Público
Público

Vandalismo, mentiras y más desmemoria: las consecuencias de la retirada de la placa a Largo Caballero en Madrid

La placa dedicada a Largo Caballero ha sido destrozada por el Ayuntamiento de Madrid mientras las estatuas dedicadas al ministro republicano y a Indalecio Prieto sufren ataques vandálicos. Una comunicación interna del Consistorio ya advertía de que no era posible garantizar su integridad durante la retirada. Más Madrid, PSOE y UGT acudirán en los próximos días a los tribunales y denuncian un atentado contra la memoria democrática. 

La placa dedicada a Largo Caballero en Madrid hecha añicos tras su retirada a petición de Vox y con los votos de PP y Ciudadanos.-
La placa dedicada a Largo Caballero en Madrid hecha añicos tras su retirada a petición de Vox y con los votos de PP y Ciudadanos.-. UGT

ALEJANDRO TORRÚS

Pocas veces hay ejemplos concretos tan clarificadores de las consecuencias de una política ultra y reaccionaria por parte de una institución como el Ayuntamiento de Madrid y del revisionismo histórico de la extrema derecha. La placa de Largo Caballero, instalada con el consenso de todas las fuerzas políticas en 1981, honraba la memoria del que había sido el primer Ministro de Trabajo de la historia de una democracia española. Entre sus logros, la Ley de Contratos de Trabajo, que regulaba los convenios colectivos, protegía el derecho a huelga y establecía el derecho a siete días de vacaciones pagadas; el Seguro de Maternidad con carácter obligatorio y el Seguro de accidentes de trabajo

La decisión del Ayuntamiento de Madrid de retirar la placa, a propuesta de Vox y con los votos a favor del Partido Popular y Ciudadanos, ha provocado por una parte que la insignia, que hasta la fecha no había sido objeto de disputa ni debate, se encuentre ahora mismo hecha añicos dentro de una bolsa de basura en el Almacén de la Villa. Pero no sólo. De manera paralela a la decisión de las derechas en Madrid, y espoleados por Vox, las estatuas dedicadas a los ministros republicanos Largo Caballero e Indalecio Prieto han sido vandalizadas en dos ocasiones con pintura roja y la inscripción 'asesino, rojos no'.

El propio partido de extrema derecha Vox aplaudía la acción con el mensaje en sus redes de "primer aviso". ¿Las primeras consecuencias de la decisión de las tres derechas? Vandalismo y crispación social. Así lo denuncia la propia Sonia Largo, nieta de Largo Caballero, en una carta dirigida a Nueva Tribuna: "Cuando no se puede derrotar al enemigo percibido por medio del uso de la inteligencia, individuos como estos recurren a métodos de intimidación y violencia porque no pueden hacerlo de otra manera. Está muy claro que están haciendo todo lo posible por crear un ambiente de descontento y de miedo en la sociedad madrileña. La falta de ética no existe en sus mentes atrofiadas".

La estatua de Largo Caballero vandalizada.- TWITTER.

Pero tan grave como las consecuencias ha sido el camino que ha llevado hasta la citada situación. La propuesta de Vox partía de una moción plagada de mentiras, bulos y propaganda fascista, tal y como advirtieron historiadores y académicos de reconocido prestigio en un manifiesto: el supuesto robo de Moscú, su presunto papel en Paracuellos o en la propia revolución de 1934. Propaganda franquista, manipulaciones y mentiras. El historiador Ángel Viñas calificó esta propuesta y su argumentación como "una sarta de sandeces o, si se prefiere, de basura maloliente". 

El camino de mentiras iniciado por Vox, sin embargo, fue continuado por el Partido Popular. El presidente del Pleno y portavoz de los conservadores, Borja Fanjul, aseguró que la placa "no tenía valor artístico", pero que se había "garantizado su integridad". Las imágenes que abren este artículo, difundidas ayer por UGT y PSOE, muestran que Fanjul faltaba a la verdad en sus declaraciones.

