Público
Público

Elecciones 10-N Sánchez y Casado, triunfalistas: uno tilda de "inviable" perder el 10-N, y el otro se ve con 100 escaños

Los líderes de ambas formaciones presumen de los resultados que les auguran las últimas encuestas. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Pedro Sánchez (i) y Pablo Casado (d) antes de su reunión en Moncloa. EFE

Pedro Sánchez y Pablo Casado presumen de los resultados que les auguran las últimas encuestas para las elecciones del 10-N, en las que el primero da por hecho que ganará, y el segundo que recuperará los 34 escaños que perdió el 28-A.

El presidente del Gobierno en funciones, se ha mostrado "convencido" este sábado de que el PSOE mejorará los resultados electorales que le dan las encuestas y de que el PP no remontará, porque "hasta la peor encuesta" da que ganan los socialistas.

Sánchez se ha referido a las expectativas de su partido en las urnas en una conversación informal con los medios en la recepción ofrecida por los reyes este sábado en el Palacio Real tras el desfile celebrado en el Paseo de la Castellana, con motivo del Día de la Fiesta Nacional.

El jefe del Ejecutivo en funciones ha dicho estar seguro de su partido volverá a lograr la victoria los comicios y con un mejor resultado que el que le dan los sondeos, que apuntan a que el PSOE podría rondar los 123 escaños que obtuvo el 28 de abril. Según Sánchez, los sondeos son "un punto de partida" y "lo importante es que el PSOE va a ganar".

Ha opinado que los ciudadanos "tienen hoy más elementos de juicio" que en las últimas elecciones para facilitar una mayoría que permita formar gobierno y afrontar los importantes retos políticos, institucionales y económicos que hay en el horizonte.

"La disyuntiva es avanzar o bloquear", ha afirmado el jefe del Ejecutivo.

Preguntado si la exhumación de los restos de Franco del Valle de los Caídos tendrá repercusión el 10 de noviembre, Sánchez ha opinado que este asunto no va a tener incidencia en el electorado.

Casado: Rivera tiene "un desgaste potente" y Vox "ya no da miedo"

Por su parte, Casado sitúa ya a su partido por encima de los 100 escaños en las elecciones generales del próximo 10 de noviembre y con posibilidades ciertas de ganar.

En una conversación informal con periodistas durante la recepción ofrecida por los reyes en el Palacio Real con motivo de la Fiesta Nacional, el líder del PP ha comentado que el PSOE puede estar en la actualidad en el entorno de los 120 diputados.

Ante ese panorama y tras recordar que el PP logró once millones de votos en 2007, ha subrayado que de lo que se trata ahora es de que los exvotantes de su partido se vuelvan a fiar del mismo.

Una posibilidad que no ve difícil si comprueban que es una alternativa real y que les han fallado los partidos a los que han apoyado después de retirar su confianza al PP. 

Tras recalcar que la tendencia es buena para su partido, ha confiado en que la campaña no se les haga corta mientras que cree que al PSOE se le está haciendo larga.

"Nosotros vamos al tran-tran, sin triunfalismos, pero estamos subiendo y nos va moderadamente bien", ha resaltado.

Casado ha insistido en que con un diputado más del PP que el PSOE el 10 de noviembre, está en condiciones de garantizar que hay Gobierno. Ha hecho asimismo un rápido análisis de la situación de Ciudadanos y Vox, para subrayar que el partido de Rivera tiene "un desgaste potente" y que Vox "está bastante firme, pero ya no da miedo".


Más noticias en Política y Sociedad