Público
Público

Ximo Puig, investido presidente valenciano con los votos de Compromís y Podemos

El socialista ha conseguido el apoyo de 50 de los 99 diputados de la Cámara. Los parlamentarios del PP y de Ciudadanos han votado en contra.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

El candidato a la presidencia de la Generalitat, Ximo Puig (d), saluda al presidente de la Generalitat en funciones, Alberto Fabra (d), a su llegada al pleno de Les Corts Valencianes para su investidura

VALENCIA.- El socialista Ximo Puig ha sido elegido este jueves por el pleno de Les Corts Valencianes president de la Generalitat, gracias al apoyo de 50 diputados que han sumado el grupo socialista, Compromís y parte de Podemos, los votos justos para resultar elegido en primera vuelta.

En una votación pública por llamamiento a los 99 diputados, la candidatura de Puig ha obtenido el apoyo de los 23 diputados del PSPV-PSOE, los 19 de Compromís y 8 de los 13 de Podemos -los otros 5 se han abstenido-, mientras que los 31 parlamentarios del PP y los 13 de Ciudadanos han votado en contra.

Puig se convierte así en el sexto president de la Generalitat -el segundo socialista, tras Joan Lerma-, gracias al respaldo de Compromís, que formará parte del Gobierno valenciano, y el apoyo "crítico" de Podemos, que no entrará en él pero ha firmado el acuerdo programático y vigilará desde Les Corts su aplicación.

Puig se convierte así en el sexto president de la Generalitat -el segundo socialista, tras Joan Lerma

Podemos ha optado por que se abstuvieran los cabezas de lista de las tres circunscripciones, entre ellos su portavoz parlamentario, Antonio Montiel, así como la portavoz adjunta Fabiola María Meco Tébar y la diputada Covadonga Peremarch.

Montiel ha defendido que se trata de un apoyo "condicionado y crítico", y ha asegurado que el nuevo gobierno tendrá a este grupo parlamentario a su lado "siempre que cumpla la hoja de ruta" marcada en el acuerdo de gobierno suscrito entre el PSPV, Compromís y Podemos, conocido como Acuerdo del Botánico.

El proceso se ha llevado a cabo por el sistema de votación pública por llamamiento: los 99 diputados han sido llamados y, tras ponerse en pie, cada uno ha dicho "sí", "no" o "abstención" a la candidatura de Puig.

Implacable contra la corrupción

El pleno ha arrancado a las diez de la mañana con el discurso de Puig, el único candidato presentado por los grupos parlamentarios a la Presidencia de la Generalitat, que ha durado unos 50 minutos e íntegramente en valenciano.

Puig ha asegurado que el futuro Gobierno será "implacable" contra la corrupción y discriminación; exigirá un nuevo modelo de financiación autonómica y recurrirá a los tribunales si no se logra, porque, según ha dicho, la Comunitat está "exhausta de ofrendar nuevas glorias a España", parafraseando el himno regional.

Puig ha asegurado que el futuro Gobierno será "implacable" contra la corrupción y discriminación

También ha avanzado que derogarán el "copago confiscatorio", que abrirán los comedores escolares la próxima semana, paralizarán los casos más graves de desahucios y reabrirán Radiotelevisión Valenciana.

Las dos primeras medidas anunciadas han sido para pedir perdón y resarcir a las víctimas del accidente de metro, y para proponer una reforma electoral que rebaje el listón del 5 %.

Traicionar la confianza de las urnas

El primero en responder a Puig ha sido el portavoz del PP y entonces aún president de la Generalitat en funciones, Alberto Fabra, quien ha dicho que apoyar a Puig sería "traicionar" la "confianza mayoritaria" que el PP logró en las elecciones, pero ha asegurado que apoyarán medidas para "ser todavía más exigentes con la ejemplaridad, la honradez y la ética política".

Fabra ha aprovechado para hacer balance de su gestión, en el que se ha mostrado "razonablemente satisfecho", y ha pedido a los socialistas que "se alejen de cualquier ruptura y no caigan en la tentación de los populismos, las purgas, el rencor y la venganza".


La portavoz de Ciudadanos, Carolina Punset, ha expuesto las "dudas" de su formación sobre las medidas "populistas" anunciadas

La portavoz de Compromís, Mònica Oltra, ha ofrecido al futuro president "todo el esfuerzo y la valentía" necesarias para iniciar una etapa que saque a la Comunitat Valenciana del "pozo" y la ponga "en el mapa de la dignidad" y de la "justicia social, pero ha advertido de que el voto favorable de su coalición no es "un cheque en blanco".

La portavoz de Ciudadanos, Carolina Punset, ha expuesto las "dudas" de su formación sobre las medidas "populistas" anunciadas y le ha reprochado su cercanía a posturas nacionalistas, al tiempo que ha asegurado que recuperar el valenciano "puede ser muy emotivo pero poco útil para encontrar un empleo".

La exalcaldesa de Valencia y diputada del PP, Rita Barberá, quien ha sido de las primeras en llegar al hemiciclo, ha protagonizado también uno de los momentos del pleno al pedir la palabra por sentirse aludida cuando Puig ha solicitado a los populares mirando hacia su bancada que dejen de "pasear el rencor", pero el presidente de Les Corts no se la ha dado al no haber sido citada.

El pleno de Les Corts volverá a reunirse el domingo a las 11 de la mañana para que Puig pueda tomar posesión del cargo. Después, éste se trasladará a pie hasta el cercano Palau de la Generalitat.

Más noticias en Política y Sociedad