Público
Público

Autónomos Los ingresos medios de los autónomos no llegan al salario mínimo

Las ganancias brutas de los trabajadores por cuenta propia se quedan más de 2.400 euros por debajo del sueldo de referencia al descontarle las cotizaciones sociales, incluso en el caso de la tarifa plana

Publicidad
Media: 2.78
Votos: 9

Los ingresos medios de los autónomos se quedan por debajo del salario mínimo cuando se descuentan las cotizaciones sociales.

Independientes pero pobres. Los ingresos medios brutos de los trabajadores autónomos apenas alcanzan el Salario Mínimo Interprofesional (SMI): la Estadística de los Declarantes del IRPF de la Agencia Tributaria revela cómo los 9.917 euros en que se cifró la ganancia media generada por las actividades económicas en 2016 (últimos datos disponibles) superan en 745 a los 9.172 en los que se situaba en ese ejercicio el SMI.

Es la segunda ocasión desde 2008, junto con el ejercicio anterior, en el que arrojaron un margen de 99 euros, en la que los ingresos medios de los autónomos resultan superiores al sueldo de referencia en el país.

Tabla: Declarantes del IRPF de la Agencia Tributaria. / Público

No obstante, a esa comparación hay que añadirle un matiz importante: debe descontarse de ella la cuota mínima de cotización, que se elevaba a 3.204,48 euros (267,04 mensuales), o en su caso la tarifa plana, 1.129,08, con lo que en ambos casos los ingresos netos de los trabajadores por cuenta propia caerían por debajo del SMI; en más de 2.400 euros en el primer caso y en 384 en el segundo.

Esos 6.713 euros netos al cabo del año se sitúan claramente por debajo del umbral de la pobreza que establece la Encuesta de Condiciones de Vida del INE (Instituto Nacional de Estadística), que era de 8.208,50 euros en 2016.

“Lo macro sigue subiendo y lo micro se estanca o baja” 

Los raquíticos ingresos medios de los trabajadores por cuenta propia, inferiores en más de 10.000 euros anuales a los 20.558 que obtuvieron los asalariados (casi 14.000 menos con las cuotas), coinciden, no obstante, con una mejora generalizada de los ingresos del sector.

Según la misma estadística de Hacienda, los 28.938 millones de euros que generaron las actividades económicas en 2016 supusieron un avance de más de 2.400 frente a los 26.515 del ejercicio anterior, en el que ya se registró otro de más de 3.000 frente a los 23.461 de 2014.

Esos datos tiran al alza de los promedios estadísticos, aunque la realidad del trabajo autónomo no es tan boyante. “Se supone que han subido las ventas en general, pero el problema es que los pequeños negocios, sobre todo los de la hostelería, el comercio y los servicios, cada vez tienen menos ingresos mientras otras ramas, como las de la exportación, la consultoría y la intermediación crecen”, explica Eduardo Abad, secretario general de UPTA (Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos), que llama la atención sobre un inquietante aspecto de la macroeconomía: “el consumo interno en el comercio de proximidad bajó tres puntos en 2017”.

En opinión de Abad, “se está abriendo cada vez más la brecha entre los pequeños negocios y las grandes, especialmente en el ramo del comercio, a lo que se suma el aumento del e-commerce y el descenso de las ventas presenciales”. “Lo macro sigue subiendo y lo micro se estanca o baja”, añade.

Las cuotas suben de nuevo el mes que viene 

Los datos de la Agencia Tributaria se conocen en vísperas de que, a partir de agosto, los autónomos afronten una nueva subida de la cuota mínima de cotización y cuando el Gobierno recoge el guante de UPTA y abre el debate sobre la posibilidad de que las tarifas sociales de los autónomos pasen a calcularse en función de los ingresos reales.

Los Presupuestos Generales del Estado incluyeron una revisión al alza del 1,4% de las bases mínimas de cotización de los autónomos, que pasan de 919,80 a 932,70, con lo que la cuota mensual pasa de 275,02 a 278,87. Son solo 3,85 euros al mes, lo que da una subida de 46,20 al cabo del año. Pero llega después de que en los últimos cinco años la factura se haya elevado en 265,80, un 8,6%.

Esa subida, impuesta por PP, C’s y PNV y mantenida por la mayoría que censuró a Mariano Rajoy y aupó a la presidencia del Gobierno a Pedro Sánchez, coincide con la apertura del debate político sobre la propuesta de estratificar las tarifas de los autónomos según sus ganancias reales.

“El régimen resulta insostenible” 

La ministra de Empleo, Magdalena Valerio, se abrió hace unos días a estudiarla. “No es razonable que un autónomo que tenga unos ingresos en un mes de 150 euros tenga que pagar una cuota de 300 euros”, dijo, mientras llamaba la atención sobre el hecho de que “un gran porcentaje” de los trabajadores por cuenta propia “está sobrecotizando”; es decir, pagando una cuota desproporcionada para sus ingresos.

La diputada del PSOE Rocío de Frutos confirmó a Público que el Gobierno y el grupo parlamentario están estudiando la posibilidad de aplicar “un tramo troncal, uno superior para aquellos cuyos ingresos superan la base máxima de cotización (45.015 euros anuales a partir de agosto) y una tarifa plana para quienes no lleguen al salario mínimo interprofesional”.

No obstante, aunque destaca que “poner este tema sobre la mesa es importante, remarca que todavía no hay una propuesta definida, y que al hacerla habrá que tener en cuenta aspectos como “mantener los ingresos del sistema con un modelo con progresividad, ya que el régimen de autónomos resulta insostenible para cubrir las prestaciones”.

Más noticias en Política y Sociedad