Público
Público

Encuestas electorales El PP supera al PSOE aupado por el efecto Ayuso, pero tendría muy difícil formar Gobierno, según las encuestas

Según el estudio de 'Key Data' para 'Público', el PP obtendría 115 escaños y el PSOE, 110. Vox subiría hasta los 54 diputados y Unidas Podemos bajaría hasta los 25. Estos números dejarían un escenario de difícil gobernabilidad y suma de mayorías en el Congreso.

Key Data generales mayo
Estimación de escaños en el barómetro del mes de mayo. Fuente: Key Data

Tres años después de la moción de censura que desalojó a Mariano Rajoy de La Moncloa, el PP vuelve a ser la primera fuera en los sondeos. Desde que Pedro Sánchez llegó al Gobierno, primero en solitario y después en coalición con Unidas Podemos, los socialistas se situaban como el primer partido encuesta tras encuesta con un PP estancado que ha llegado a estar más de diez puntos por detrás del PSOE.

Sin embargo, el resultado de las elecciones autonómicas en la Comunidad de Madrid ha dado aire a los de Pablo Casado a la vez que ha golpeado a los socialistas, cambiando por completo el escenario demoscópico. Según el estudio elaborado por Key Data para Público, el PP es la primera fuerza en los barómetros de mayo, en los que recupera hasta 20 escaños.

Los conservadores, con una estimación de voto del 27% (en muchas de las encuestas anteriores a las elecciones madrileñas apenas llegaban al 20%), obtendrían 115 escaños, superando con holgura la barrera de los 100 diputados que mantienen desde las elecciones generales de abril de 2019, cuando tocaron suelo electoral con 66 asientos en el Congreso.

La recuperación del PP se produce, sobre todo, gracias a la captación de votos en sus comunidades nicho: Madrid, Castilla y León y Andalucía. En la Comunidad de Madrid los de Casado obtendrían 24 escaños, 4 más que en las elecciones de noviembre de 2019; también ganarían 4 en Castilla y León, territorio en el que se harían con 17 diputados; en Andalucía, comunidad en la que más crecen, obtendrían cinco escaños más que en las últimas generales, y lograrían un total de 15 diputados.

La subida del PP en las encuestas parece una consecuencia directa de la victoria de Isabel Díaz Ayuso en la Comunidad de Madrid, la primera de los conservadores en mucho tiempo, después de haber obtenido malos resultados en territorios como Catalunya o Euskadi. 

"La derecha está viviendo un momento dulce tras los comicios de la Comunidad de Madrid y el triunfo de Isabel Díaz Ayuso. Se dice que 'la victoria tiene muchos padres, la derrota es huérfana', y eso explica, en parte, que tras un éxito electoral buena parte de los electores se apunten al caballo ganador. Sin unas elecciones a la vista, muchos votantes vuelven a confiar en el PP, a la espera de ver cómo se articula la oferta nacional en la que estará Casado, no Ayuso, y cómo gestionan la alianza con Vox", explica Paz Álvarez, directora técnica de Key Data.

Sería aquí donde residiría la clave de este vuelco en los sondeos: el efecto Ayuso recupera a buena parte de los electores desencantados con el partido desde las elecciones de abril de 2019, a la espera de ver en los próximos sondeos si se trata de un escenario extraordinario que se produce al calor de las elecciones de Madrid, y que podría ir perdiendo efecto con el tiempo, o si, al contrario, es un vuelco estable que arroja un nuevo escenario.

"Las elecciones en Madrid y Ayuso han monopolizado las informaciones y su presencia en los medios de comunicación ha sido continua; ahora, es muy probable que la presidenta madrileña desaparezca de las agendas de la política estatal y Casado ocupe ese lugar. Hay que esperar para ver si el presidente del PP es capaz de sostener ese efecto ganador en el tiempo o si retrocede en próximas encuestas", apunta Álvarez.

El auge del PP viene acompañado de una caída importante del PSOE. Los de Pedro Sánchez salían victoriosos de las encuestas desde que llegaron al Gobierno y en los sondeos de 2020 y 2021 su estimación de voto más repetida superaba el 30% frente a un PP que en ocasiones ni siquiera llegaba al 20.

En el estudio de Key Data los socialistas tienen una estimación de voto del 26,2%, casi un punto por debajo del PP y casi dos puntos por debajo del porcentaje de votos que obtuvieron en las elecciones de noviembre de 2019 (28%). Con esta estimación, el PSOE tendría 110 escaños, 10 menos de los que tiene ahora en el Congreso. Más de 2 millones de votos de los que tienen ahora los socialistas irían a parar a los indecisos, a la abstención y a los votos nulos o en blanco.

También sale favorecido de las elecciones madrileñas, aunque en mucha menor medida, la ultraderecha. Vox obtiene en el estudio una estimación de voto del 16,4%, más de un punto por encima del porcentaje de sufragios que tuvieron en las últimas generales (15,21%). Los de Santiago Abascal alcanzarían los 54 escaños (ahora tienen 52 diputados en la Cámara Baja).

El crecimiento de los dos partidos de la derecha se produce gracias al derrumbe de Ciudadanos. En el estudio de Key Data los de Inés Arrimadas apenas tendrían un 3,5% de los votos, lo que les valdría un escaño (por Madrid), asomando al partido naranja al precipicio de la desaparición (como ocurrió en la Comunidad de Madrid).

"Como adelantábamos en los comentarios previos a las elecciones madrileñas, dos fracasos electorales tan sonados como los experimentados por Ciudadanos en las últimas elecciones autonómicas en Cataluña y Madrid, han llevado a la formación naranja al borde de la desaparición. A la vez que un buen número de cargos públicos abandonan esta formación política, los votantes también se mueven hacia otras formaciones", explica Álvarez.

Retrocede también en este estudio Unidas Podemos, aunque sus números no son muy distintos de los que arrojan las encuestas desde hace casi un año. La formación morada obtiene un 10,2% en estimación de voto (casi tres puntos menos que en las elecciones de noviembre de 2019) y una proyección de 25 escaños (10 menos que en los comicios).

Más allá de los cuatro grandes partidos a nivel estatal destaca el crecimiento de Más País, aupado por los buenos resultados electorales de su marca madrileña. Los de Íñigo Errejón obtienen un 3,3% en estimación de voto (casi un punto más que en las anteriores elecciones) y doblarían sus escaños, pasando de los dos actuales, a cuatro. 

Estos números abocan a un escenario donde la gobernabilidad sería muy difícil. La suma de las derechas daría 170 diputados, mientras que el bloque de la investidura sumaría alrededor de 165 escaños. Si a este bloque se sumara JxCat lograría superar por un diputado al bloque de las derechas con 171 diputados. Ninguna de las alianzas sumarían una mayoría absoluta en ningún escenario y su diferencia estaría alrededor de los 3 escaños, por lo que, más allá de una investidura, sería muy complejo sacar adelante medidas legislativas importantes en el Congreso, como los Presupuestos Generales del Estado.

"El PP no podría gobernar solo con el apoyo de Vox. Necesitaría, al menos, la abstención de otras fuerzas políticas como Navarra Suma, Coalición Canaria, Ciudadanos o el PNV. Es más fácil conseguir la mayoría con un nuevo pacto de izquierdas, pero en cualquier caso la gobernabilidad sería muy difícil con un Parlamento como el que se configuraría si se celebraran elecciones generales", concluye Paz Álvarez.

Más noticias