Público
Público

Sánchez se reivindica ante la extrema derecha y la extrema izquierda y tilda de "tirano" a Maduro

El presidente defiende en la Internacional Socialista que la "libertad y la igualdad son socialismo, y no son negociables". Dice al presidente venezolano que  "quien responde con balas y prisiones a las ansias de libertad y democracia, no es socialista"

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, habla con el ex primer ministro de Grecia y actual presidente de la Internacional Socialista (IS), George A. Papandreou, en la reunión de Santo Domingo (República Dominicana). EFE/Pedro Bazil

"Somos socialistas porque defendemos la libertad. Socialismo es libertad. Quien responde con balas y prisiones a las ansias de libertad y democracia no es socialista. Es un tirano. Los venezolanos tiene que sentir el aliento de la Internacional Socialista (IS). Siempre estaremos con ellos. Se protege al pueblo dejando que se exprese en libertad".

Con esta contundencia, el presidente del Gobierno y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se dirigió este martes a los representantes de 145 partidos socialdemócratas de todo el mundo, durante la clausura de la IS en República Dominicana, dejando claro su posicionamiento en el conflicto de Venezuela.

Pero, además, Sánchez aprovechó su intervención en este foro para reivindicarse y reivindicar la socialdemocracia ante la extrema derecha y la extrema izquierda, a quienes criticó por igual.

"La extrema izquierda se empeña en la igualdad a toda costa aunque haya que sacrificar la libertad y la derecha neoliberal se empeña en la libertad a toda costa a pesar de que veamos sociedades desiguales como estamos viendo. El resultado es que ni los primeros consiguen la igualdad ni los segundos la libertad salvo para ellos mismos" afirmó el presidente del Gobierno.

En contraposición a estos postulados, aseguró que  "la libertad e la igualdad son socialismo y no son negociables", y aseguró que la socialdemocracia defiende la libertad y la igualdad, "sin dogmatismos".

Por ello, reivindicó que la socialdemocracia es desde donde se están dando respuesta a los nuevos desafíos, defendiendo los valores de la cohesión y el respeto, "porque el progreso implica que avancemos todos", dijo.

El líder socialista indicó que desde la socialdemocracia se debe defender un nuevo pacto social para que se siga creando riqueza pero se acabe con la exclusión social, y dijo que muchas de las fórmulas están recogidas en la agenda 20/30 que puso como hoja de ruta.

Por ello, negó que las fuerzas socialdemócratas estén retroceso en todo el mundo y pidió abrir propuestas de progreso ante el cambio tecnológico que, según dijo, ha traído más miedo que esperanzas, "porque hay lideres que utilizan dichos medios para ejecutar agendas políticas regresivas, eliminar derechos y las conquistas sociales alcanzadas en gran medida por los socialdemócratas", afirmó.

Sánchez apuntó como nuevas banderas de la socialdemocracia la transición ecológica, la revolución feminista -"que debemos abrazar", dijo- la globalización y cómo afrontar los cambios demográficos. Y, finalmente, acabó con una proclama: "No renunciemos a cambiar el mundo":

 

Más noticias