Público
Público

Podemos y EH Bildu muestran "sintonía" para alcanzar un “cambio real” en Euskadi

Representantes de ambas formaciones se han reunido este lunes en Bilbao, en el marco de las rondas de contactos iniciados por el partido morado. A la salida, la responsable del partido morado, Nagua Alba, reclamó que "se deje de utilizar la cuestión de la violencia con fines electoralistas".

Imagen del encuentro entre Podemos y Bildu. TWITTER

DANILO ALBIN
@danialri

Hablaron aproximadamente una hora, pero salieron con la firme convicción de que hablarán muchas más. En medio de una amplia expectación mediática, EH Bildu abrió este lunes la puerta de su sede a la nueva dirección de Podemos en Euskadi, encabezada por la diputada Nagua Alba. Según coincidieron en señalar sus participantes, hubo más coincidencias que discrepancias, principalmente en materia social. También compartieron la defensa del derecho a decidir, aunque no olvidaron que sus objetivos finales son distintos.

El encuentro ha estado enmarcado en la ronda de contactos iniciada por el partido morado con el resto de formaciones políticas vascas. La primera reunión se celebró el pasado 29 de marzo en Sabin Etxea, sede del PNV. A diferencia de lo ocurrido hoy con EH Bildu, allí hubo más discrepancias que puntos de acuerdo. "No en vano, nuestro objetivo es evitar que el PNV siga al frente del Gobierno Vasco", recordaron fuentes de Podemos. Los nacionalistas, por su parte, llegaron a decir que el encuentro era por pura “cortesía”.

Sin embargo, el clima que se respiraba este lunes en el número 2 de la calle Buenos Aires era bastante diferente. La reunión comenzó poco después de las 11.00 en la misma sala que EH Bildu –coalición integrada por Sortu, Eusko Alkartasuna, Alternatiba y Aralar- utiliza para sus ruedas de prensa. Sin embargo, pocas veces se habían concentrado tantas cámaras dentro de esa habitación. De un lado se sentaron Hasier Arraiz, Ainhoa Zabaleta y Oskar Matute, habituales portavoces de la coalición independentista. Al otro lado de la mesa estaban, además de Alba, el secretario de Organización, Lander Martinez, y el responsable de Política, Eduardo Maura.

Luego de que los medios de comunicación tomaran imágenes de todos ellos, la puerta de la sala se cerró. No volvería a abrirse hasta las 12.10, cuando los representantes de ambas formaciones salieron por separado para realizar sus propias valoraciones. La primera en comparecer ante la multitud de medios fue Nagua Alba. “Compartimos que existe una posibilidad real de cambio para Euskadi”, afirmó la secretaria general de Podemos, quien subrayó que “especialmente” comparten posiciones respecto a la “agenda social”.

Alba también admitió que existen coincidencias en torno al derecho a decidir, aunque con metas distintas. En tal sentido, destacó que Podemos tiene carácter “estatal” y que apuesta por “construir un proyecto de futuro, en el que todo el mundo se pueda sentir parte, y en el que todo el mundo pueda convivir”. “Obviamente, defendemos el derecho a decidir, pero siempre con un objetivo final, que es el de permanecer en un proyecto conjunto”, remarcó.

La responsable del partido de los círculos también se refirió al nuevo tiempo político en el País Vasco. “Compartimos la voluntad de construir un marco estable de paz y convivencia en Euskadi”, señaló. Por tales motivos, propuso que las diferentes fuerzas políticas suscriban un acuerdo en el que se comprometan a “dejar de utilizar la cuestión de la violencia con fines electoralistas”. “Me parece vergonzoso que se utilice a las víctimas para atacar a otros partidos”, subrayó.

Por su parte, Arraiz reivindicó los puntos en común que existen entre EH Bildu y Podemos. “La reunión de hoy ha sido un buen punto de partida para una relación que esperamos que sea larga y fructífera”, indicó el portavoz abertzale, quien añadió que su formación “no pondrá límites a la dinámica de colaboración que pueda surgir a partir de hoy”. “Es importante encontrar aliados para la transformación social –expresó-. A partir de esta reunión, podemos contar con un compañero de viaje”.

Elecciones aquí, elecciones allá

Los representantes de ambos partidos también analizaron la situación política a nivel estatal. En ese sentido, Arraiz manifestó que EH Bildu está a favor de “un gobierno progresista y de cambio en el Estado”, e incluso aseguró que la coalición abertzale estaría dispuesta a “participar” en el mismo, siempre y cuando se tomasen en cuenta su tabla de reivindicaciones: “marco vasco de relaciones laborales”, “derechos sociales para todas y todos los vascos” y “derecho a decidir”.

En su comparecencia ante los medios, tanto Alba como Arraiz se refirieron también a las próximas elecciones vascas, previstas inicialmente para el próximo otoño. Según los resultados de las últimas encuestas, Podemos se ubicaría como segunda fuerza política de Euskadi y le pisaría los talones al PNV, mientras que EH Bildu quedaría en tercer lugar. De confirmarse estos pronósticos, el mapa político vasco podría cambiar considerablemente.

Esas posibilidades no quedaron fuera de las comparecencias realizadas por Alba y Arraiz a la salida de la reunión. “El cambio en Euskadi pasa por desalojar al PNV”, afirmó la responsable de Podemos. Sobre este punto, el portavoz de la coalición abertzale prefirió expresarse en otros términos. “No tenemos intención de hacer un gobierno contra nadie, ni contra el PNV ni contra ninguna otra fuerza política”, señaló. En cualquier caso, ambos aseguraron que comparten un objetivo: propiciar un cambio “político y social” en este territorio.