Público
Público

Encuestas electorales Key data La gestión de la pandemia erosiona levemente a la coalición de Gobierno, mientras la derecha crece, pero no suma

Según las estimaciones del gabinete de 'Key Data' para 'Público', el PSOE obtendría 117 escaños en unas eventuales elecciones, mientras que UP bajaría hasta los 29 escaños. En la derecha, el PP se estanca y pierde el apoyo cosechado durante la primavera. Aunque Vox y Cs también crecen ligeramente, están lejos de sumar mayoría absoluta.

Proyección de escaños si se repitieran las elecciones generales / Fuente: Key Data
Proyección de escaños si se repitieran las elecciones generales / Fuente: Key Data

marta monforte

La segunda ola del virus, unida a las difíciles expectativas económicas que pronostican los organismos internacionales para la economía española, apenas pasan factura al Gobierno de coalición conformado por PSOE y Unidas Podemos. El Ejecutivo resiste en las encuestas, aunque muestra signos de cierto desgaste debido al aumento de casos de covid-19, hospitalizaciones y defunciones. El PSOE mantiene su liderazgo, acusando únicamente un ligero descenso en intención de voto y escaños, mientras que Unidas Podemos mantiene su suave tendencia a la baja. Pierde más de un punto de voto válido y seis escaños.

Según las estimaciones de Key Data para Público la imagen demoscópica del país no cambia de manera drástica. La derecha recorta distancias con las formaciones presididas por Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, pero sigue lejos de la mayoría absoluta, al carecer de aliados en el resto del hemiciclo. El PP crece ligeramente pero no llega a los añorados 100 escaños. Mientras que Vox invierte su tendencia a la baja y supera los resultados de noviembre de 2019, lo que no sucedía desde hace más de seis meses. Ciudadanos, por el contrario, se estanca y obtendría un resultado similar al de hace un año.

El último estudio del observatorio continuo de Key Data, que analiza datos de las últimas grandes encuestas públicas y privadas del país, da al PSOE una estimación de 117 escaños si tuvieran lugar unas hipotéticas elecciones, tres diputados menos de los que los socialistas obtuvieron en los comicios de noviembre de 2010. Esos tres los perderían por Andalucía, una de las comunidades que más escaños reparte y en las que gobierna PP y Ciudadanos.

Paz Álvarez, directora técnica del gabinete demoscópico, explica a este diario que "era de esperar un desgaste mayor" para el Gobierno "y más en estas circunstancias" en las que la segunda ola de covid-19 ya ha llegado a España. "Sin embargo, está en unos niveles parecidos", señala. Álvarez acacha el ligero descenso a que el Gobierno "se relajó" con el virus en verano y al choque entre la presidenta madrileña Isabel Díaz Ayuso y el ministro Salvador Illa.

Por su parte, Unidas Podemos es la formación más perjudicada de la coalición de Gobierno. Los morados obtendrían un 11,5% de los votos- más de un punto respecto a los comicios de 2019- y perderían 6 escaños y pasarían de 35 a 29. Los de Iglesias perderían un escaño en Catalunya, Euskadi, Madrid, Baleares y Galicia. En Andalucía perderían dos, mientras aumentarían la representación en la Comunidad Valenciana, donde gobiernan junto a Compromís y el PSOE.

Proyección de escaños frente a resultados electorales del 10-N Fuente: KeyData

Álvarez explica que es "lógico" que Unidas Podemos se desgaste más que el PSOE porque en épocas de crisis "los electores tienden hacia los valores seguros" que en este caso son las formaciones que han gobernado muchos años, como populares y socialistas. "A los dirigentes de Podemos se les ve más políticos y menos gestores". Además, explica que los ministros y ministras de Unidas Podemos apenas han tenido presencia en el Ejecutivo, a excepción de Yolanda Díaz, ministra de Trabajo Social, a la cual se valora "muy positivamente".

La derecha sube pero no tiene posibilidades de gobernar

En los meses primavera se veía una tendencia que reforzaba al PP a costa de Vox y de Ciudadanos, pero ahora los Pablo Casado ven cómo descienden respecto a las anteriores encuestas a la vez que los ultraderechistas crecen. En estos análisis todavía no está valorado el giro estratégico que emprendió el jueves el líder del PP respecto a Vox durante la moción de censura. Si bien en el anterior sondeo el PP obtenía una estimación de 98 escaños ahora se quedaría en los 94, cinco más de los que tiene en la actualidad. Según la demoscopia, los socialistas mantendrían una ventaja de más de 20 escaños sobre el principal partido de la oposición.

"El PP se ha estabilizado en el crecimiento, mientras que Vox vuelve a subir", explica Paz Álvarez. La experta señala que el movimiento de Casado durante la moción de censura fue "muy sorprendente" y que "está por ver" las repercusiones del mismo en la demoscopia. Sin embargo, apunta a que "es posible" que gran parte de la ciudadanía no haya estado pendiente del debate en el Congreso y tampoco haya visto ningún cambio en el líder del PP. "Se verá más si se distancian de Vox allí donde gobiernan apoyados por ellos", analiza. "Si el PP es juega bien sus cartas, aprovechará ese hueco en el centro".

Ciudadanos vuelve a los mismos números de noviembre de 2019 y solo consigue sumar un escaño más por Madrid

El estudio le da a Vox 55 escaños y a Ciudadanos, 11 (tres diputados más para los ultraderechistas y uno para los naranjas). Desde Key Data explican que Vox vuelve a captar "el voto indignado y enfadado", especialmente ahora que la situación en España vuelve a estar descontrolada por el covid-19. Mientras que Ciudadanos vuelve a los mismos números de noviembre de 2019 y solo consigue sumar un escaño más por Madrid. "En un escenario como el suyo es difícil revertir esa tendencia a la baja", señala Álvarez.

Sin embargo, y aunque las tres formaciones suman 160 escaños, nueve más de los actuales, están lejos de sumar en el Congreso por la falta de alianzas. Se requieren 176 escaños para lograr la mayoría absoluta y, actualmente, las derechas solo podrían sumar a UPN, Foro Asturias y Coalición Canaria.

Asimismo, las formaciones independentistas catalanas también muestran su fortaleza ante unas hipotéticas elecciones generales, al igual que los partidos nacionalistas vascos. Esquerra Republicana se quedaría en 13 escaños mientras que Junts per Catalunya pasaría de 8 a 10. El PNV y EH Bildu se quedarían exactamente igual que ahora, con 6 y 5 escaños respectivamente.

Más noticias de Política y Sociedad