Público
Público

Coronavirus en Madrid El caos y la falta de material asedian el macrohospital de Ifema

Los trabajadores del hospital de campaña denuncian una falta de dirección que les coordine. No hay equipos de protección para todos y algunos tienen que recurrir a batas desechables y bolsas de basura. También avisan que hay más enfermos graves de los previstos.

Trabajadores del Ifema. / Comisiones Obreras
Trabajadores del Ifema. / Comisiones Obreras

"No es oro todo lo que reluce", un conocido refrán que se puede aplicar ahora a la situación del macrohospital de campaña montado en el Ifema. Detrás de la imagen que difunde la Comunidad de Madrid, hay desorganización y trabajadores protegiéndose con batas de plástico y bolsas de basura.

La situación se ha descontrolado ante los días más difíciles para las UCI. El hospital del Ifema tiene el objetivo de descargar de trabajo a los hospitales para evitar el colapso, pero no todos están convencidos de que funcione. "No estamos preparados para asumir más carga de trabajo. Nos falta personal, nos falta material y nos falta coordinación. Pedimos ayuda de forma inmediata. Es un auténtico caos y estamos abandonados", relata a Público una médica voluntaria de Atención Primaria que comenzó a trabajar en el macrohospital la semana pasada. 

Según el relato de varios profesionales y sindicatos, uno de los principales problemas es que ni siquiera tienen un mando sanitario establecido. "Algunos días hay coordinadores, pero no hay jefes de guardia. No sabemos donde vamos a ir. Ponemos toda la buena voluntad del mundo, pero no estamos organizados", insiste otra enfermera.

De hecho, este lunes varios profesionales se encontraron con que se había retirado la línea de descontaminación del SAMUR del pabellón 5, donde se vestían y desvestían sus profesionales, con servicios encargados de descontaminar la ropa. Trabajadores del SUMMA 112, además, denuncian que con esto les han dejado de dar a los trabajadores los equipos completos de protección (EPIs) para darles delantales de plástico. Fuentes de la Consejería de Sanidad alegaron que se están desmantelando las instalaciones del pabellón 5 (que siempre fue provisional) para pasar todo al 7.

Pero no ha sido el único episodio que ha puesto en peligro la salud de los sanitarios. Este domingo un grupo de trabajadores estuvo esperando durante horas para recibir los EPIs.

"En el turno de tarde hemos tenido un problema organizativo que ha provocado algunas protestas de profesionales que asumo y por la que pido sinceras disculpas. Pero hay muchas personas dando lo mejor de sí mismas para que todo funcione como un hospital sin serlo", ha reconocido el propio coordinador general del hospital, Fernando Prados. El miedo entre los profesionales a que la situación se repita es lo que lleva a que señalen con indignación sus preocupaciones.

Trabajadoras del Ifema. / Comisiones Obreras

Todo este personal sigue siendo voluntario. Profesionales de la Atención Primaria que han decidido acudir al hospital de campaña tras la reorganización de la Comunidad de Madrid. Una orden que estos mismos sanitarios recuerdan que debilita los centros de salud, base fundamental para enfrentar la pandemia. Por esto mismo otra de las reclamaciones claves es que se contrate personal en lugar de seguir utilizando profesionales de otros servicios sanitarios.

El sindicato Comisiones Obreras (CCOO) alertó de toda esta situación tras recibir denuncias de profesionales de todas las categorías (facultativos del SUMMA 112, médicos, personal de enfermería, celadores y personal administrativo). Según avisaron, se ha llegado a repartir bolsas de basuras en lugar de gorros para proteger el cuero cabelludo y batas verdes que no son de protección a las que se añade un delantal de plástico. Sanidad, sin embargo, asegura que "sí hay material", pero que "hay profesionales que deciden, además, cubrirse con batas, gorros y calzas de bolsas de plástico".

El "hacinamiento" en las zonas en las que esperan hasta pasar a los recintos de hospitalización son otros de los déficits que señalan del macrohospital. De hecho, una de las celadoras voluntarias advierte que ni siquiera pueden cumplir con el metro de distancia entre los profesionales en zonas como los vestuarios.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) trasladan que sus trabajadores denuncian lo mismo. "Faltan equipos de protección, carecen de zonas amplias de vestuarios, separación de zonas limpias y sucias o taquillas para poderse con la distancia de seguridad", indican. 

Trabajadoras del Ifema. / Comisiones Obreras

Según explicaron fuentes del Gobierno autonómico, esta tarde comienza a funcionar el pabellón 7 por lo que el 5 se dejará de usar. Entre el pabellón 9 y el 7 habrá 1.300 camas por lo que todavía tendrán la mitad de camas libres para ingresar más enfermos ya que este domingo contaban 750 pacientes. La duda entre los profesionales es cómo atender a más enfermos si no están organizados en estas condiciones. Sobre todo, insisten sobre la falta de material, la gran crisis dentro de la emergencia sanitaria y el motivo de que España lidere la tasa de contagiados del profesional sanitario.

Dificultades para atender a los pacientes más graves

Pese a todo, los trabajadores se autoorganizan. Varios ingresados consultados por Público que han tenido síntomas leves destacan la buena labor de todos los trabajadores. Muchos de ellos están ahora en el Ifema tras pasar por hospitales en los que ni siquiera tenían camas y destacan también la atención recibida y las buenas instalaciones que han tenido en los dos pabellones habilitados.

El Gobierno regional no da datos sobre los fallecidos en Ifema, sí de las altas: 424 de los 1.110 ingresados

Sin embargo, desde el SUMMA 112 denuncian que hay muchos otros pacientes que no están siendo atendidos como deben. Se refieren a los más graves. Aquellos que empeoran estando allí y sobre los que hay un riesgo de mover a hospitales. "Somos muy pocos en el SUMMA y los pacientes están muy malitos. Sobre todo las fiebres les deja agotados, las diarreas por los fármacos y una tristeza indescriptible. Lo duro es no tener tiempo para charlar mínimamente con ellos. Hay casos desoladores como el de una paciente de 30 años que falleció su padre el sábado pasado por coronavirus. Ella está fatal, y así un montón de casos más", cuenta una trabajadora y sindicalista de CCOO.

Los problemas de esta parte vienen principalmente del pabellón 9, donde se encuentran ahora los más enfermos y las 64 camas de UCI instaladas en este hospital de campaña. Según los trabajadores sanitarios, fallecen aquí más personas de las que se puede esperar en un primer momento. Sobre todo, porque ni hay personal ni material suficiente por lo que tienen que aplicar el triaje cuando hay varios enfermos y personas que presentan poca esperanza de vida. El Gobierno autonómico no ha dado las cifras concretas de fallecidos en Ifema a este medio pese a pedirlo repetidamente. Sí informan de las altas acumuladas: 424 del total de ingresados desde que se puso en marcha, 1.110.

Más noticias de Política y Sociedad