Público
Público

Los vecinos denuncian un "trato violento y discriminatorio" durante la visita de los reyes a Sevilla

La otra cara de las visita de los reyes a Sevilla trae quejas ante el Defensor y Subdelegación por el trato "violento" por parte de los efectivos policiales.

El rey Felipe VI (c-d) y la reina Letizia (c-i)saludan a los ciudadanos durante su visita al centro de Sevilla. EFE/Ballesteros.
El rey Felipe VI (c-d) y la reina Letizia (c-i)saludan a los ciudadanos durante su visita al centro de Sevilla. EFE/Ballesteros.

maría serrano

"Casi un centenar de policías nacionales y antidisturbios paraban a los vecinos de Polígono Sur impidiendo su libertad individual y la libre circulación" en los seis barrios que conformar las conocidas Tres mil viviendas de Sevilla. "Ha sido un trato desmesurado que no queremos que pase desapercibido ni que se repita nunca más".

Oscar Martínez, activista y miembro de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) relata a Público el trato que muchos vecinos del barrio más pobre de España sufrieron durante las horas de la visita de los reyes de España el pasado 29 de junio. "Fue totalmente desmesurado y corresponde a una fuerte censura".

La APDHA, con el apoyo de grupos municipales como Adelante Andalucía, han elevado los hechos a una queja ante el Defensor del Pueblo Andaluz y la Subdelegación del Gobierno para que se investiguen los hechos. El escrito denuncia "la vulneración de los derechos y libertades de la ciudadanía por parte de la Policía Nacional, el sesgo de la libertad de movimiento y de expresión que supuso esta actuación de la Policía Nacional contra unos ciudadanos y ciudadanas cuya actitud fue completamente pacífica y en ningún momento alteró el normal desarrollo de la vida en el barrio".

Además se realizaron dos propuestas de sanción que recibieron dos vecinos de más de 65 años, a quien les fue remitida un escrito por "rebasar el cordón policial", un hecho que ambos niegan, ya que no quisieron crear "revueltas durante el acto oficial" que se celebraba en el centro cívico del Esqueleto. Uno de ellos portaba una bandera republicana como representante de colectivos de memoria y el otro vecino una pancarta con el sueldo de la Princesa de Asturias, Leonor.

Personas mayores invitadas a ir al furgón para sufrir intimidación policial

El escrito de la queja, al que ha tenido acceso Público, afirma "con absoluta certeza que ninguna de las personas que sufrieron esta situación suponían el menor riesgo físico para el monarca, y que el despliegue policial y su lamentable actuación no hacía más que responder a una censura, al prohibir expresarse delante de una figura pública".

José Luis Llamas, abogado, reclama a Público que además de la limitación de la circulación de vecinos, "la Policía conminó a los asistentes e hicieron un trato arbitrario del público que se podía acercar al acto oficial". El responsable del dispositivo apartó a "varias personas muy mayores con la intención de intimidarlas y llevarlas a su furgón".

Carmina, una vecina de un barrio cercano que ha estado muchos años vinculada al centro social Centro Social CSA Otro mundo es posible, narra cómo paralizaron incluso a ancianos, que tenían complicaciones para caminar hacia el furgón: "Les dijimos que estaban sobrepasando su autoridad y qué pretendían llevando a un hombre en esas circunstancias. No dejamos que llegaran a eso", aclara.

Carmina evoca cómo fue "fichada" desde el primer momento sin llevar ningún distintivo ni pancarta. "Yo he querido ir al acto del Esqueleto para decirle a los reyes que hay que dar menos caridad y más medidas reales que sean efectivas en un barrio muy muy necesitado". Carmina se acercó a la visita de los reyes por la zona de los comerciales de Consecur, desde la zona de la Oliva pero rápidamente fue bloqueada. "No me dejaron movernos de allí", aunque pudo salir hasta la zona del Esqueleto donde se celebraba el acto. A doscientos de los reyes fue rodeada por otro dispositivo. "Los vecinos de toda la vida decían que nunca en su vida habían visto tanta policía en el barrio".

Carmina tuvo que rodear las calles aledañas antes de llegar a los alrededores del acto oficial y no olvida como muy cerca "sí había gente durmiendo en la calle y en las peores condiciones, pero por ahí estaba claro que no iban a pasar los reyes" .

Durante el acto que duró dos horas, "estuvimos con una temperatura de casi cuarenta grados y fichados todo por el dispositivo que parecía que éramos delincuentes. No nos dejaron respetar la distancia de seguridad".

En este mismo espacio, se encontraban varios concejales del grupo municipal de Adelante Andalucía. Sandra Heredia recuerda "la desmesura de ese trato y la falta de libertad de los vecinos fue una auténtica consigna de la falta de respeto a los derechos fundamentales". Sandra se encontraba junto a varios concejales en el mismo cerco policial a unos cien metros de los reyes. "Se vivieron momentos tensos y no entendemos como se puede permitir que este tipo de trato discrimine así a los vecinos por la visita de los reyes". Heredia reclama como los vecinos del barrio llevan muchos años pidiendo la mejora de edificios públicos del barrio. "Solo por la visita de los reyes, se pintó la parte exterior del Esqueleto para darle un lavado de cara", reclama.

Además apunta que "como grupo municipal de Adelante Andalucía no recibieron ningún tipo de notificación ni invitación para asistir al acto". Somos parte del Ayuntamiento y representamos parte de la ciudadanos, pero no "fuimos invitados, nos dejaron totalmente al margen de este acto donde había una amplia representación política".

Dos propuestas de sanción de entre 100 y 600 euros por no respetar el cerco policial

Javier Morales fue uno de los vecinos que recibió la propuesta de sanción por parte del dispositivo especial de la Policía Nacional que acordonaba a los reyes. "Yo primero estuve en la primera parada en la Oliva para luego dirigirme al Esqueleto con mi pancarta que decía solo lo que gana la princesa de Asturias y un vecino de Polígono Sur al año". Leonor 102.564 euros, polígono Su 5112 euros. "A pesar de que todo transcurrió sin ninguna violencia, nos pillaron a mí y a otro compañero como las cabezas de turco por decirnos que habíamos traspasado el cordón policial cuando es absolutamente falso". Morales reclama que tuvo que firmar un papel y puso por escrito no conforme. "Espero que pueda recurrirse, ya que los hechos que detalló la Policía son una auténtica farsa".

José Luis Llamas, abogado conocedor de este tipo de sanciones, concluye en que resulta muy "complejo recurrir estos procedimientos si no hay un defecto de forma". Desde que los dos vecinos recibieron la propuesta de sanción, ahora es Subdelegación quien tiene que tramitar el acta y se inicia el proceso. Al tratarse de una infracción leve, la multa económica "puede oscilar entre los 100 y los 600 euros".

Más noticias de Política y Sociedad