Público
Público

CIS Solo un tercio de los españoles estaría dispuesto a ponerse la vacuna contra la covid de forma inmediata

Según un estudio del CIS, el 55% prefiere esperar a conocer los efectos mientras que el 8,4% de los encuestados no quiere vacunarse en ningún caso.

Personal sanitario trabaja con muestras positivas de la covid-19 en el laboratorio de un hospital.
Personal sanitario trabaja con muestras positivas de la covid-19 en el laboratorio de un hospital. Enric Fontcuberta / EFE

PÚBLICO / EFE

Solo el 32,5% de los españoles estaría dispuesto a ponerse la vacuna de la covid-19 de forma inmediata, según los datos del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) que este viernes ha publicado la segunda oleada de su estudio especial sobre el coronavirus.

El estudio, elaborado entre el 23 y 26 de noviembre con entrevistas a 2.131 personas, también refleja que algo más de la mitad, un 55,2%, prefiere esperar a conocer los efectos de la vacuna. Mientras, el 8,4% de los encuestados no quiere vacunarse en ningún caso.

Sobre la población dispuesta a vacunarse inmediatamente, los datos del CIS muestran que la cifra ha ido disminuyendo a lo largo de los meses. En el barómetro de septiembre eran el 44,4%, en el de octubre el 40,2% y en el de noviembre -realizado entre los días 3 y 12-, el 36,8%.

En el último estudio, publicado este viernes, el porcentaje aumenta al 37,9% si se lo recomendara su médico por su historia clínica o por miedo a contagiar a algún familiar cercano, mientras que el 16,7% mantiene su negativa rotunda incluso en estos casos. De los que prefieren conocer antes sus efectos, seis de cada diez (59,6%) sí que se la suministraría inmediatamente por consejo médico o por temor a infectar a sus allegados, pero el 26,2% seguiría sin hacerlo.

Nueve de cada diez (91,8%) dicen sentirse mucho o bastante preocupados por la crisis sanitaria; en el 44,4% de los casos se ha visto bastante afectada la familia directa de los encuestados y en un 11,7% muy afectada, mientras que el 38,9% afirma que poco o nada.

El ámbito de afectación más citado son las relaciones y formas de vivir (49,8%), seguido de aspectos emocionales (40,8%), laborales (40,5%), económicos (38,5%) y de salud (31,1%). Casi la mitad, un 46,3%, piensa que las personas más castigadas por la pandemia son los mayores.

Siete de cada diez (73,8%) se sienten más intranquilos, un 64,1% más agobiados y un 62,3% más ansiosos, aunque también más desilusionados (58,3%), temerosos (49,2%) y asustados (49%). La salud del 61,9% de los españoles era buena antes del confinamiento, una situación que sigue igual para el 67,8%, mientras que ha empeorado para el 27,5%.

Más sanciones y multas

Casi ocho personas de cada diez, el 78,4%, quiere que se endurezcan las medidas impositivas, como sanciones o multas, si no se siguen las normas de protección contra la expansión de la pandemia. El 16% de los encuestados confía en que las personas cumplan voluntariamente con las medidas dictadas, como el distanciamiento social o el uso de mascarillas.

El estudio del CIS señala también que el 45,5% cree que la reacción de la mayoría de los españoles en la crisis ha sido ejemplar y se siente orgullosa de su país, frente a un 43,5% que se muestra en desacuerdo con esa afirmación. Un 80,3% estima que, después de la desescalada inicial, muchas personas empezaron a saltarse las normas y solo un 36,6% cree que, cuando termine la pandemia, las cosas volverán a ser más o menos como antes, frente a un 55,6%, que está en desacuerdo con esa pregunta.

Respecto al estado de alarma, aprobado en octubre por el Congreso, el 38,2% de los encuestados está bastante de acuerdo con la medida y un 19% muy de acuerdo, mientras que nada de acuerdo se manifiesta el 18,3% y poco de acuerdo el 16,9%. El CIS pregunta también por si se debería dictar un estado de aislamiento y reclusión en las casas, lo que es rechazado por el 63,1% y respaldado por el 27%.

Más noticias de Política y Sociedad