Público
Público

11 años de cárcel para dos agentes por montaje policial: inculparon falsamente a una mujer por encargo de su exnovio

El Supremo confirma que en el montaje acusaron a la mujer de tráfico de drogas y de un delito por atentado con arma de juego por encargo de su exnovio y a cambio de dinero, lo que llevó a la víctima a estar 39 días en prisión. 

Detenida una mujer en Logroño por una estafa de 7.144 euros
Policía Nacional. / Archivo

EFE

El Tribunal Supremo ha confirmado once años de cárcel a dos policías que realizaron un montaje en el que acusaron a una mujer de tráfico de drogas y de un delito por atentado con arma de juego por encargo de su exnovio y a cambio de dinero, lo que llevó a la víctima a estar 39 días en prisión.

La sentencia, adelantada por la Cadena Ser, desestima el recurso de los agentes contra la resolución de la Audiencia Provincial de Madrid de octubre de 2018, que también condenaba al encargado de dar el dinero a los acusados a 5 años de prisión por su complicidad en un delito de cohecho y de detención ilegal.

En su caso, la condena se ha rebajado un mes al estimar el Supremo parcialmente su recurso por indebida aplicación de una atenuante.

Los hechos 

Los hechos probados se remontan a 2014 cuando el exnovio de la víctima, que no fue juzgado por encontrarse en paradero desconocido, decidió vengarse de ella por entender que le había robado dinero.

Se puso en contacto con los dos policías acusados, quienes a cambio de dinero debían asegurarse de detener a la mujer y de que ingresara en prisión usando su condición de agentes.

Los agentes acudieron con la detenida a la Comisaría de Moratalaz (Madrid), donde presentaron a la víctima

En cumplimiento de dicho plan, los dos policías montaron un dispositivo de vigilancia y seguimiento y, "plenamente conscientes de que no concurría causa legal para ello y sin que mediara ningún delito", detuvieron a la mujer cuando salía de un local de copas de Madrid.

Los agentes acudieron con la detenida a la Comisaría de Moratalaz (Madrid), donde presentaron a la víctima como presunta responsable de un delito de atentado con arma de fuego y un delito contra la salud pública.

El montaje 

Para demostrar estas acusaciones, los policías presentaron una una pistola detonadora modelo GT23 y un bolso con cocaína y heroína en su interior; todo había sido colocado por ellos y nunca estuvo en poder de la víctima, dice la sentencia.

Los dos policías escribieron un atestado donde contaban que habían detenido a la mujer después de que ésta intentara evitar la presencia policial y que cuando, finalmente, fue parada por la Policía, empezó a disparar su arma apuntando a los agentes, quienes la tuvieron que reducir.

Como consecuencia de dicha actuación policial, la detenida permaneció en prisión provisional durante 39 días

Como consecuencia de dicha actuación policial, la detenida permaneció en prisión provisional durante 39 días, lo que le ha causado un estrés postraumático, mientras que los agentes recibieron el dinero por parte del exnovio, continúa la sentencia.

Tras una investigación de Asuntos Internos se descubrió que la pistola, que los acusados no habían presentado al laboratorio, no tenía restos de ADN de la víctima y no se hallaron indicios de droga dentro del coche de la mujer.

La sentencia también destaca que en la taquilla de uno de los policías se encontraron pastillas de droga que coincidían con las que dijeron que se habían encontrado en el bolso de la víctima.

El Tribunal Supremo no ha visto motivos para estimar los recursos de los acusados y ha avalado la sentencia al entender que ninguno de sus derechos se vio vulnerado

Más noticias de Política y Sociedad