para que se "prohibirán" las horas complementarias "voluntarias" y se limitarán las pactadas

El secretario general del PSOE y candidato a la Presidencia del Gobierno de España, Pedro Sánchez, durante su intervención en un Desayuno Informativo en Sevilla, siendo presentado por presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz. EFE/Julio Muñoz

AGENCIAS

SEVILLA.- El candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, ha presentado hoy en Sevilla el plan contra la precariedad laboral, con el que se propone que afloren 78.000 empleos, especialmente en el sector de la hostelería, mediante un plan de lucha contra la explotación y precariedad laboral.

Según Sánchez, los trabajadores dispondrían así de 2.500 millones de euros adicionales de masa salarial y las arcas públicas podrían ingresar en torno a 1.200 millones de euros.

En un desayuno informativo organizado por Europa Press en Sevilla, en que ha sido presentado por la presidenta de la Junta, Susana Díaz, el candidato socialista ha reiterado que si gobierna promoverá la derogación de la reforma laboral e impulsará una nueva estrategia de competitividad basada en la mejora de la productividad, la economía del conocimiento y la innovación para incentivar la creación de empleo estable, la paz social y la formación continua.

"Ese es el compromiso que adquirimos los socialistas: Sí a la creación de empleo de calidad; sí a recuperar la negociación colectiva; sí a la igualdad de mujeres y hombres en el acceso y sí a reforzar la protección a los desempleados", ha resumido.

Ha defendido un marco de derechos de los trabajadores acorde a la realidad del siglo XXI, con un nuevo Estatuto que refuerce el diálogo social y recupere la "centralidad" de la negociación colectiva.

Ha prometido reducir a tres las modalidades de contrato de trabajo: indefinido para la cobertura de puestos de trabajo estables; temporal para la cobertura de puestos de trabajo temporales y un contrato para la formación.

Entre las medidas para recuperar la protección de los trabajadores, ha dicho que la legislación laboral reconocerá expresamente que el despido debe ser la última medida aplicada por las empresas, al tiempo que se restablecería el valor del informe preceptivo de la Inspección de Trabajo en los despidos colectivos.

Ha asegurado, además, que se prohibirá la cobertura de puestos de trabajo permanente con contratos temporales, que no podrán tener una duración superior a un año, y se incorporarán desincentivos legales para las empresas que abusen de los contratos temporales, mediante el incremento de las cotizaciones sociales.

Asimismo, ha asegurado que un Gobierno socialista subiría "de inmediato" el Salario Mínimo Interprofesional en un 4% adicional y, posteriormente, aprobaría subidas anuales suficientes para conseguir, en dos legislaturas, un Salario Mínimo Interprofesional equivalente al 60% del salario medio en España.

Ha anunciado, por otra parte, la aprobación de una Ley de Igualdad Salarial entre mujeres y hombres, así como el reconocimiento a todas las mujeres de un "bonus" de dos años de cotización por cada hijo a efectos del cálculo de las pensiones.

También ha apostado por la supresión del contrato indefinido de apoyo a los emprendedores, al considerar que no ha servido para favorecer la contratación indefinida, sino para precarizar aún más la situación de los trabajadores.

Además, se modificaría la regulación de los contratos a tiempo parcial para restablecer el equilibrio en este tipo de contratos, de forma que se deberá fijar con claridad el horario en el que los trabajadores deberán prestar sus servicios, al tiempo que se "prohibirán" las horas complementarias "voluntarias" y se limitarán las pactadas.

El PSOE se propone también poner fin a la figura de los "falsos" autónomos, para lo que los trabajadores autónomos económicamente dependientes pasarán a formar parte del ámbito del Estatuto de los Trabajadores.

Sánchez ha expuesto estas medidas tras sostener que la reforma laboral del PP ha "desequilibrado" la relación de fuerzas entre trabajadores y empresarios, por lo que se propone fortalecer el diálogo social y la negociación colectiva suprimiendo la "prioridad absoluta" del convenio de empresa sobre los convenios de ámbito superior.

Respecto a la protección por desempleo, se ha comprometido a una ampliación de la cobertura y al reconocimiento del derecho al subsidio por desempleo a los mayores de 45 años con cargas familiares, mujeres víctimas de violencia de género y personas con discapacidad. 

Sánchez se compromete a consultar de nuevo los pactos a las bases, pero sin "preguntas tramposas" como Podemos

Además, Sánchez ha asegurado que consultará a sus militantes los pactos que pueda negociar con otros partidos después de las elecciones del 26 de junio, como ya hizo con su acuerdo con Ciudadanos, y ha recalcado que lo hará sobre contenidos y no con "preguntas tramposas" como, a su juicio, hizo Podemos. El candidato socialista a La Moncloa ha defendido su decisión de someter estas decisiones a las bases y ha subrayado que es "un avance más del PSOE en democracia interna".

Y se ha distinguido de las consultas que hacen otros partidos, en clara referencia al de Pablo Iglesias, defendiendo que los socialistas cuando han preguntado a su militancia lo han hecho "sobre contenidos". "Lo que votaron los socialistas no fue una pregunta tramposa, que retorcía la realidad. Nosotros lo que consultamos fue un acuerdo con más de 200 medidas para mejorar la calidad de vida, el bienestar y el progreso del país", ha recalcado, para después asegurar que lo volverá a hacer si se dan las condiciones. "Sobre esos presupuestos, lo seguiré haciendo", ha afirmado.

El líder del PSOE acudió a la militancia el pasado febrero para conocer su opinión sobre el acuerdo con Ciudadanos, antes de someterlo al Comité Federal del partido, que es el que tiene la última palabra en materia de pactos electorales. Las bases respaldaron esta negociación, con un apoyo de cerca del 80%, y después recibió también el visto bueno del máximo órgano del partido entre congresos.

Más noticias de Política y Sociedad