Público
Público

Teresa Rodríguez El empresario que simuló besar a Teresa Rodríguez paga la fianza de 14.560 euros

La Fiscalía de Sevilla solicita para el exvocal de la Cámara de Comercio de Sevilla Manuel Muñoz Medina un año y nueve meses de cárcel

El empresario Manuel Muñoz Medina, en los juzgados de Sevilla. E.P.

EUROPA PRESS

El empresario y exvocal de la Cámara de Comercio de Sevilla Manuel Muñoz Medina ha abonado la fianza de 14.560 euros que le impuso la juez de Instrucción número 11, que ha abierto juicio oral contra el acusado por los hechos ocurridos el 20 de diciembre de 2016 en la sede de la Cámara, cuando se dirigió a la coordinadora general de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, y simuló besarla.

En un auto fechado el día 14 de diciembre, al que ha tenido acceso Europa Press, la juez Cristina Loma tiene por aportado el justificante de ingreso en la cuenta del Juzgado de la suma de 14.560 euros que exigió como fianza al empresario a fin de asegurar las responsabilidades civiles que le pudieran corresponder.

De este modo, la magistrada declara "bastante" la fianza constituida para garantizar las responsabilidades exigidas y declara solvente a Manuel Muñoz Medina, a quien la juez requirió para que abonara dicha cantidad en el plazo de un día bajo el apercibimiento de que, "de no prestarla, se le embargarán bienes en cantidad suficiente para asegurar la suma señalada".

De los 14.560 euros fijados como fianza, 11.200 euros se corresponden con la "indemnización fijada en concepto de responsabilidad civil por el delito a favor de Teresa Rodríguez -4.000 euros- y multa de ocho meses a razón de 30 euros diarios", mientras que los 3.360 euros restantes "inicialmente se fijan para intereses y costas".

La juez, en este sentido, fija la indemnización en concepto de responsabilidad civil en 4.000 euros dada "la petición de indemnización por daño moral" que interesan el Ministerio Fiscal y la acusación particular, "teniendo en cuenta la naturaleza de los hechos imputados, el carácter puntual del mismo referida a persona pública con relevante repercusión social y teniendo en cuenta lo acreditado por las acusaciones sobre la realidad del mismo".

En el mismo auto de 1 de diciembre donde le impuso la fianza, la juez abrió juicio oral contra el empresario por presuntos delitos de atentado a la autoridad y contra la integridad moral, declarando a la Audiencia Provincial de Sevilla órgano competente para el enjuiciamiento.

La Fiscalía de Sevilla ha solicitado para el empresario un año de cárcel y el pago de una multa de 2.100 euros por un delito de atentado a la autoridad y nueve meses de prisión por un delito contra la integridad moral, así como el pago de una indemnización de 1.000 euros por los "perjuicios personales" causados a Teresa Rodríguez.

El abogado de Teresa Rodríguez, Luis de los Santos, reclama para el empresario seis meses de prisión por un delito contra la integridad moral y un año de cárcel y el pago de una multa de 7.200 euros por un delito de atentado a la autoridad del artículo 550.3 del Código Penal, así como que indemnice a su patrocinada con 6.500 euros.

El Ministerio Público relata en su escrito de acusación, consultado por Europa Press, que el 20 de diciembre de 2016 se celebró en la sede de la Cámara de Comercio de Sevilla un acto al que había sido invitada, entre otras autoridades, Teresa Rodríguez "en su condición de miembro del Parlamento de Andalucía por la formación Podemos Andalucía, de la que es portavoz".

La Fiscalía dice que, una vez terminado el acto al que la parlamentaria había acudido, y a instancias del presidente de la Cámara de Comercio, Francisco Herrero, Teresa Rodríguez fue invitada por la jefa de Protocolo a subir a aquella primera planta, "donde éste quería saludarla y mostrarle las dependencias y proyectos de la Cámara". De este modo, la parlamentaria accedió a ello y, "tras intercambiar un saludo" con el presidente de la Cámara, accedió a su despacho, del que salió "de inmediato" para saludar a un vocal de la institución, momento en el que salió del lugar donde se servía la copa el acusado.

El Ministerio Público afirma que el acusado, "al saber que Teresa Rodríguez se encontraba allí, con la intención de menoscabar su dignidad como mujer y sabedor de su condición y de la actividad que desempeñaba, se dirigió a ella, rodeándola con su brazo derecho por la espalda, llegando a empujarla, mientras ponía la otra mano sobre la boca" de la parlamentaria, "besándose su propia mano, en lo que simulaba ser un beso en los labios" a Teresa Rodríguez.

La coordinadora de Podemos en Andalucía, "que en ese instante se encontraba" con Francisco Herrero y un vocal de la Cámara en el umbral de la puerta del despacho del primero, "no tuvo capacidad de reacción por lo inesperado de la situación, despidiéndose de estos para a continuación marcharse del lugar con la jefa de Protocolo, a la que de forma inmediata manifestó su malestar por lo sucedido".

Más noticias