Público
Público
Únete a nosotros

Vuelta de Pablo Iglesias Podemos confía todo en la vuelta de Pablo Iglesias para relanzar el partido

El secretario general de Podemos vuelve este sábado a la actividad política tras su baja paternal, en un momento complicado del partido, con el objetivo de rescatar algunos de los éxitos de la campaña de 2015: alta presencia mediática, apelar a la transversalidad y situarse como única fuerza que ofrece un cambio real político y social. 

Publicidad
Media: 3.71
Votos: 14

Pablo Iglesias en un acto de campaña del 26J / Podemos

Pablo Iglesias retoma su actividad política este sábado tras tres meses de baja de paternidad. Podemos confía todo en su vuelta para recuperar a buena parte del electorado que han perdido desde las pasadas elecciones generales y hay dirigentes que recuerdan la "campaña de la remontada" de 2015. El partido morado quiere rescatar algunos de los éxitos de aquella estrategia electoral: la agenda del candidato a la presidencia del Gobierno estará llena de actos y destacará su presencia en todos los debates televisivos que le propongan, aunque a ellos no acudan todos los líderes del resto de partidos políticos. 

Podemos siempre presume de que las campañas le sientan bien. Lo demostraron en sus primeras citas electorales cuando consiguieron un gran avance en las últimas semanas. Resalta el parecido entre el escenario el actual y el del pasado 2015 cuando los estudios demoscópicos les daban muchos menos votos de los que finalmente consiguieron. Entonces hablaron de la campaña de la "remontada". Ahora vuelven a recuperar este término, aunque tienen el reto de prepararla con un nuevo equipo. Iñigo Errejón diseñó la campaña de las pasadas elecciones, ahora el peso cae sobre el comité de campaña — formado por la ejecutiva del partido — y por el gabinete de Iglesias. 

Fuentes cercanas a Iglesias explican a Público que intentarán recuperar el voto perdido y el carácter transversal del movimiento con el que consiguieron sus mejores resultados. El partido maneja unas encuestas internas que muestran un espacio electoral muy amplio. Hasta un 30% de personas aún no saben a quién votar y por esto tienen  claro que no hay que mirar sólo a la izquierda. "Ya conocemos nuestro suelo, que está en torno al 15%. Ahora tenemos que ir a por el resto", indican.

Otro aspecto que destacará es el de intentar "reconectar" con su electorado. Por esto mismo han elegido la plaza del Museo Reina Sofía para la vuelta de Iglesias.

En este escenario se cerró la campaña de las europeas de 2014, se celebró el primer acto entre Manuela Carmena y Ada Colau y se vivieron las noches electorales del 20D y del 26J. Buscan así movilizar a las bases que en las últimas citas electorales han decidido no participar en los comicios por un desencantamiento con la clase política. El mayor reto de la izquierda, como se demostró en las pasadas elecciones autonómicas andaluzas

El propio perfil de Iglesias será otro punto fuerte de la campaña. Aunque desde la dirección de Podemos reconocen el error comunicativo con el cartel de su vuelta, siguen apostando por el liderazgo de Iglesias y su capacidad de movilización. Durante las próximas cinco semanas la agenda del secretario general estará repleta de actos tanto en circunscripciones pequeñas como medianas. Actos grandes en algunas urbes, pero también pequeños encuentros sectoriales y con la militancia. Y, sobre todo, mucha presencia en televisión. Una de las  victorias de las pasadas elecciones fue el papel de Iglesias en los debates con el resto de partidos. En la formación consideran que fue el que mejor parado salió de las pasadas campañas, y que este año volverá a serlo. 

"Programa, programa y programa", es lo último que indican desde la formación. Podemos trabaja en secreto en elaborar su programa y, aunque muchas de las medidas serán las que ya presentaron en 2016, también avanzan que tendrán algunas sorpresas. El partido morado seguirá intentando poner el foco de la campaña en los derechos sociales. 

La difícil relación con el PSOE y Pedro Sánchez

La relación con el PSOE es uno de los aspectos más complicados y sobre los que hay más división interna en Podemos. Si bien tienen claro que el próximo gobierno será de coalición, también tienen que conseguir desmarcarse del PSOE. Por esto Iglesias volverá a ofrecerse como aliado de Pedro Sánchez, pero también señalará todas las medidas que han conseguido arrancar a los socialistas y que aseguran que ellos solos no hubieran llevado a cabo.

De hecho, los dirigentes de Podemos ya esbozan los tres escenarios que hay tras las elecciones. Pablo Echenique lo ha explicado así en varias ocasiones: "Somos la única formación que ofrece un proyecto de futuro. Los tres partidos de Colón nos quieren llevar al pasado. El PSOE, frente al miedo de la extrema derecha, nos propone mantener lo que hay. Y nosotros pensamos que la mejor manera de que nuestro país avance es afrontar los retos que tenemos por delante", señalaba este miércoles en Telecinco

"A Pablo Iglesias es al único que no le tiemblan las piernas frente al poder". Este mensaje que lanzó Irene Montero hace unas semanas será otras de las ideas fundamentales. Se proclamarán como la única formación que defenderá a las mayorías frente a la banca, las eléctricas o el Ibex 35. Si Podemos no está en el Gobierno, el PSOE no se enfrentará al poder. Esta es la idea con la que esperan relanzarse. 

Más noticias en Política y Sociedad