Público
Público

Soria, recibido como un héroe en el PP canario tras dimitir por sus mentiras con sus empresas

Cospedal defendió que el ex ministro de Industria no es un corrupto, sino que dimitió por un "error de comunicación". Ambos acudieron este viernes al comité del partido en las islas, donde se elegía a su sucesor, Asier Antona.

José Manuel Soria, exministro de Industria, expresidente del PP de Canaria y exdiputado, recibido como un héroe en el PP canario tras dimitir por sus mentiras con sus empresas

ANA PARDO DE VERA

@pardodevera

MADRID.- El exministro de Industria, expresidente del PP de Canaria y exdiputado, José Manuel Soria, fue recibido este viernes por sus excompañeros de partido con largos aplausos, abrazos y muestras de apoyo, tras verse obligado a renunciar a todos sus cargos hace exactamente una semana por mentir reiteradamente sobre su situación de la empresa que figuraba en los 'papeles de Panamá', otra empresa radicada en Londres y su aparición en una sociedad domiciliada en Jersey, paraíso fiscal por excelencia ubicado en el Canal de la Mancha.

Soria acudió este viernes junto a la secretaria general del PP, Dolores de Cospedal, al Comité regional del PP de Canarias que eligió a su sucesor al frente del mismo, Asier Antona, un hombre de la confianza del exministro que ya había sido señalado y posicionado como sucesor por el propio Soria, si bien la filtración de los 'papeles de Panamá' con su nombre precipitó los acontecimientos.

El exministro fue aplaudido de forma cerrada y unánime en varias ocasiones, al inicio, durante y al final del Comité, han comentado varios de los asistentes, que tampoco han ahorrado elogios hacia Soria. Aunque, sin duda, la más contundente fue Cospedal, cuando aclaró a los presentes que quien fue su presidente renunció "por un error de comunicación", no porque lo suyo fuera "corrupción".

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ya elogió este miércoles a quien considera "un buen amigo" que hizo un buen trabajo al frente del Ministerio de Industria; así lo dijo en rueda de prensa en La Moncloa, tras reunirse con el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. Fue la primera vez que Rajoy se refirió a su exministro desde que estalló el escándalo, pero dejó claro que -al menos, de cara a la galería- Soria es una víctima de la comunicación, en absoluto de sus propias mentiras y contradicciones.

Contrasta, sin embargo, la actitud de Rajoy y Cospedal con otras voces del PP o del Gobierno, que, cuando ya demostró públicamente que Soria mentía conforme se sucedían las informaciones, mantuvieron silencio, hablaron de lo poco convincentes que resultaban sus explicaciones (Pablo Casado o Javier Maroto) y sentenciaron que "un miembro del Gobierno no puede haber operado en paraísos fiscales", como advirtió el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, a las pocas horas de renunciar Soria.