Público
Público

El último tronco en el camino político de Ana Botella

CARLOS DEL CASTILLO

La etapa de Ana Botella como alcaldesa de Madrid ha estado marcada por la controversia. El luto de la capital tras el desastre del Madrid Arena, en el que murieron cinco jóvenes, y la contestada gestión de la tragedia por parte del Ayuntamiento ha sido la nota más negra de su mandato, pero ni mucho menos la única. La huelga de basuras o el fracaso de la candidatura de Madrid para los Juegos Olímpicos de 2020 han sido otras de las razones que la han apartado de la carrera por la Alcaldía.

Las dos muertes provocadas por las caídas de árboles y ramas en calles y parques de la ciudad han supuesto la última desgracia en su accidentado camino como regidora. El Ayuntamiento se ha esforzado en 'dejar claro' que 'el mantenimiento de los árboles es el adecuado y que la conservación es positiva' y que no se ha realizado ningún recorte en el servicio, la política de privatización ha afectado también a la conservación de los árboles.

Según los datos suministrados a este medio por el sindicato de Comisiones Obreras, en los últimos siete años el número de jardineros ha pasado de 335 a 230. Las bajas y jubilaciones no se sustituyen. Desde del área de Medio Ambiente del Consistorio se asegura que el personal se ha repuesto con el de las empresas privadas concesionarias, que deben cumplir con unos 'indicadores de calidad' si no quieren que se les 'descuente' la parte proporcional del contrato. 'El servicio es el adecuado y no ha habido ningún recorte', asegura a Público una portavoz del Ayuntamiento. 

'Es todo mentira. Dicen que es por las plagas o por exceso de agua pero es mentira. ¿Qué exceso de agua, si apenas ha llovido?' asegura un jardinero de una de estas contratas privadas. 'El problema es que los árboles han dejado de cuidarse y no damos a basto. Aquí por ejemplo estoy yo solo', señala en una las entradas de uno de los mayores parques de Madrid, pidiendo que no se cite su nombre, 'no sea que me busquen las vueltas después de 15 años aquí...'

'Tenemos un patrimonio de árboles enorme y es cierto que desde hace tiempo el mantenimiento no es el adecuado. Igual que se ha recortado en Sanidad o en Educación también se ha recortado en el mantenimiento de los jardines. El último recorte grande fue cuando la huelga de basuras, entonces los jardineros también estaban en huelga, pero eso se dijo menos', declara a este medio una fuente autorizada del Ayuntamiento de Madrid, que también solicita permanecer en el anonimato.

'Tenemos un patrimonio de árboles enorme y desde hace tiempo el mantenimiento no es el adecuado'La capital cuenta con dos millones de árboles, de los que 300.000 están ubicados en las aceras de sus calles. 'Hay múltiples causas para la caída, está claro que el recorte de servicios públicos se refleja también aquí, pero no es la causa esencial, es un factor más', explica Juan García Vicente, portavoz de Ecologistas en Acción.

'La mayoría son ya viejos y se han cuidado muy mal. Las podas han sido muy agresivas y no permiten que el árbol se recupere completamente de esas heridas, las obras se acumulan en las aceras y los árboles crecen de forma antinatural, van buscando la luz natural que no tienen en las calles y cada vez tienen el centro de gravedad más alto. Son gigantes con pies de barro', denuncia el ecologista.

Ante la alarma social y las muertes, lesiones y daños materiales provocadas por la caída de árboles y grandes ramas, el Ayuntamiento de Madrid ha lanzado una batería de medidas para analizar el problema. Ha puesto en marcha dos estudios en el Paseo de Recoletos y la Colonia del Manzanares, que se suman a la comisión de expertos que estudian los árboles del parque del Retiro.

La tala se incrementó un 230% del 2012 al 2013 y volverá a aumentar en 2014A su vez, también seguirá tirando de motosierra para intentar erradicar el problema. A pesar de los consejos de las asociaciones ecologistas sobre los daños que provoca en los árboles, el Consistorio ya ha anunciado que remodelará el plan de poda, que ya en los últimos años se ha incrementado un 60%, según los datos oficiales. Los criterios para la tala, que aumentó un 230% del 2012 al 2013, también se modificarán.

Ecologistas en Acción reclama un plan a 'corto, medio y largo plazo' que revise los 'plazos temporales de reposición' y tenga en cuenta la avanzada edad de muchos de los árboles de la capital. 'Hay que educar a la población en los pormenores de este plan y vigilar a las empresas concesionarias para que hagan una relación de todos los árboles que se están cortando', pide García Vicente. 

Hasta 17 caídas de árboles y ramas han dejado dos muertos y al menos media docena de heridos en la capital este verano.

El 21 de junio, un hombre que jugaba junto a sus hijos de corta edad en el Retiro murió aplastado por la caída de una rama.

El 21 de julio, una niña resulta herida en la cabeza tras la el desplome de un cedro en el Retiro.

El 6 de agosto, una rama de un árbol de grandes dimensiones cayó sobre la calle Montera , golpeando a varias personas que estaban en la terraza de un restaurante. Cinco de ellas resultaron heridas, entre ellas un niño. Una sombrilla del establecimiento evitó una desgracia mayor.

El 8 de septiembre, un hombre de 78 años murió cuando la caída de una rama le provocó un traumatismo craneoencefálico y un traumatismo torácico severo. Paseaba por barrio de Santa Eugenia, en el distrito de Villa de Vallecas.

Más noticias