Público
Público

Emergencia del coronavirus Madrid roza el colapso: "Resistimos, pero cada día es más complicado"

Hospitales de la región llevan semanas al borde del colapso, la funeraria de la capital deja de recoger fallecidos por la falta de material y las residencias han mantenido durante días cadáveres en habitaciones. Los trabajadores están desbordados y urgen más medidas de protección para hacer frente a la pandemia.

Vista general del exterior de las Urgencias del hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares, este sábado, séptimo día del estado de alarma por la crisis del coronavirus. EFE/FERNANDO VILLAR
Urgencias del hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares. EFE/FERNANDO VILLAR

beatriz asuar

Madrid llega a su límite. No son sólo los hospitales los que bordean el colapso; la funeraria municipal no tiene materiales para seguir recogiendo fallecidos y el Palacio de Hielo se convertirá esta noche en la morgue de la capital. Trabajadoras como cajeras o limpiadoras siguen atendiendo sin protección por culpa de sus empresas, los teléfonos de información sobre el coronavirus están saturados y el drama de las residencias privadas es cada vez mayor: el Ejército ha encontrado cadáveres de ancianos en varias habitaciones.

El único aire fresco sobre la ciudad llega a las ocho de la tarde cuando se inunda en aplausos por la sanidad pública. La única buena noticia pasa por las pantallas de los móviles cuando se difunden los vídeos de las altas hospitalarias. En la región ya hay 2.063 personas curadas tras pasar el virus.

La Comunidad de Madrid es la que más sufre la pandemia. Este lunes ha llegado a los 10.575 casos de contagiados —el 31,9% de los 33.089 en todo el país—, a los 942 ingresados en UCI —el 40%  de 2.355—, y a los 1.263 fallecidos —57,8% de 2.182—. Sólo en 24 horas ha sumado 865 contagiados, 108 graves y 242 fallecidos. 

Hay casos excepcionales de personas que burlan las normas de distanciamiento que marcan el estado de alarma, pero lo cierto es que la ciudad está vacía. El virus llena las televisiones que se escuchan por los patinillos de los pisos. La Policía y el Ejército revisan que las personas sólo salgan de sus casas para ir al trabajo, hacer la compra o pasear al perro. Las mascarillas cada día son más habituales. Los comercios ponen barreras de distanciamiento para sus compradores.

Pero los efectos de las medidas tardan en llegar. O son más lentos de lo que los recursos pueden soportar. El sistema sanitario es limitado. Como todos. Los servicios funerarios, también. 

Los hospitales entran en su tercera semana de saturación y, algunos, de colapso. La mayor falta ahora está en las camas de las UCI y en los respiradores. Los test son otro bien necesario que escasea, aunque van llegando poco a poco y, en primer lugar, a los profesionales sanitarios y a las residencias. 

El desborde constante de los hospitales y trabajadores

"No sé cómo lo podemos decir más claro. Necesitamos materiales y personal. Protección para todos los trabajadores del hospital, no sólo para los médicos y para las enfermeras. También para las limpiadoras, admisión, seguridad... Todos estamos en un riesgo constante. También necesitamos que se deriven más pacientes a otros hospitales sin sobrecarga de trabajo, a la sanidad privada", lamenta una enfermera del Hospital Severo de Ochoa que vuelve a pasar por una situación crítica. El viernes tuvo que cerrar por el colapso en Urgencias y se derivaron enfermos al hospital temporal de Ifema. Sin embargo, ahora vuelven a tener a más de 200 personas esperando.

Esta es la reclamación constante de todos los trabajadores de hospitales. "Si no tenemos protección y nos contagiamos nosotros vamos a seguir propagando el virus. Resistimos, hacemos todo lo que podemos, pero cada día es más complicado", insiste otra enfermera del Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares, que tiene hasta 165 bajas de profesional sanitario. En este hospital, además, según datos recogidos por Comisiones Obreras (CCOO) tienen ahora 287 pacientes ingresados positivos por coronavirus, 17 pacientes en la UCI (hay 17 camas) y llenas también las 10 camas de UCI que se han adaptado en el antiguo hospital de día.

Pero los datos de los profesionales sanitarios se conocen a cuentagotas y ni medios de comunicación ni sindicatos tienen el desglose de profesionales de baja y aislados por hospital. En el total, las cifras que ha dado la Comunidad de Madrid, según el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, los contagiados sanitarios rondan los 600 y hay 1.400 en aislamiento. 

