Público
Público

VENTA DE ARMAMENTO Arabia Saudí no prevé cargar armas en España en lo que resta de año

Génova será el único puerto europeo que recibirá a barcos de la naviera Bahri hasta enero próximo. El Gobierno de Sánchez asegura que lleva casi un año sin conceder permisos para exportaciones de armas, pero faltan los datos oficiales. 

Publicidad
Media: 3
Votos: 3

El buque de carga saudí Bahri-Yanbu, a su salida del puerto de Santander el pasado 13 de mayo. REUTERS / Vincent West

La bandera saudí no hará acto de presencia durante los próximos meses en los puertos españoles. Tras varios meses de movilizaciones y denuncias contra la presencia de barcos de la naviera Bahri en lugares como Bilbao, Santander o –en menor proporción– Motril, las terminales marítimas españolas han desaparecido de las hojas de ruta de estos buques para los próximos meses.

De acuerdo a los documentos elaborados por la propia naviera, de aquí a enero no hay ninguna previsión de que los barcos de Bahri vuelvan a hacer acto de presencia en puertos españoles. El único puerto europeo que figura en esas hojas de ruta de Bahri es Génova, donde a lo largo de estos meses habrá una decena de escalas.

“Es lógico que hasta enero de 2020 no haya más barcos en España, ya que no tienen qué cargar”, señaló a Público Alberto Estévez, portavoz de la campaña Armas Bajo Control que impulsan Amnistía Internacional, Greenpeace, FundiPau y Oxfam Intermón. A su juicio, la exclusión de España confirma que “no ha habido nuevas autorizaciones” de exportación de armas a Arabia Saudí por parte del Gobierno de Pedro Sánchez.

En efecto, el Ejecutivo ahora en funciones hizo saber en distintas reuniones con representantes de Armas Bajo Control que no había autorizado nuevas exportaciones desde septiembre del año pasado. “No autoriza, pero no revoca, ni tampoco hay una decisión política de decir claramente no”, afirma el representante de esta plataforma.

Los activistas desconocen si existe algún pedido saudí previo que aún esté en proceso de fabricación. Se trata precisamente de uno de los puntos que Armas Bajo Control espera conocer cuando se produzca en el Congreso la comparecencia de la secretaria de Estado de Comercio, quien deberá informar sobre las licencias concedidas a lo largo de 2018.

“Durante todo 2017 y parte de 2018 hubo escalas mensuales, e incluso en algún momento fueron quincenales”, afirma a Público Luis Arbide, integrante de la comisión “La Guerra Empieza Aquí” de Ongi Etorri Errefuxiatuak (Bienvenidos Refugiados). Este activista lleva ya varios meses siguiendo de cerca las actividades de los barcos saudíes que recorren el mundo para cargar el armamento comprado por el Gobierno de ese país a distintas empresas. Luego, esas mismas armas son utilizadas para los ataques contra la población civil en Yemen, donde la petromonarquía libra una salvaje guerra.

La última vez que un buque de la naviera pública Bahri pisó España fue el 13 de mayo de este año. Ese día, el Bahri Yanbu entró al puerto de Santander para cargar dos contendores de 28 toneladas con explosivos. Luego se dirigió a Génova, donde fue recibido entre protestas de movimientos antimilitaristas y defensores de los derechos humanos. De hecho, los trabajadores se negaron a cargar dos generadores eléctricos de la empresa italiana Teknel.

La ruta del Bahri Yanbu no había estado exenta de inconvenientes. Se preveía que también cargaría armas en el puerto francés de Le Havre, pero una denuncia formulada ante un juzgado por el grupo defensor de los Derechos Humanos ACAT logró frenar su llegada.

Denuncia en el juzgado

Al mismo tiempo, en los juzgados de Santander se tramita una denuncia formulada por la plataforma Pasaje Seguro contra la Autoridad Portuaria y la Capitanía Marítima de esa ciudad. La querella se basa en el presunto incumplimiento de la normativa de mercancías peligrosas por parte de los buques saudíes. “Podemos encontrarnos ante un presunto delito continuado de prevaricación administrativa”, afirmó Roberto Ruisánchez, portavoz de Pasaje Seguro. Hace algunas semanas, dicha plataforma presentó una ampliación de su denuncia. El caso sigue su trámite.

En ese contexto, Público se ha puesto en contacto con la naviera Bahri para conocer su posición sobre este asunto. De momento no ha habido una respuesta.

Más noticias en Política y Sociedad