Público
Público

Empresas europeas de armamento sacan provecho de la guerra contra Yemen

Reino Unido lidera la facturación al régimen saudí desde el inicio de los ataques en marzo de 2015. España está en cuarto lugar con 1.700 millones de euros de ingresos.

Imagen de archivo de un edificio derruido tras un ataque de la coalición liderada por Arabia Saudí en Saná, Yemen. EFE
Imagen de archivo de un edificio derruido tras un ataque de la coalición liderada por Arabia Saudí en Saná, Yemen. EFE

Cuando Arabia Saudí le declaró la guerra a Yemen no habló de granjas. Tampoco de escuelas ni de zonas residenciales. Cinco años después, el régimen deja que sean los proyectiles quienes hablen, a su manera, de todo esto. Hasta ahora se contabilizan 668 granjas, 241 escuelas y 2.064 zonas residenciales bombardeadas por la coalición saudí. Suenan lejos, pero están cerca: las empresas que alimentan esta guerra se encuentran en suelo europeo.

Linde Bryk, asesora legal del European Center for Constitutional and Human Rights (ECCHR), lanzó la voz de alarma a finales de 2019. "Las empresas europeas –e indirectamente los Estados europeos– se han beneficiado de la exportación de armas a la coalición liderada por Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos. Al mismo tiempo, estas armas se usan en Yemen en violaciones de la ley humanitaria internacional que pueden constituir crímenes de guerra", afirmó.

No en vano, el ECCHR, apoyado por cinco organizaciones de derechos humanos entre las que figura Amnistía Internacional o el Centro Delàs, hizo llegar a la Fiscalía de la Corte Penal Internacional "una comunicación de 300 páginas, con pruebas que la apoyan, solicitando que la Corte investigue la posible responsabilidad penal de altos cargos de empresas y gobiernos europeos por suministrar armas utilizadas por miembros de la coalición dirigida por Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos en posibles crímenes de guerra en Yemen".

Coincidiendo con el quinto aniversario del inicio de los ataques contra Yemen, el Centro Delàs se ha sumado este miércoles al Día de Acción Global para denunciar, precisamente, a quienes se lucran con esta guerra que ha dejado, según consta en un gráfico, 104 mil víctimas directas y otras 131 mil por el "hambre y enfermedades a causa del conflicto".

En ese documento, la organización catalana destaca que el total de armas exportadas a la coalición liderada por Arabia Saudí se ubica aproximadamente en los 42.600 millones de euros. El PIB de Yemen en 2018 era de 26.900 millones de euros.

Reino Unido a la cabeza

Entre las compañías beneficiadas por la venta de armas a la dictadura saudí figuran BAE Systems, Airbus, Thales, Leonardo y Rolls Royce. Se destaca asimismo que Reino Unido encabeza la facturación de armamento al régimen, con 18.400 millones de euros.

Detrás está Francia con 12.300 millones de euros, seguido por Alemania con 5.300 millones. España está en cuarto sitio, con 1.700 millones de euros facturados. Le siguen Italia (1.400 millones), Bélgica (1.100 millones) y Bulgaria (mil millones). Es el negocio de la guerra.