Público
Público

Acuerdo entre los acusados y las víctimas del accidente del metro de València 

Incluye que cuatro de los procesados, entre ellos la entonces gerente de Ferrocarrils Marisa Gracia, quedan exonerados porque se retira la acusación y otros cuatro aceptarían penas de 22 mese de cárcel.

Imagen de archivo de la comisión de investigación sobre el accidente de metro en Valencia de 2006. / EFE
Imagen de archivo de la comisión de investigación sobre el accidente de metro en València de 2006. / EFE

público / efe

El juicio por el accidente del metro de València, uno de los accidentes ferroviarios más graves que se recuerdan, iba a ser una de las citas judiciales más importantes de este 2020. No obstante, este viernes se ha confirmado que la Fiscalía, los ochos acusados y las víctimas de la catástrofe han llegado a un acuerdo para evitar el juicio por los hechos ocurridos el 3 de julio de 2006, en el que murieron 43 personas y otras 47 resultaron heridas.  

Así lo ha confirmado la propia presidenta de la Asociación de Víctimas Rosa Garrote a RTVE este viernes. La plataforma recuerda que aunque se haya llegado a un acuerdo este tendrá que ser ratificado el próximo lunes en la Ciudad de la Justicia de València.

El acuerdo incluye que cuatro de los procesados, entre ellos la entonces gerente de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana Marisa Gracia, quedan exonerados porque se retira la acusación. Otros cuatro aceptarían penas de 22 mese de cárcel, que casi con toda probabilidad no implicará su entrada en prisión. Aún así, los acusados tendrán que asistir el lunes a la Ciudad de la Justicia de València para indicar su conformidad con la pena. 

No se reclamará ningún tipo de responsabilidad civil a los cuatro procesados que admitirán su responsabilidad en el accidente mortal

La Asociación de Víctimas del Accidente del Metro del 3 de Julio (AVM3J) reclamaba en su escrito inicial de acusación una condena de cuatro años de prisión -cinco meses más que la Fiscalía- para cada uno de los ocho acusados por este suceso, por considerarlos autores materiales -por omisión o cooperación necesaria- de 43 delitos de homicidio por imprudencia grave profesional, 47 delitos de lesiones y un delito contra los derechos de los trabajadores

Otro de los aspectos clave del acuerdo, es que no se reclamará ningún tipo de responsabilidad civil a los cuatro procesados que admitirán su responsabilidad en el múltiple accidente mortal, ya que las indemnizaciones fueron abonadas. Este será el punto y final de una causa que ha superado hasta tres carpetazos judiciales, uno de ellos apoyado por la Fiscalía, todos ellos enmendados por la Audiencia Provincial. 

"Es un triunfo total"

La portavoz de la Asociación de Víctimas del Accidente de Metrovalencia del 3 de Julio de 2006, Rosa Garrote, ha considerado un "triunfo total" el acuerdo judicial que permitirá condenar a cuatro exdirectivos de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV). 

"Sin conocer los detalles concretos del acuerdo, el hecho de que la dirección de FGV reconozca que las cosas se hicieron mal, que tuvieron responsabilidad en el accidente y en la gestión es un triunfo total", ha explicado Garrote. 

"Es exactamente lo que denunciamos desde el primer día, que la responsabilidad de lo sucedido no se puede quedar en el conductor del tren -fallecido en el accidente-. Hay que ir avanzando en la cadena de decisión, porque en su mano estaba controlar la velocidad o instalar las medidas de seguridad o balizas que ya funcionaban en otras líneas en el momento del accidente", ha añadido. 

"Que podamos poner punto y final a todo esto es un descanso para nosotros"

A juicio de Rosa Garrote, "quienes tomaban esas decisiones son los responsables, y si eso se ha reconocido es un gran triunfo, una gran satisfacción". La portavoz ha recordado que la Asociación de Víctimas dejó de manifestarse en la plaza de la Virgen de València nueve años después del accidente, en 2015, tras lograr "el apoyo ciudadano", y posteriormente "que se abriese una comisión parlamentaria de investigación y que se aprobase una Ley de Seguridad Ferroviaria". 

"Una vez logrado todo esto ya quedamos pendientes de la instrucción judicial, de determinar las responsabilidades penales, que el lunes se establecerán definitivamente", ha agregado. 

"Es el último paso que quedaba, y será el momento de pasar página, de descansar y volver cada uno a nuestras vidas. Es lo que llevamos peleando muchos años, reviviendo lo sucedido constantemente, enfrentándonos al ninguneo de los políticos o de la jueza instructora -ha añadido-. Que podamos poner punto y final a todo esto es un descanso para nosotros", ha concluido.