Público
Público

Sesión de control en el Senado Sánchez afirma que cuestionar al rey es "atacar a las instituciones del Estado"

El presidente del Gobierno y el portavoz del PP en el Senado ironizan llamándose "doctores" y cuestionan sus respectivas tesis

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a su llegada a la sesión de control en el pleno del Senado. EFE/ Fernando Villar

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, hizo una defensa cerrada del rey Felipe VI, durante la sesión de control al Ejecutivo celebrada en el Senado, llegado a afirmar que desde Catalunya "se plantean debates artificiales cuestionando al Jefe del Estado", pero indicó que lo que de verdad se está buscando "de manera indirecta" es un "ataque a las instituciones del Estado".

Con esta rotundidad contestó Sánchez a una pregunta al senador de ERC, Joaquim Ayats, quien criticó la decisión del Gobierno de recurrir al Tribunal Constitucional la moción aprobada por el Parlament en la que se censuraba al monarca. Ayats defendió la legitimidad del Parlament para aprobar dicha moción e indicó, que agrupa los sentimientos de la mayoría del los catalanes,

El senador estuvo muy duro con el Jefe del Estado, y aseguró que los catalanes, "ni lo sentimos, ni lo reconocemos,  y no queremos ser súbditos", afirmó. Además, arremetió contra la Monarquía calificándola de institución medieval, censuró el suelo del Rey, su inmunidad y los privilegios que tiene por su cargo.

Sánchez contestó diciendo al senador que no se podría arrogar lo que piensan y sienten la mayoría social de los catalanes y, en varias ocasiones, recordó que por muchas elecciones que hayan convocado o no-referéndums que hayan hecho, "no hay una mayoría social independentista en Catalunya", dijo.

El presidente del Gobierno también indicó que el recurso presentado lo hace por "puro convencimiento, por convicción", y recordó que en su responsabilidad como jefe del Ejecutivo está en "cumplir y hacer cumplir la ley".

Guerra entre doctores

El otro rifi-rafe de la tarde estuvo entre el portavoz del PP en la Cámara Alta, Ignacio Coisidó, y el presidente del Gobierno, en el que ambos se echaron en cara sus tesis doctorales.

Coisidó, aunque mezcló mil temas en su pregunta como suele hacer últimamente el PP, concretó por fin su acusación en la tesis de Sánchez y su presunto plagio. El portavoz popular recordó palabras del "doctor Sánchez" en la oposición cuando puso como ejemplo la dimisión de un diputado inglés que había copiado también su trabajo doctoral, y e espetó: "¿Por qué no se aplica usted lo que pidió para los demás?".

Coisidó pidió al presidente del Gobierno que si es cierto que no hubo plagio, que dé la cara y comparezca a explicarlo en el Senado y no se esconda.

Sánchez no dijo una palabra de su tesis, pero sí de la del "doctor Coisidó", también cuestionada, y le pidió al senado popular que la hiciera pública como ha hecho él y, además, que explique a la opinión pública cómo pudo defenderla ante un tribunal un 1 de enero.

Luego, ambos se enzarzaron en acusaciones. Coisidó recordó todos los ministros cuestionados por unas u otra cuestión,  y le pidió a Sánchez que hiciera ya una crosis de Gobierno. Sánchez recordó a todos los senados del PP investigado en la Gürtel, o en la Púnica o que está implicado en otros escándalos, para concluir que el PP siempre utiliza la ley de embudo en estos casos. Fue todo un ejemplo de la política del "tú más".

Más noticias en Política y Sociedad