Público
Público

La caída de la natalidad en Europa hace peligrar el relevo generacional

El índice de natalidad europeo no deja espacio al optimismo. Con una media de hijos por mujer de 1,59 nacimientos al año, el reemplazo generacional está en crisis. Las razones hay que buscarlas en los salarios, las ayudas y los permisos.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Niños en un campamento de verano.- EFE

Los datos no invitan al optimismo. Para muestra un botón; en 2017 nacieron un total de 5,07 millones de bebés, una cifra inferior a la de 2016, año en el que se contabilizaron 5,15 millones de nacimientos. La caída no cesa y la media arroja un dato alarmante, a saber: ningún Estado miembro se acerca a la tasa que asegura el reemplazo generacional cifrada 2,1 hijos por mujer. 

En concreto, tal y como ha recogido la SER, la media europea se sitúa en 1,59 nacimientos por mujer. Las razones son variadas y hay que buscarlas en aspectos tales como los salarios, las ayudas a la natalidad y los permisos. 

En España el dato es aún peor. Según Eurostat, en nuestro país la fecundidad entre mujeres en 2017 ronda los 1,3 hijos por mujer de media, claramente por debajo delos tres hijos que había de media en la década de los 70. Una tasa que ha ido descendiendo conforme avanzamos en el tiempo, de tal forma que si en los 80 bajaba a una horquilla de entre 2 y 2,5 hijos por mujer, los 90 la situaron en 1,3. 

Desde entonces, España no ha logrado superar la barrera de los dos hijos. Nada desdeñable tampoco el hecho de que en 1975 la edad media para tener el primer hijo en España era de 25 años, edad que en la actualidad alcanza los 31. 

La razones que explican estos datos nada halagüeños son diversas. Hay que buscarlas –cómo no– en las condiciones laborales y sociales. Así como en las políticas públicas y la notable brecha entre hombres y mujeres en cuanto a los cuidados.

Los sociólogos apuntan a la necesidad de más guarderías y más permisos y una mejor conciliación laboral. También señalan las dificultades de las mujeres jóvenes para emanciparse y menos aún para tener hijos, junto con la incertidumbre de si esa maternidad va a conllevar penalizaciones laborales.  

Save the Children cifra la cantidad necesaria para que criar un hijo entre 400 y 700 euros mensuales, un cuantía inasumible para muchas personas. La ONG alerta también de que sin niños y con una población cada vez más mayor lo que peligran son las pensiones.

Más noticias en Política y Sociedad