Sin embargo, las cifras no cuadran para todos. "Estamos cayendo muchos sanitarios. Necesitamos más test para poder diagnosticar fuera, pero también dentro del hospital", reclama otra médica del hospital Puerta del Hierro. La facultativa explica que buscan recursos "debajo de las piedras" para atender lo mejor posible a los pacientes y que, incluso estando de baja, se intenta trabajar por teléfono. Pero cree que hay muchos más profesionales sanitarios contagiados de los que ahora mismo se contabilizan y los casos ocultos dificultan que puedan conocer la magnitud del problema.

Tampoco hay camas ni respiradores suficientes en las UCI. Desde hace una semana las Urgencias de muchos hospitales están al doble de su capacidad. "No nos dan sistemas de protección a los celadores, auxiliares y enfermeras. Tenemos que ir con las quirúrgicas atendiendo a contagiados, pese a que pasamos mucho tiempo con los pacientes. Sabemos que hay material guardado que no nos están dando porque dicen que no nos hace falta", denuncia otra trabajadora del Hospital Infanta Elena de Valdemoro y delegada de CCOO.

El Hospital 12 de Octubre también tiene en las Urgencias el doble de pacientes que puede atender tras un fin de semana en los que hay enfermos que han tenido que esperar que les atiendan tumbados en el suelo. El de Fuenlabrada también pasa por una situación crítica, con más de 240 pacientes y adaptando habitaciones triples para los ingresos.

Días de atraso en recoger los cadáveres de casas y hospitales

La Empresa Municipal de Servicios Funerarios de Madrid (SFM) dejará de recoger a los fallecidos por el coronavirus a partir de este martes. La dramática noticia la dio el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, tras pedir medidas urgentes al delegado del Gobierno, José Manuel Franco, para que lleguen trajes y mascarillas suficientes para atender a las 150 personas que mueren al día en la ciudad. Ante este número los crematorios de Madrid también están desbordados y han tenido que retrasar durante días la recogida de cadáveres en domicilios y hospitales.

La solución encontrada entre el Consistorio y la Comunidad ha sido convertir el Palacio de Hielo en "la gran morgue". Una pista de 1.800 metros cuadrados que comenzará a recoger los cadáveres este mismo lunes por la noche. "Se trata de una medida temporal y extraordinaria encaminada, fundamentalmente, a mitigar el dolor de los familiares de las víctimas y la situación que se registra en los hospitales madrileños", han explicado fuentes del Gobierno autonómico. 

El gran drama de las residencias privadas

Es imposible conocer la magnitud del problema de las residencias privadas, aunque las últimas informaciones apuntan a que es mayor de lo que se podría pensar. La Unidad de Emergencia Sanitaria (UME) ha comenzado las labores de desinfección en las residencias y se ha encontrado con cadáveres en habitaciones. Cadena Ser avanzaba esta noticia destacando que bajo estos mismos techos seguían viviendo mayores, algunos contagiados y otros, en principio, sanos.

Trabajadores  y familiares llevan días denunciando la opacidad de las residencias privadas

Ni el ministerio de Sanidad ni la Comunidad de Madrid dan datos a los medios de comunicación sobre los infectados por residencias. El vicepresidente del Gobierno autonómico, Ignacio Aguado, aseguró este lunes que sólo cuentan con que una de cada cinco residencias de mayores (incluyendo públicas y privadas, un total de 500) han detectado contagios por coronavirus. "El 80% no ha notificado contagios y por lo tanto entendemos que están a salvo, pero hay otro 20% donde sí que se han detectado casos y donde desde antes de ayer ya está incluso la UME desinfectando", explicó en una entrevista en Onda Cero.

"Es un verdadero drama. Los familiares llevamos días denunciándolo. No es sólo que los mayores sean más vulnerables al virus, es que no ha habido protección y nos han ocultado información", lamenta un familiar de un mayor residente en Monte Hormoso, una residencia que ya tiene más de 20 fallecidos.

La falta de información también la denuncian los trabajadores. Una trabajadora del Orpea Madrid Loreto y sindicalista de CCOO ha denunciado que tiene 25 compañeros de baja enfermos, 20 fallecidos en diez días y numerosas personas aisladas: "No damos abasto". 

Además, según los datos del sindicato, hay dos gerocultoras en la UVI afectadas por coronavirus. Una de la residencia Orpea Loreto y otra de la Fundación Santísima Virgen y San Celedonio.