Público
Público

Banco de España El gobernador del Banco de España pide que este cargo lo elija el Parlamento y que el mandato dure ocho años

Pablo Hernández de Cos considera que este cambio se traduciría en "una mayor percepción pública de independencia y legitimidad de los responsables". Hasta ahora, el presidente del Gobierno es quien propone al gobernador.

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, comparece en la comisión del Congreso para la auditoría de la calidad democrática en relación con el análisis de las medidas necesarias para reforzar la imparcialidad e independencia de autoridade
El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, comparece en la comisión del Congreso para la auditoría de la calidad democrática. Fernando Villar / EFE

efe

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha pedido este martes que los mandatos para este puesto se amplíen dos años y pasen a durar ocho años no renovables y que el Parlamento se encargue de elegir al candidato y no sea, como hasta ahora, una propuesta del presidente del Gobierno.

Hernández de Cos ha hecho esta consideración en el discurso pronunciado este martes ante la comisión del Congreso para la auditoría de la calidad democrática, la lucha contra la corrupción y las reformas institucionales y legales, que analiza la imparcialidad y la autonomía de las autoridades económicas independientes.

"Sería conveniente otorgar una mayor relevancia al Parlamento en el nombramiento del gobernador, el subgobernador y los miembros no natos del Consejo de Gobierno (del Banco de España), asegurando siempre que el proceso sea ágil y garantizando que no haya vacíos en el ejercicio de los cargos", ha dicho Hernández de Cos.

A su juicio, esto se traduciría en "una mayor percepción pública de independencia y legitimidad de los responsables, y repercutiría positivamente en el prestigio de la institución, la confianza que transmite a los ciudadanos y el buen desempeño de sus funciones".

El presidente del Gobierno es quien propone al gobernador

Hasta ahora, el presidente del Gobierno es quien propone al gobernador entre varios candidatos "con reconocida competencia en asuntos monetarios o bancarios" y exige la comparecencia previa del ministro de Economía ante la Comisión competente del Congreso de los Diputados para informar sobre el candidato.

El nuevo procedimiento estaría en la línea de los que aplica el Parlamento Europeo para nombrar los altos cargos del Banco Central Europeo (BCE), ya que su opinión es vinculante en el caso del presidente y el vicepresidente del Consejo de Supervisión.

Asimismo, Hernández de Cos ha considerado "deseable" buscar "cierta unificación de procedimientos en los nombramientos de los responsables de los distintos organismos independientes en España, que en la actualidad es muy dispar".

En cuanto a la duración de los mandatos, actualmente de seis años no renovables, el gobernador ha dejado claro que el hecho de que no coincida con el ciclo electoral español, que suele ser de cuatro años, es "crucial" para reforzar la independencia de las personas y, en última instancia, de la institución.

Un mandato amplio puede resultar también "beneficioso" desde el punto de vista de la "acumulación de experiencia" y como determinante de la capacidad de influencia en los distintos foros internacionales en los que participan los máximos responsables de los organismos supervisores, ha añadido. También ha recomendado que se tome como referencia la duración del mandato de los miembros de la Comisión Ejecutiva del BCE, fijada en ocho años no renovables.

Prohibición de renovación también para los consejeros

La prohibición explícita de renovación es un elemento importante que se debe preservar, ya que, entre otras cosas "anula los incentivos de las personas que ostentan la máxima responsabilidad en estas instituciones a aproximarse a quienes deciden acerca de su posible reelección".

En el caso del Banco de España, la condición de no renovación afecta al gobernador y al subgobernador pero no a los consejeros, que pueden ser renovados una sola vez, algo que Hernández de Cos considera que se podría modificar, para convertirse también para estos en no renovable. En este sentido, también habría que unificar criterios en la duración de los mandatos y su no renovabilidad entre los distintos organismos independientes en España, ha añadido.

Asimismo, Hernández de Cos ha considerado que debería reforzarse el mecanismo de rendición de cuentas con un mayor número de comparecencias regulares del gobernador ante el Parlamento, para presentar la visión del Banco de España sobre la situación económica, la política monetaria y el sistema financiero, así como para dar cuenta de las actuaciones y planes de la entidad.

Más noticias de Política y Sociedad