Público
Público

Campamentos para migrantes en Canarias La Laguna trata de calmar los ánimos entre vecinos ante la apertura de un centro de migrantes en plena escalada racista

El inminente traslado a La Laguna de más de mil personas despierta la inquietud entre los vecinos después de los brotes de xenofobia en la vecina Gran Canaria, epicentro de las llegadas de pateras que han disparado la tensión social hasta llegar a la persecución y las agresiones a migrantes.

campamentos canarias migrantes la laguna
Carpas instaladas en el Centro de Acogida Temporal de Extranjeros de Las Raíces (La Laguna), en Tenerife. Miguel Barreto / EFE

El Ayuntamiento de La Laguna, en la isla canaria de Tenerife, ha mandado una carta a su ciudadanía para calmar los ánimos ante la inminente apertura del campamento para migrantes que el Ministerio del Inclusión, Migraciones y Seguridad Social ultima en el viejo acuartelamiento de Las Raíces.

Mientras el consistorio intenta prevenir comportamientos incívicos, la población lagunera se muestra preocupada y expectante ante las últimas manifestaciones en Gran Canaria contra personas migrantes que han derivado en violencia y agresiones racistas incluso dentro de los primeros centros de acogida que se han puesto en marcha.

A la apertura de Las Raíces, donde Migraciones prevé acoger a unas 1.450 personas, se le podría sumar el otro acuartelamiento cedido por el Ministerio de Defensa, el de Las Canteras, también en la misma localidad. Allí se contempla instalar a entre 1.600 y 1.800 personas llegadas durante el último año en pateras y cayucos al archipiélago, que vive una crisis de acogida y un repunte de llegadas sin precedentes desde el 2006. En total, serían más de 3.000 las personas trasladadas a esta localidad, aunque el Ayuntamiento ya paralizó temporalmente los trabajos de acondicionamiento en Las Canteras, según la versión oficial, por problemas con las licencias de uso.

En la carta enviada por el alcalde, Luis Yeray Gutiérrez (PSOE), se facilita un correo electrónico en el que los vecinos y vecinas del municipio pueden manifestar cualquier duda sobre el campamento al ayuntamiento. Además, en la misiva se aporta el contacto del Departamento de Recursos Humanos de la ONG encargada de gestionar el centro de migrantes de Las Raíces, ACCEM. Dicha organización ha abierto una bolsa de empleo en la que se buscan distintos perfiles profesionales de ámbito social. Desde el Ayuntamiento se explica que hay previstas varias reuniones con vecinos de la zona para tratar el tema.

Aunque el ambiente en el municipio está calmado, existe cierta preocupación tras las manifestaciones xenófobas que se están dando en otras islas. Natividad Alvarada, vecina del municipio desde hace más de 20 años, comenta a Público que le parece positivo que se acoja a personas migrantes en centros, pero que deberían estar mejor condicionados: "Son personas que vienen en malas condiciones y tienen sus derechos, por lo que he leído en prensa, creo que los espacios deberían estar mejor condicionados y deberían dejarlos salir de Canarias hacia donde quieran. Ellos vienen aquí de tránsito".

"Se aprovechan las circunstancias para difundir odio por las redes sociales"

Relata cómo en los últimos días le llegaban noticias falsas a través de mensajes de WhatsApp. "Estoy presente en una asociación vecinal y, el otro día, pasaron un vídeo de un chico que decían que había agredido a un canario. Se aprovechan las circunstancias para difundir odio por las redes sociales", advierte.

Alvarada se muestra inquieta por los acontecimientos vividos en Gran Canaria y aboga por un cambio en la educación para evitar problemas de racismo o xenofobia entre la sociedad. "La pandemia de la intolerancia sí puede ser mucho más peligrosa", avisa.

De la misma forma, María del Mar también se muestra preocupada por la posibilidad de que puedan darse brotes de xenofobia. "Creo que aquí puede llegar a pasar lo mismo porque tengo una compañera de trabajo de Lanzarote que me comenta que allí ha habido brotes de xenofobia, sobre todo en relación con un partido político", relata.

"El Gobierno central está dejando a la comunidad autónoma un poco a su suerte"

"Una solución hay que darles, no se les puede dejar en la calle. Existe el miedo de que ocurra lo mismo que está pasando en Gran Canaria. El Gobierno central está dejando a la comunidad autónoma un poco a su suerte y es una cuestión de responsabilidad nacional y política internacional, ya que Canarias no tiene ese poder. Sí que es cierto que están llegando en un momento en el que económicamente no estamos bien", señala Alberto López, también vecino del municipio.

De Las Raíces a Las Canteras

El acuartelamiento de Las Raíces será habilitado en unos días y comenzará acogiendo a personas que se encuentran en hoteles de Gran Canaria. Este centro tendrá una ocupación de unas 1.450 personas, a esta cifra se le podría sumar las 1.800 plazas del acuartelamiento de Las Canteras, que todavía no tiene fecha de apertura.

En diciembre, las obras que había puesto en marcha el Ministerio de Migraciones tanto en Las Raíces como en Las Canteras fueron paralizadas por la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de La Laguna, dirigida por Santiago Pérez, por carecer de las licencias pertinentes y considerar que eran contrarias al Plan General de Ordenación. Sin embargo, dos semanas más tarde, el concejal de Ordenación del Territorio autorizaba su uso provisional.

En 2007, en plena crisis migratoria llamada "de los cayucos", el Ministerio de Defensa pedía al Servicio de Vías y Obras un informe en el que se planteaba la posibilidad de utilizar el centro de Las Canteras para la acogida de migrantes. Una cuestión a la que se negaban la entonces alcaldesa de La Laguna y actual diputada en el Congreso, Ana Oramas, y su socio de gobierno, Rafael Becerra (PP). A través de una declaración institucional, mostraban su rotunda negativa a "ubicar en un solo municipio, el lagunero, nada menos que a gran parte de esa inmigración ilegal que ha llegado y que está por venir a Canarias". Han pasado casi cinco años y el asunto vuelve a repetirse punto por punto salvo por un detalle fundamental: muy pocos de los que llegan pueden salir de las islas.

El alcalde de La Laguna, Luis Yeray Gutiérrez, expresó el pasado septiembre sus dudas sobre las condiciones en las que se encontraba el centro de Las Canteras, señalando que no contaba con las "condiciones mínimas" para acoger migrantes.

Las dudas sobre la idoneidad de Las Canteras para el acogimiento de personas migrantes no son nuevas. En 2008, el Sindicato Unión Federal del Cuerpo Nacional de Policía también ponía en duda las condiciones en las que se encontraba este espacio, en el que la empresa pública Tragsa sigue trabajando contrarreloj para mejorar una instalaciones totalmente abandonadas tras el fin de la crisis de los cayucos.

Aunque quizás, más que por las condiciones, tanto políticos locales como vecinos se preocupan por la repentina de llegada de más de mil personas a una zona aislada de la isla tinerfeña.

Más noticias de Política y Sociedad