Público
Público

Encuestas electorales El Gobierno de coalición sufre desgaste pero se mantiene un año después de las elecciones, según los sondeos

El observatorio 'Key Data' le da al PSOE una proyección de 117 escaños con una estimación de voto constante en el tiempo que no ha sufrido desgaste tras el primer año de Gobierno; Unidas Podemos continúa con su tendencia negativa y caería hasta los 30 escaños. Vox consolida su crecimiento y el PP y Ciudadanos se estancan.

Key Data
Estimación de escaños en el barómetro del mes de noviembre. — Fuente: Key Data.

El año más atípico e intenso desde el punto de vista político, con una pandemia mundial sin precedentes, no ha supuesto un gran desgaste de las proyecciones demoscópicas del Gobierno de coalición, que un año después de las elecciones parece mantenerse en sus tendencias. Así lo refleja el estudio elaborado por el observatorio de Key Data para Público, que recoge el análisis demoscópico de las principales fuerzas políticas en las distintas encuestas publicadas en noviembre.

El mejor parado en el estudio es el PSOE que, un año después de los comicios del 10 de noviembre de 2019, se ha mantenido constante en su estimación de voto, y que en noviembre de este año tiene una proyección de 117 escaños. Su estimación en este estudio es del 27,3%, una cifra que se sitúa dentro de la horquilla que los socialistas mantienen desde el 10-N y que ya es una tendencia consolidada.

"A un año de las elecciones normalmente lo esperable es que no hubiera pasado nada, porque la gente suele ser coherente con sus acciones y lo lógico es que no hubiera pasado nada. El matiz es que ha sido un año tremendo en el que ha pasado de todo, y, para todo lo que ha pasado, el PSOE ha sufrido muy poco desgaste", explica Paz Álvarez, directora técnica de Key Data.

Estimación de voto y escaños en el barómetro de noviembre. Fuente: Key Data

El estudio recoge que el mantenimiento del Ejecutivo de coalición se produce gracias a la resistencia de la tendencia demoscópica del PSOE y que, en este caso, el desgaste se achaca a la otra fuerza política que sostiene al Gobierno: Unidas Podemos. A diferencia de los socialistas, la formación morada sí que protagoniza una caída lenta y gradual desde las elecciones y en el análisis de noviembre los de Pablo Iglesias obtienen una proyección de 30 escaños con una estimación de voto del 10,8%.

Sin embargo, precisa Álvarez, "el desgaste de Podemos venía ya de antes. Hace unos años tenía unos 70 escaños, y en noviembre de 2019 lograron 35, una cifra de la que parecen seguir bajando. Esta caída no es tan achacable al año de gobierno ni a la pandemia como a su propia tendencia negativa, que arrastran desde hace tiempo".

Con todo, el Gobierno de coalición sumaría 147 escaños, 8 menos que los parlamentarios que tienen en la actualidad en el Congreso. En el espacio más conservador, el estudio de noviembre detecta un estancamiento del PP y de Ciudadanos y un refuerzo de Vox. El análisis demoscópico da a los de Pablo Casado una proyección de 93 escaños, 4 más de los que tiene ahora, con una estimación de voto del 22,4%.

La derecha se refuerza pero sigue lejos del Gobierno

En el caso de Vox, la formación de ultraderecha sumaría cinco escaños y lograría tener a 57 parlamentarios en la Cámara Baja, con una estimación de voto del 15,9% (casi un punto más que en las elecciones de noviembre de 2019). Las tendencias demoscópicas de PP y de Vox parecen estar relacionadas y han sufrido variaciones debido a la pandemia del coronavirus.

Los de Santiago Abascal mantenían una tendencia creciente tras los comicios del 10-N, pero con la irrupción de la covid-19 experimentaron varios meses de caídas a costa del refuerzo del PP como efecto del denominado voto refugio, que provoca que en tiempos de crisis e incertidumbre los votantes se 'refugien' en los partidos en los que perciben una mayor estabilidad y seguridad.

"Al principio de la pandemia parecía que había una reagrupación de voto en torno al PP y ahora parece que Vox recupera esa parte de voto que se fue al PP. Incluso está por encima del voto que tuvo en noviembre del año pasado; y esto en abril no era así, porque en abril Vox fue cayendo y llegó a estar en julio en el 13% de estimación de voto, y desde ahí empezó a subir, en cuanto volvimos a la normalidad", explica Álvarez.

Por esto, la directora técnica del gabinete demoscópico cree que el crecimiento demoscópico de Vox no se debe a la moción de censura defendida por los de Santiago Abascal en octubre. “No hay un punto de inflexión; hay, más bien la continuidad de una tendencia que se ve reforzada por la moción de censura, que no ha provocado un pico o crecimiento importante. En cambio, el PP está estancado desde después del verano”.

Ciudadanos es otro de los partidos que consolida su estancamiento. El estudio da una proyección de 9 escaños a los de Inés Arrimadas, con una estimación de voto del 6,9%, una cifra que no se mueve apenas respecto a la de las elecciones de noviembre de 2019. La formación naranja no consigue, pese a sus esfuerzos por hacerse visible, que su partido recupere la posición de hace año y medio y continúa rondando el siete por ciento de los votos válidos y la decena de escaños, un techo que no consigue romper.

"En septiembre parecía que Ciudadanos podía remontar y romper su tendencia, pero al final no ha sido así. Es muy complicado darle la vuelta a esta situación porque está en unos niveles (de estimación de voto) muy peligrosos", asegura Álvarez. Las tres formaciones del espacio conservador sumarían 159 escaños, aunque su lejanía de la mayoría absoluta y su incompatibilidad con el resto de partidos del arco parlamentario parecen alejar la posibilidad de que pudieran formar gobierno.

Más noticias de Política y Sociedad