Público
Público

Los ERTE La segunda reunión para prorrogar los ERTE termina sin acuerdo y Gobierno y agentes sociales se reunirán el jueves

Los ministerios de Trabajo y Seguridad Social se han reunido este lunes con los principales sindicatos y patronales para tratar de alcanzar un acuerdo sobre la prórroga de los ERTE. La reunión ha servido para avanzar algunas cuestiones, aunque las discrepancias sobre la cláusula antidespidos y los porcentajes de las exoneraciones a empresarios se mantienen.

Gobierno, sindicatos y empresarios, a las puertas de una nueva negociación para prorrogar los ERTE
Imagen de archivo de la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, con los líderes sindicales y de la patronal

manuel sánchez / alexis romero

La segunda reunión del diálogo social para tratar de acordar una nueva prórroga de los denominados expedientes temporales de regulación de empleo (ERTE) ha finalizado este lunes sin acuerdo. Los ministerios de Trabajo y Seguridad Social habían citado a los principales sindicatos (UGT y Comisiones Obreras) y patronales (CEOE y Cepyme) a una nueva reunión, después de que el pasado viernes el primer encuentro para abordar este tema concluyera sin acuerdos.

Fuentes del Ministerio de Trabajo han calificado de positiva esta reunión y han asegurado que se han producido algunos avances, aunque las discrepancias en torno a la cláusula antidespidos continúan. El empresariado quiere revisar esta cláusula con el objetivo de suavizar la penalización que se impone a aquellos empresarios que despiden a trabajadores sujetos a un expediente temporal de regulación de empleo.

Además, los sindicatos mantienen también discrepancias sobre los porcentajes de exoneraciones a empresas que se habrían propuesto desde el Ministerio de Trabajo. Las partes han acordado que volverán a intentar alcanzar un acuerdo el próximo jueves en una reunión convocada para las 17.30 horas.

El pasado viernes todas las partes acordaron dos cuestiones fundamentales: que la prórroga de los ERTE duraría hasta el 31 de mayo, coincidiendo con la vigencia del estado de alarma; y que esta semana debería encauzarse un acuerdo con el fin de dar certidumbre a empresas y trabajadores, dado que el mecanismo actual expira el 31 de enero.

Resuelto el asunto de los plazos, la reunión de este lunes se ha centrado, según fuentes conocedoras de la misma, en cuestiones más técnicas. Trabajo ha llevado una propuesta a la mesa de diálogo para tratar de reducir la burocracia y simplificar los denominados procesos de evolución de los ERTE, con el fin de que no se produzcan cuellos de botellas administrativos y el mecanismo sea flexible. Esta propuesta habría sido vista con buenos ojos tanto por parte de las patronales como de los sindicatos.

Antes, incluso, de la primera reunión, tanto desde Trabajo como desde el Ministerio de Seguridad Social se había avanzado que el objetivo de la prórroga era el de extender el mecanismo de los ERTE sin realizar modificaciones sustanciales ya que, a juicio del Gobierno, está funcionando razonablemente bien y cumple con el fin de evitar los despidos.

La reunión del jueves podría ser la última

Tras el encuentro de este viernes, la secretaria de Acción Sindical de Comisiones Obreras, Mari Cruz Vicente, ha hecho una valoración positiva y se ha mostrado optimista con lograr un acuerdo en la próxima reunión, tras cerrar "algunos detalles": "Hacemos una valoración positiva de la reunión sobre la prórroga de los ERTE. A la espera del jueves para cerrar algunos detalles, creemos que es posible llegar a un acuerdo satisfactorio para trabajadores/as y empresas que permita seguir protegiendo el empleo durante la pandemia", ha escrito en su cuenta de Twitter.

Más negativos se muestran desde la UGT que, aunque quieren mantener la discreción y valoran que se continúen la negociación, consideran que en el encuentro de este lunes no ha habido prácticamente avances. Dichas fuentes apuntan que quedan todavía muchos flecos que negociar.

Fuentes consultadas apuntan que ambas partes se han intercambiado diversas propuestas, que serán las que estudiará de cara a la reunión del próximo jueves, de la que todavía se espera que salga un acuerdo.

No obstante, el principal escollo sigue siendo la petición de la patronal para poder despedir tras la finalización del ERTE, algo a lo que se oponen tajantemente los sindicatos. Y, algunas fuentes, ven muy complicado un acuerdo en esta materia entre todas las partes.

Más noticias de Política y Sociedad