Público
Público

Crisis de coronavirus La falta de recursos obliga a las UCI a prepararse para priorizar pacientes

Los médicos intensivistas recomiendan que se prioricen a los enfermos que tengan más opciones de sobrevivir en los casos de colapso. Algunas UCI de las zonas más golpeadas por el coronavirus ya han tenido que entrar en esta fase, sobre todo por la falta de respiradores. Los criterios para valorar estos ingresos no se basan únicamente en la edad.

Personal sanitario del Hospital Arnau de Vilanova descansa unos minutos ante la puerta de urgencias, hoy durante el sexto día del estado de alarma decretado por el Gobierno.EFE/ Manuel Bruque
Personal sanitario del Hospital Arnau de Vilanova descansa unos minutos ante la puerta de urgencias, hoy durante el sexto día del estado de alarma decretado por el Gobierno.EFE/ Manuel Bruque

beatriz asuar

Los médicos y los expertos eran conscientes de que tarde o temprano este momento iba a llegar. Algunas unidades de cuidados intensivo (UCI) ya tienen que priorizar pacientes. La mayoría se preparan para ello. El sistema sanitario tiene un límite y hay varias UCI de las zonas más golpeadas por la pandemia que bordean el colapso. La falta de camas o los respiradores llevan a que ya se entre en la fase en la que los hospitales comienzan a priorizar las personas que pueden ingresar: un criterio que no depende ni dependerá sólo de la edad, sino de la esperanza de vida de los pacientes.

El hospital Infanta Leonor ya ha tenido que tomar la decisión de no intubar a mayores de 80 años o de 70 años con patologías previas y que tuvieran poca esperanza de vida, según ha podido saber Público por tres médicas. Otras facultativas confirman que es una situación que se da en varias UCI desde hace un par de días, pero no quieren que se señalen hospitales concretos. La falta de recursos es el motivo por el que se toman las decisiones, aunque es un problema que se intenta resolver porque la crisis sobrepasa la capacidad del sistema.

Estas situaciones, además, las admitió este viernes el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio, Fernando Simón, al explicar que la "sobrecarga" y "presión" en las UCI de determinados hospitales está obligando a ser "más restrictivos" a la hora de admitir pacientes. 

A este punto se llega sin un documento oficial de actuación concreto sobre la crisis del coronavirus del Ministerio, aunque Simón aseguró que Sanidad trabaja en coordinación con las sociedades científicas para establecer unos algoritmos y criterios de acceso a las UCI lo mas "homogéneos posibles". También señaló que la situación límite en la que se encuentran algunas de estas unidades "no está generalizada".

Lo que sí se tiene ya es el Plan de contingencia para los servicios de medicina intensiva frente a la pandemia del Covid-19, de la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (Semicyuc), que cuenta con el aval de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI). 

En él se establece que en la fase de saturación de las UCI habrá "criterios de ingreso estrictos, guiados por escalas objetivas, aplicando si es necesario los protocolos de limitación del tratamiento de soporte vital con el soporte del Comité de Ética asistencial en caso necesario". Y, en la fase de colapso, que se haga "uso de todas las camas disponibles en el hospital, incluidas las de la UCI, para atender prioritariamente a los pacientes que tengan una mayor probabilidad de recuperación".

Según otro texto de la Semicyc, Recomendaciones éticas para la toma de decisiones en la situación excepcional de crisis por pandemia de Covid-19 en las unidades de cuidados intensivos, en estos criterios de priorización de pacientes se valorará la expectativa de vida inferior a 1-2 años, priorizar a la persona con más años de vida ajustados a la calidad de la misma o tener en cuenta "el valor social de la persona enferma"

Las personas a las que no se recomienda ingresar son aquellas en las que se prevé "un beneficio mínimo, como, por ejemplo, situaciones de fracaso multiorgánico establecido, riesgo de muerte calculado por escalas de gravedad elevado —cuando éstas sean fiables en su uso individual— o situaciones funcionales muy limitadas". 

Triaje basado "en el principio de justicia distributiva"

"Hay más demanda de camas de las UCI que camas de UCI. Faltan trabajadores y los respiradores son fundamentales en la limitación del sistema a la hora dar respuesta", reflexiona uno de los médicos consultados por Público. No quiere ser "ventajista" ni "buscar culpables", pero señala que, por los recortes, sitios como la Comunidad de Madrid tienen un número de camas mucho menor que la media estatal. "Tener una mayor infraestructura ahora dotaría al sistema de mayor capacidad para hacer frente al coronavirus", reflexiona.

Estos recortes y el avance del coronavirus lleva a que el triaje de ingreso de los pacientes ya sea algo que no ha sorprendido a ninguno de los médicos consultados. Eso sí, todos destacan que la edad no es el único criterio para la toma de estas decisiones. 

Los intensivistas en su documento destacan que el triaje debe basarse "en el principio de justicia distributiva" y que son necesarios en las situaciones críticas como las de ahora, porque "admitir un ingreso puede implicar denegar otro a otra persona que puede beneficiarse más". Todos los expertos consultados, además, insisten en la necesidad de explicar que todo el mundo va a recibir tratamiento y acompañamiento y que la explicación de esto es que las medidas más agresivas, en el caso de tener que priorizar, tienen que destinarse a quienes tienen más opciones de sobrevivir.