Público
Público

VENTA DE ARMAS Un barco de la muerte saudí vuelve a falsear datos para ocultar su llegada a Motril

El Bahri Tabuk ha atracado a primera hora de este martes a Motril tras ocultar esta escala en su hoja de ruta. Amnistía Internacional se ha dirigido de forma urgente al Gobierno para reclamar que impida que cargue armas.

Tabuk
Imagen del barco Bahri Tabuk en febrero de 2018 en el puerto de Bilbao, donde se produjo una acción de protesta por parte de Greenpeace. EFE

Alejandreta no es Motril. La primera localidad, con su respectivo puerto, está en Turquía, a unos 4.800 kilómetros de la localidad –también portuaria– andaluza. Hacia Alejandreta se dirigía, al menos en los papeles, el barco saudí Bahri Tabuk, uno de los empleados habitualmente por la naviera pública del régimen árabe para transportar armamento. Sin embargo, en las últimas horas entró, sin que nadie lo esperase, en Motril.

No es la primera vez que la hoja de ruta dice una cosa y la realidad marca otra. El pasado 20 de marzo, con España ya bajo estado de alarma, el Bahri Jeddah –otro de los "buques de la muerte" saudíes– falseó su sistema de geolocalización para tratar de evitar que se conociera previamente su llegada al puerto andaluz.

Ni entonces ni ahora se conocen los motivos de estas paradas. Tampoco se conoce qué material concreto cargó el Jeddah en marzo y carga ahora el Tabuk. Al igual que en otras tantas ocasiones, los activistas que reclaman el fin del envío de armas a Arabia Saudí –responsable de alrededor de 200 mil muertes en Yemen– se han topado con el muro de silencio del Gobierno, que amparándose en la ley franquista de secretos oficiales mantiene un absoluto hermetismo en torno a las actividades de estos buques.

El régimen saudí recuperó la ruta española en diciembre pasado, tras algunos meses sin pisar este territorio. Desde entonces ha habido seis escalas de barcos de la naviera pública Bahri en los puertos de Sagunto, Bilbao y Motril.

"En todos los casos han sido paradas con ocultación y engaño. Es evidente que ocultan la verdadera razón de la carga para tratar de evitar que la opinión pública conozca la realidad del transporte de armas y munición en puertos españoles", afirma a Público Luis Arbide, portavoz de la comisión La Guerra Empieza Aquí del colectivo Ongi Etorri Errefuxiatuak (Bienvenidos Refugiados).

Pedido urgente al Gobierno

En ese contexto, Amnistía Internacional se ha dirigido este martes de forma urgente al Gobierno español para reclamar información y solicitar que "no autorice la eventual carga de armas en Motril que puedan ser usadas por la coalición saudí en Yemen", afirmó desde Twitter María del Pozo, integrante de esta organización de derechos humanos.

"La maquinaria de la guerra no la para ni la COVID-19", dijo por su parte Sara del Río, responsable de la campaña de desarme de Greenpeace e integrante de la plataforma Armas Bajo Control.

Más noticias de Política y Sociedad