Público
Público

El sustituto de Uriarte como diputado por Valencia fue despedido por el PP en plena crisis

Juan Vicente Pérez Aras, un “fontanero” con años de servicio, se quedó en la calle por un ERE aplicado al personal de la sede regional del partido en la Comunitat Valenciana al acabar 2012

Publicidad
Media: 2
Votos: 3

El nuevo miembro del grupo parlamentario popular en el Congreso de los Diputados, Juan Vicente Pérez Aras. /Facebook

MADRID. -El nuevo miembro del grupo parlamentario popular en el Congreso de los Diputados, Juan Vicente Pérez Aras, ha conocido personalmente los rigores de la crisis y de las restricciones presupuestarias aplicadas por el Gobierno presidido por Mariano Rajoy. Al acabar el año de 2012 fue despedido por su empresa, que no era otra que el propio Partido Popular en la Comunitat Valenciana.

Pérez Aras, que tomará posesión de su acta de diputado en el curso del pleno extraordinario que c elebrará la Cámara baja la semana próxima, llevaba muchos años trabajando como asesor en el área de organización en la estructura regional del partido conservador. “De hecho es uno de los fontaneros que mejor conoce el PP valenciano”, asegura a Público una persona conocedora de la trayectoria del partido conservador en los últimos años en la Comunitat Valenciana.

Pérez Aras se encontró en la calle "de un día para otro” a causa de los ajustes decididos por el entonces secretario general, Serafín Castellano


El nuevo parlamentario nacional, que sustituye al dimisionario Ignacio Uriarte, se encontró en la calle “de un día para otro”, aseguran otras fuentes consultadas por este periódico, debido a los ajustes económicos aplicados por el entonces secretario general del partido, Serafín Castellano, actualmente delegado del Gobierno en esa comunidad autónoma.

Se da la circunstancia de que Pérez Aras milita en Benissanó, la misma localidad de la provincia de Valencia en que arrancó la carrera política de Castellano, que se convirtió en secretario general del PP regional cuando Alberto Fabra sustituyó a Francisco Camps –-con el que fue conseller-- tras su dimisión al frente de la Generalitat y en el partido en 2011 cuando se le abrió juicio oral por el caso de los trajes dentro de la trama Gürtel.

Castellano aplicó una fuerte reducción de gastos y abrió un ERE al personal de la plantilla del partido. El partido conservador también se vio afectado por los fuertes recortes en las subvenciones a los partidos políticos aplicados por el Gobierno de Rajoy y la propia Generalitat Valenciana presidida por Fabra. Uno de los afectados fue Pérez Aras.

Este nuevo diputado, licenciado en Ciencias Políticas por el CEU San Pablo, de 51 años, ha estado siempre vinculado a la formación conservadora. Ya en el año 1998 fue contratado, pese a las denuncias de la oposición socialista, en Girsa, una empresa pública de la Diputación de Valencia que presidía entonces Manuel Tarancón, y que se dedicaba al tratamiento de los residuos sólidos. En aquella época era concejal de su pueblo, responsabilidad que ostentó entre 1991 y 2007.

El nuevo diputado nacional figuró en el puesto 38 de 40 en las autonómicas, y en el 13 de 16 en las generales, pero llega al Congreso por el elevado número de bajas en el PP


En las elecciones autonómicas de 2011 figuró en el puesto 38, de un total de 40, por la circunscripción de Valencia. Pese a la victoria del PP por mayoría absoluta y la dimisión de no pocos diputados del PP en esa lista tras ser imputados en varias causas de corrupción Pérez Aras no accedió a un puesto de diputado autonómico.

Meses después, sin embargo, también fue incluido en la lista de la candidatura del PP por la misma circunscripción a los comicios generales. Ocupó del puesto 13 de un total de 16. El PP logró 9 escaños, ganando con un porcentaje superior al 50% de votos en esa provincia. Ahora, tras la dimisión de cuatro parlamentarios por diversas razones –-Susana Camarero, Esteban González Pons, Rubén Moreno e Ignacio Uriarte, el último-- le ha tocado el turno cuando falta menos de un año para acabar la legislatura.

Tras ser despedido como empleado en la sede regional del PP Pérez Aras fue acogido por el presidente provincial del partido, Alfonso Rus, enemistado con Serafín Castellano y el propio Alberto Fabra. Pérez Aras comenzó a trabajar meses después en la estructura provincial del PP en Valencia y en los servicios de la Diputación, que también preside Rus.