Público
Público

Maltrato infantil El Ayuntamiento de Madrid atiende por maltrato infantil a 17.750 menores y 6.672 familias

Un total de 182 profesionales, repartidos por los doce centros con los que cuenta la corporación municipal, se encargan de prestar una atención psicológica, social y educativa.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

El Ayuntamiento de Madrid atendió a más de 17.000 menores, víctimas de maltrato/Pixabay

El maltrato infantil, ya sea físico o psicológico, constituye una de las principales lacras de las sociedades modernas. Las administraciones públicas y las entidades privadas, conscientes de la gravedad de este fenómeno, destinan cada vez más recursos y fondos a la protección de los menores, pero siempre son insuficientes.

El Ayuntamiento de Madrid, a través de la Dirección General de Familia e Infancia, es una de las instituciones que se ha comprometido firmemente en la lucha contra el maltrato en la infancia y en la protección de este colectivo particularmente vulnerable. Y las estadísticas y los resultados así lo demuestran.

Los Centros de Atención a la Infancia (CAI) del Ayuntamiento de Madrid atendieron el año pasado a un total de 17.750 menores y 6.672 familias en los doce centros –el doble de los que existían en 2015- con los que cuenta la corporación municipal, y en los que trabajan 182 profesionales encargados de prestar a los menores una ayuda multidisciplinar psicológica, social y educativa.

En 2017, el área de Equidad, Derechos Sociales y Empleo invirtió más de 36 millones de euros a combatir los casos de maltrato infantil, una cifra que representa un 19 por ciento de aumento en relación al presupuesto de 2014.

Según un informe de la Dirección General de Familia e Infancia, al que ha tenido acceso este diario, el trabajo que se realiza con estos menores y sus familias permite que en la mayoría de los casos no sea necesario separar a los pequeños de sus familias. Del total de las 17.750 actuaciones emprendidas, sólo 1.798 (el diez por ciento) han necesitado medidas de protección acordadas por la Comisión de Tutela del Menor.

Asimismo, el estudio recoge que el 48 por ciento de los casos que finalizan su intervención en los CAI lo hacen “con los objetivos cumplidos, habiendo desarrollado habilidades de crianza y pautas educativas adecuadas para garantizar el buen trato del menor”.

Detección del maltrato

La detección del riesgo de maltrato se realiza desde los Servicios de Atención Social Primaria, que el año pasado, y en colaboración con los CAI, evaluaron la situación de desprotección de los menores pertenecientes a 7.519 familias.

Además, el Ayuntamiento dispone de un sistema de notificaciones de situaciones de sospecha de maltrato infantil por parte de SAMUR-Protección Civil, que en 20127 detectó 279 casos (un 36 por ciento más que en 2016) de maltrato, negligencia o abandono.

El maltrato se manifiesta de distintas formas. Así, el de carácter físico afectó el año pasado a 189 menores, el emocional a 85, el abuso sexual a 19 y el abandono a otros 11 niños. La negligencia estaba presente en 184 menores y el 53 por ciento de los casos notificados correspondían a niñas o chicas.

El citado informe pone de relieve que, en el ámbito de la prevención de situaciones de riesgo, el Servicio de Educación Social ha intervenido con 2.872 familias que agrupan a un total de 10.061 miembros. Su objetivo ha sido mejorar la convivencia familiar, la organización doméstica y la crianza y educación de los pequeños.

En la protección a los menores participan también todos los servicios municipales destinados a conciliar la vida familiar y laboral de los progenitores, que garantizan la asistencia a los centros educativos y que los niños no se queden solos en casa durante las prolongadas jornadas laborales de los padres.

Para tal fin, el Ayuntamiento cuenta con el Servicio de Apoyo a Familias con Menores, que realiza ayuda a domicilio y acompañamiento a centros educativos. En 2017 ha intervenido con 1.361 menores pertenecientes a 910 familias, con un incremento del 39 por ciento respecto a las familias que lo utilizaron en 2015.

"Quedamos al salir de clase"

Otro programa dirigido a la conciliación de la vida familiar y laboral y la protección de los menores es el denominado "Quedamos al salir de Clase", que cuenta con 16 centros que ofrecen apoyo socioeducativo en horario extraescolar de 16.00 a 20.00 horas.

Este programa, que se complementa con los 26 Centros de Día que gestiona la Cruz Roja, ha atendido en 2017 a 2.282 menores de 3 a 12 años, muchos de ellos (el 55 por ciento) procedentes de familias monoparentales formadas por mujeres solas con hijos a su cargo.

La satisfacción general de las familias con este tipo de centros, según el informe del Ayuntamiento, es muy elevada, llegando a una puntuación media de 9,74 en una escala de 0 a 10 puntos.

Otro recurso que cumple con la función de proteger al menor y garantizar su derecho a relacionarse con sus progenitores y su familia es el de los Puntos de Encuentro Familiar, destinados a facilitar el régimen de visitas cuando los órganos judiciales y administrativos competentes deciden que éstas deban realizarse en condiciones que garanticen la seguridad del menor y el cumplimiento de los acuerdos de las sentencias de divorcio.

Juzgados de familia y de violencia sobre la mujer

Los tres Puntos de Encuentro Familiar que existen en la actualidad atendieron a 905 menores de 669 familias, con un incremento del 13 por ciento desde 2015. La mayor parte de estas familias vienen derivadas del sistema judicial: el 53 por ciento de los Juzgados de Familia y el 41 por ciento de los Juzgados de Violencia sobre la Mujer.

Finalmente, en el ámbito de la prevención primaria, el Ayuntamiento de Madrid dispone de siete Centros de Apoyo a las Familias (CAF), especializados en ayudar a las familias a afrontar las dificultades que surgen en el desempeño de sus funciones parentales y a resolver situaciones de crisis y conflictividad familiar que pudieran ocasionar en los menores situaciones de desprotección o maltrato en caso de cronificarse.

En estos centros las familias pueden recibir asesoramiento jurídico familiar (separaciones, divorcios, herencias), atención psicológica ante los problemas de relaciones familiares y de violencia en el ámbito familiar, y mediación familiar.

Los siete CAF han ayudado a 12.149 familias, predominando la atención psicológica y el asesoramiento jurídico. Otras 25.013 familias han asistido a intervenciones de tipo comunitario, ya sean de carácter formativo (Escuelas de Padres) o participativo (participación en fiestas y eventos relacionados con la familia).

Más noticias en Política y Sociedad