Público
Público

Sondeos El PSOE vuelve a liderar las encuestas ante un PP en caída que cede espacio a la ultraderecha

Según el estudio de enero de 'Key Data' para 'Público', los de Pedro Sánchez y los de Pablo Casado empatarían a 106 escaños, aunque los socialistas estarían por encima tanto en intención directa de voto como en estimación. Los conservadores pierden la ventaja adquirida en los últimos meses y Vox obtendría 64 escaños.

Key Data
Proyección de escaños del último estudio de 'Key Data' para 'Público'. KEY DATA

Las primeras encuestas electorales del 2022 recogen un cambio en el escenario demoscópico que ya se venía apreciando en los últimos sondeos del pasado año. El PSOE vuelve a ser la primera fuerza (tanto en intención directa de voto como en estimación) y el PP prosigue su caída, que comenzó con las primeras batallas internas entre el presidente del partido, Pablo Casado, y la de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

El estudio de Key Data para Público del mes de enero recoge un empate a escaños de los dos principales partidos del arco parlamentario. Tanto los socialistas como los conservadores obtendrían 106 escaños en el Congreso, aunque el PSOE estaría por encima en sus proyecciones.

Los de Pedro Sánchez obtendrían estos escaños con un 17,7% de intención directa de voto y un 26% en estimación; los de Casado lo harían con un 17,4% de intención directa de voto y un 25,6% de estimación.

Estas cifras suponen un cambio del escenario que se inauguró a partir de mayo del pasado año. Hasta ese momento, el PSOE lideraba las encuestas de forma clara y su ventaja sobre el PP era de varios puntos. Tras la victoria de Ayuso en las elecciones madrileñas, los papeles se invirtieron, los conservadores comenzaron a recortar distancias con los socialistas y, finalmente, se impusieron y lograron ser la primera fuerza en las encuestas.

Key Data
Proyección de votos y escaños del estudio de enero de 'Key Data' para 'Público'. Key Data

Sin embargo, la batalla iniciada entre Casado y Ayuso por controlar el PP de Madrid hizo que perdieran enteros ante un PSOE que, pese a que ya no era la primera fuerza en los sondeos, resistía. 

La directora técnica de Key Data, Paz Álvarez, explica que "el Partido Popular, gracias a las peleas entre Génova y la Puerta del Sol, ha malgastado la ventaja de la que disfrutaba tras la victoria de Isabel Díaz Ayuso en mayo del año pasado. La pasada primavera, el PP superaba en intención de voto al PSOE y se colocaba como primer partido en intención de voto en elecciones generales. Alcanzó su punto más alto el pasado mes de agosto con el 28.8% de los votos y 125 escaños; suficientes para alcanzar el gobierno con el apoyo de Vox dentro o fuera del gobierno".

"En menos de medio año", prosigue Álvarez, "el partido conservador ha perdido esa ventaja a la vez que dirimía en público sus diferencias por el control del PP madrileño. A pesar del obligado cese de hostilidades que ha supuesto la campaña de las elecciones en Castilla y León, el electorado conservador penaliza en las encuestas al Partido de Pablo Casado, que cede el liderazgo al Partido Socialista".

La batalla demoscópica entre el PSOE y el PP afecta al resto de formaciones políticas en un escenario en que predominan los trasvases de voto dentro de bloques ideológicos bastante herméticos. En este contexto, el gran beneficiado de la caída de los de Pablo Casado es Vox.

Hace mucho tiempo que la formación de ultraderecha se mantiene en los sondeos por encima de sus resultados electorales en noviembre de 2019, pero en estos momentos su crecimiento es más fuerte que nunca. En el estudio de Key Data los de Santiago Abascal obtienen una estimación de voto del 17,4%, con lo que sacarían unos 64 escaños, consolidando aún más su posición como tercera fuerza parlamentaria.

"Cómo venimos viendo en los últimos meses, el gran beneficiado de la batalla fratricida popular es el partido de Santiago Abascal. Vox crece y obtendría 64 escaños si hoy se celebraran elecciones generales, lo que le colocaría en una posición muy ventajosa para pactar con el PP, en términos muy diferentes a lo ocurrido en mayo en la Comunidad de Madrid, donde la ventaja del PP sobre Vox era muy grande", apunta la directora técnica de Key Data.

También parece consolidar su tendencia Unidas Podemos. El espacio confederal sufría desde principios de 2020 una caída lenta pero gradual que lo alejaba de sus últimos resultados electorales (35 escaños). Sin embargo, desde hace algunos meses esta tendencia parece haberse detenido e, incluso, han logrado repuntar levemente en los sondeos.

En el estudio de enero el espacio confederal obtiene un estimación de voto del 11,5% y una proyección de 29 escaños. Aunque se aprecia cierta recuperación, Unidas Podemos continúa por debajo de sus últimos resultados electorales.

A juicio de Álvarez, "parece haber detenido la tendencia a la baja suave, pero constante, que le llevó a estar por debajo del 10% de los votos. A partir del verano, la popularidad de Yolanda Díaz parece haber conseguido frenar esa tendencia y recupera posiciones. Aunque todavía está por debajo de los resultados de noviembre del 19".

Ciudadanos constata su hundimiento y solo optaría a sacar un escaño por la Comunidad de Madrid. Por bloques, el PP, Vox y Ciudadanos sumarían 171 escaños, mientras que el Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos contaría con 135 escaños; si se suman los del denominado bloque de la investidura (de formaciones como ERC, PNV, EH Bildu o Más País), estarían alrededor de 160, por lo que la gobernabilidad sería bastante difícil en este escenario.

Más noticias