Público
Público
Únete a nosotros

La Unidad de Guías Caninos de la Policía tiene un bar ilegal que genera miles de euros sin declarar

Lleva 20 años abierto y hay un agente encargado de esta “zona de ocio” clandestina, en cuya caja detectaron 5.200 euros no declarados a Hacienda, según Alternativa Sindical de la Policía. La Dirección General se justifica diciendo que es un “cuarto en desuso”, aunque reconoce que con el dinero se pagan reformas en las instalaciones.

Publicidad
Media: 3.25
Votos: 16

Imagen del bar ilegal de la Unidad de Guías Caninos de la Policía.

MADRID.- Desde hace una veintena de años en la Unidad de Guías Caninos de la Casa de Campo de Madrid hay un considerado “cuarto en desuso”, según la Dirección General de la Policía, donde los agentes pueden comprar bebidas y otros víveres, al margen de las viandas de las que pueden abastecerse con las máquinas de refrescos y tentempiés.

Sin embargo, Alternativa Sindical de la Policía (ASP) considera ese espacio un “bar-zona de ocio-cafetería” en el que se han llegado a detectar 5.200 euros no declarados a Hacienda.
También, según aseguran fuentes de dicho sindicato, hay un policía adjudicado a atender ese “local clandestino, aunque sus funciones son operativas dentro de la Unidad”.

Como demuestran las fotos que se adjuntan en la pregunta que este sindicato planteó a principios de año a la cúpula policial encabezada por Ignacio Cosidó, “en ese cuarto hay cajas de cerveza que no se consiguen en un supermercado, sino que tienen que ser compradas al suministrador de la marca. Sin embargo el dinero que genera ese local no es declarado a Hacienda ni aparece reflejado en los presupuestos de la Unidad”.

La Dirección General de la Policía contestó a ASP en el mes de marzo alegando que en realidad se trataba de “un cuarto en desuso, que sirve indistintamente para descanso de los policías y para tomar un refrigerio, debido a la ausencia de bares y/o cafeterías en las inmediaciones del recinto policial”.

20 años no es nada

La propia cúpula policial asegura en su respuesta al sindicato que “durante 20 años que se lleva utilizando nunca se ha producido ninguna queja sobre el funcionamiento del mismo, al contrario, se agradece el servicio que presta”.

Pero a pesar de esta necesidad reconocida por el jefe de Unidades Especiales, el comisario Juan Francisco Espinazo, la Dirección General de la Policía nunca se ha planteado instalar un bar legal en las instalaciones de la Casa de Campo.

Sobre el dinero hallado la respuesta a Alternativa Sindical de la Policía “parece poco clara”, según fuentes de la organización. En el escrito se asegura que el dinero generado y no declarado sirve para “adquirir pequeños regalos para obsequiar a otras unidades policiales españolas y extranjeras que visitan la unidad, a personal que se jubila o causa baja de la misma, o enviar coronas de flores en caso de fallecimiento de alguno de sus miembros o de familiares directos de sus integrantes, como fue el caso del padre de un representante de la propia Alternativa Sindical de Policía, a quien se envió una corona el pasado año”.

Sin embargo, las fuentes del sindicato consultadas explican que “como en cualquier trabajo gastos como los regalos entre compañeros se pagan a escote entre toda la unidad y los regalos entre unidades deberían entrar dentro de los presupuestos, así como las obras que dicen que se realizan con ese dinero”.

Y es que en la respuesta del comisario Espinazo también se reconoce que el dinero de ese “cuarto en desuso” sirve para realizar “pequeñas mejoras, necesarias y de carácter urgente, en las instalaciones caninas, que redundan en el beneficio de sus integrantes”.

Más noticias en Política y Sociedad