Público
Público

Isabel Díaz Ayuso Los "señuelos" de Ayuso para "eludir" su responsabilidad en la gestión de la covid

Los partidos de la oposición afean a la presidenta madrileña que priorice a un sector de la economía sobre la salud de toda la comunidad y destacan que otros presidentes autonómicos del PP ya critican abiertamente su gestión.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. Europa Press

La presidenta madrileña Isabel Díaz Ayuso es capaz de hacer un anuncio que no supone novedad alguna y seguir acaparando titulares. Eso ha sucedido este primer día de febrero, en el que tras una reunión con representantes del sector de la hostelería, Ayuso les ha comunicado que a partir de la próxima semana será obligatorio el uso de la mascarilla en el interior de los restaurantes y les ha manifestado que "en cuanto se pueda, y los datos de incidencia mejoren", el toque de queda volverá a las doce de la noche.

El Ejecutivo impulsará, así, una medida que ya aprobó hace medio año. Según una orden del Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid, publicada el 29 de julio de 2020, "todas las personas de seis años en adelante quedan obligadas al uso de mascarillas en la vía pública, en espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público, con independencia del mantenimiento de la distancia física interpersonal de seguridad". En la Comunidad de Madrid justifican que quieren hacer una norma dirigida específicamente a la hostelería.

La presidenta también es capaz de atribuirse responsabilidades que no tiene. En la citada reunión, Ayuso ha anunciado que "estudiará" una de las propuestas del gremio hostelero, que camareros y personal de sala sean prioritarios en la vacunación. Unas horas después, la dirigente popular ha matizado que dentro de este grupo "altamente expuesto" la Comunidad de Madrid también incluye a profesores, taxistas y cajeros de supermercados.

Pero es el ministerio de Sanidad —y no las autonomías— el que ha diseñado el plan de vacunación y ninguno de los 15 grupos que incluyen es exclusivamente el personal hostelero o comercial. El Ejecutivo dividió el proceso en tres fases, priorizando en la primera de ellas a los sanitarios en primera línea, dependientes y aquellos que viven y trabajan en residencias de ancianos. Un documento que se pactó con los consejeros de sanidad de todas las comunidades autónomas.

Por último, Ayuso ha hecho otro anuncio —que en este caso sí puede cumplir— aunque supone un claro ejercicio de futorología. La dirigente popular se ha comprometido a aprobar este viernes que se amplíe de cuatro a seis personas el número de comensales en las terrazas, en un momento en el que la incidencia acumulada en la región es superior a 1.000 casos por 100.000 habitantes. Un número que podría incrementarse durante la semana. Ayuso pretender relajar las restricciones en un momento en el que el resto de presidentes autonómicos, tanto del PP como del PSOE, están incrementando las suyas.

Estas medidas son calificadas de "señuelos" por parte de los grupos que conforman la oposición a Ayuso en la Asamblea de Madrid —PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos— porque a su juicio "sirven para desviar la atención de la desastrosa gestión de la covid-19", en palabras del portavoz adjunto de Podemos en la Asamblea, Jacinto Morano. Para la diputada de Más Madrid Mónica García se trata de "medidas placebo". Por su parte, el socialista Ángel Gabilondo las tacha de "controvertidas".

Ayuso pide al Gobierno que actúe pero relaja sus medidas

El primer presidente autonómico del PP que se ha pronunciado de manera nítida contra la pasividad de Ayuso ha sido el gallego Alberto Nuñez Feijóo. En una entrevista en La Voz de Galicia ha manifestado que él "no se sentiría responsable" si tuviese que aplicar en Galicia las medidas contra la pandemia aprobadas en la Comunidad de Madrid, mucho más laxas que las suyas. "Por tanto, he optado por otra (decisión)". El presidente se la Xunta anunció la pasada semana el cierre total de la hostelería para frenar la covid-19.

Una diputada del PP: "Ayuso señala con el dedo a los demás"

Una diputada gallega señala en conversación con Público que los hosteleros están en pie de guerra contra la Xunta y que la actitud de Ayuso no les beneficia, precisamente. "Él no cierra la hostelería porque le apetece sino porque el comité clínico se lo dice", asegura. "Ayuso puede hacer lo que crea conveniente, pero con sus declaraciones señala con el dedo a los demás", sintetiza.

En un mitin celebrado este sábado junto al candidato del PP a la Generalitat, Ayuso aseguró que le parecía "un delito" que en Catalunya la hostelería estuviera más limitada que en la región que ella preside. "Con el clima que tenéis, tenerlo todo cerrado, tener a la gente en sus casas, tener a la gente arruinada y decir que esa es la manera de sortear la epidemia", censuró.