La propia Coordinadora de la Junta Municipal de Chamberí señaló en una nota interna al director general de Patrimonio Cultural del Ayuntamiento que "a priori" no era "posible garantizar la integridad de la placa en su desmontaje". Así se refleja en la documentación a la que ha tenido acceso este periódico. De hecho, Patrimonio Cultural respondió a la Junta Municipal pidiendo que se garantizara la integridad de la placa para su posterior almacenamiento y custodia. Pero no fue así.

Esta misma documentación demuestra también que la retirada de las placas se produjo sin que la Coordinadora ni la Secretaria del Distrito emitiera informes previos y sin que la Junta de Distrito adoptara acuerdo o resolución que diera cobertura jurídica a la actuación. 

"En política, y yo que llevo varios años, uno está acostumbrado a ver mentiras. Pero no es tan habitual que sean tan evidentes como las que ha hecho en este caso Vox y PP. En estos días todos estamos viendo lo que sucede en Estados Unidos y es inevitable pensar el daño que Trump ha causado a todo el mundo. Las derechas en Madrid están siguiendo su modo de hacer política, se han convertido en sus seguidores", denuncia en conversación con Público Ramón Silva, concejal de la agrupación municipal socialista en el Ayuntamiento de Madrid.  

Operarios de Ferrovial retiran la placa a Largo Caballero en Madrid.- MÁS MADRID.

El daño causado por la decisión del Ayuntamiento de Madrid va más allá de la crispación, el vandalismo, e incluso de la mentira y la manipulación como forma de hacer política. La acción busca erosionar la Memoria Democrática, que debería ser un patrimonio común para toda la ciudadanía. Lo denuncia la coportavoz de Más Madrid en la Comunidad y responsable de las políticas de Memoria en la formación madrileña, Manuela Bergerot, que explica que estos hechos suponen "un retroceso terrible en la cultura democrática". 

"El precio que Martínez-Almeida está pagando por ser alcalde gracias a Vox es tan alto, que han tenido que ser desleales a su propia genealogía: fue Alianza Popular quien apoyó en la Transición las iniciativas para homenajear a Largo Caballero y a Indalecio Prieto. Ellos han decidido retroceder en consensos que nunca deberían haber sido revocados y, además, siguen impidiendo que se garantice los derechos humanos para las victimas de crímenes de lesa humanidad, como son las víctimas del franquismo y el propio Largo Caballero, que sufrió la barbarie de los campos de concentración nazis", denuncia Bergerot. 

Más Madrid, PSOE y UGT, a los tribunales

Ante esta situación, tanto Más Madrid como PSOE y UGT han anunciado que acudirán a los tribunales. Los socialistas han señalado a Público que su denuncia ante lo contencioso-administrativo está prácticamente preparada y será presentada en las próximas horas. Asimismo, el concejal socialista Ramón Silva ha explicado que también interpondrán una querella en los juzgados de lo penal por un delito contra el patrimonio público.

En esta misma línea, Bergerot avanza que Más Madrid también acudirá a los tribunales de lo contencioso. "El PP no puede saltarse la Ley cuando considere oportuno. Además, creemos que tenemos que ir a los tribunales para garantizar el derecho del pueblo de Madrid a conocer la historia de cómo figuras como Largo Caballero nos trajeron derechos, que son para todos y todas. Debemos garantizar una Memoria plural que nos conecte con referentes democráticos para ensanchar derechos y estrechar al fascismo", prosigue Bergerot. 

La decisión de los tribunales se conocerá en los próximos meses. De momento, sí se va despejando el camino sobre cuáles han sido las consecuencias de que PP, Vox y Ciudadanos decidieran retiran la placa a Largo Caballero en una proposición basada en falsedades y que, además, aludía a la Ley de Memoria Histórica: vandalismo, mentiras y más desmemoria.

Más noticias de Política y Sociedad