Una decisión que no solo ha tomado el Govern catalán, sino también sus compañeros de filas, como el castellanoleonés Alfonso Fernández Mañueco, el andaluz Juanma Moreno y el murciano Fernando López Miras. Todos ellos han tenido que limitar la hostelería —o incluso cerrarla— mientras Ayuso presume de que la Comunidad de Madrid no tomará medidas más restrictivas. "Si el Gobierno de España lo ve tan mal, que actúe", dijo la madrileña recientemente, retando a Pedro Sánchez a que interviniera la región.

Mónica García: "Las políticas de prevención son invisibles"

La jefa de filas de Más Madrid, Mónica García, compagina su cargo de diputada con el de anestesista en la sanidad pública y señala en declaraciones a Público que, en su estrategia polarizadora, Ayuso también arremete contra los suyos. "En Castilla y León tienen que aguantar que les digan que ellos están arruinando a la gente. Cuando en el otro lado de la balanza no pones la salud, pues el que cierra es un delincuente y el que no lo hace es el que tiene unos muertecillos de más", lamenta. "Su discurso es una insolidaridad con el resto. Ella ha optado por una estrategia 'trumpista', la del sálvese quien pueda".

Mónica García atiende a 'Público' en el despacho de Más Madrid en la Asamblea de Madrid. FERNANDO SÁNCHEZ

García opina que la presidenta madrileña prioriza la economía sobre la salud y "da todas esas muertes por inevitables".  "Al final esas políticas de prevención son invisibles", reflexiona. "No se puede saber a cuántas personas hubieras salvado si las medidas fueran más restrictivas. Es intangible", razona. La diputada madrileña recuerda que la Comunidad de Madrid lidera el ranking por exceso de mortalidad en covid-19, que ya supera los 20.000 fallecidos. "¿Cuántos podrías haber evitado? ¿5.000? La mortalidad evitable es algo que hablamos mucho en Salud Pública, es la base de la medicina".

Jacinto Morano: "Ayuso nunca asume su responsabilidad"

"Lo de Ayuso es una tomadura de pelo, es intentar engañar a la gente", esas son las primeras palabras que pronuncia Jacinto Morano, portavoz adjunto de Podemos en la Asamblea madrileña, sobre los anuncios de la presidenta madrileña. "Anuncia que las mascarillas sean obligatorias, una medida que ya se había tomado. O ella lo ignoraba, lo cual es grave, o lo sabe pero le da igual, lo cual es peor", explica a este diario. "La cosa es que ella nunca asume la responsabilidad de sus propias políticas y prefiere llenarlo todo de anuncios publicitarios. Ahora anunciado la nada", razona.

El portavoz adjunto de Podemos y diputado en la Asamblea de Madrid, Jacinto Morano..

Morano critica que la presidenta madrileña aligere las restricciones en un momento en el que la Comunidad de Madrid está en una situación muy crítica por el nivel de incidencia. "Tiene que aparecer como que está tomando medidas y como ya no le queda ningún anuncio que hacer pues repite medidas antiguas y anuncia planes a futuro sin saber cómo estará la región. Es delirante", sintetiza. Morano cree que el problema es que Ayuso "no tiene ningún tipo de plan" y que al final "la están dejando en evidencia hasta sus colegionarios".

Ángel Gabilondo pide a Ayuso que explique sus anuncios

El socialista Ángel Gabilondo también dirige reproches hacia la presidenta madrileña, aunque su tono dista mucho del de sus compañeros de oposición. "A nosotros nos parecía que las medidas que había en Madrid tendrían que ser más estrictas, severas y claras. No vemos con satisfacción que se manden ese mensaje a la sociedad, como que parece que ahora hay razones para liberar más medidas", señala a través de Zoom desde la Asamblea madrileña. "Desde fuera de Madrid empiezan a mostrar incomodidad por estas decisiones", destaca.

El portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo.

A Gabilondo los anuncios de la presidenta madrileña le parecen "llamativos". "Es controvertido porque no acabo de ver cuáles son las razones sanitarias que han conducido a la decisión de aligerar las restricciones". El socialista opina que las medidas deben estar avaladas "por personal capacitado" y pide al Gobierno regional que explique cuáles son los motivos por los que ha pasado de cuatro a seis el número de comensales en las terrazas. "Estamos extrañados".

Más noticias de Política y Sociedad