Público
Público

Crisis de coronavirus Saturación en Urgencias y en las líneas de atención para los casos de coronavirus

Las llamadas en espera por la pandemia alarman a los trabajadores y colapsan los servicios de emergencias. Hay refuerzo de operarios en vez de profesionales sanitarios para atender los servicios telefónicos pese a que las consultas son sobre salud.

Una mujer con mascarilla pasa por delante del Hospital Clínico de Salamanca, este miércoles. Castilla y León ha alcanzado ya los 71 casos positivos de coronavirus al sumar 14 nuevos desde ayer, con una tendencia a que es la provincia de Burgos en la que s
Hospital Clínico de Salamanca. EFE/J.M.GARCÍA

El mayor riesgo ante la crisis del coronavirus es que el sistema sanitario se colapse. A día de hoy, esta no es la situación, pero los hospitales demandan más personal, recursos y materiales de protección para no sobrepasar los límites. El peligro ahora mismo está en las Urgencias y Emergencias de las zonas de riesgo comunitario de Madrid y Euskadi. 

Por un lado, se necesitan refuerzos en la atención directa a los pacientes que acuden a los hospitales por el coronavirus. Por otro, hay que mejorar las líneas de atención telefónica para dar información sobre la epidemia, atender las consultas y derivar los casos en los que exista riesgo de contagio.

La Comunidad de Madrid es la que pasa por el peor momento. La mitad de contagios de coronavirus se están dando en la región –1.024 de los 2.159 casos en toda España–. Las cifras tan altas han provocado que los hospitales tengan saturadas las Urgencias.

Esta es la situación del Hospital de la Paz. Este miércoles se duplicaron los casos en Urgencias. La sala no daba abasto y se prevé que se comience a utilizar el gimnasio para habilitarlo con camas y atender a los contagiados. Esto mismo se valora hacer en el Hospital de Valdemoro, desbordado desde hace días por la cantidad de casos de infectados. 

Iñigo Garduño, secretario general de la Federación de Sanidad en Euskadi de Comisiones Obreras (CCOO), indica que también en el País Vasco viven en riesgo de colapso, aunque las situaciones en Urgencias son muy variables.

El sindicato ha detectado el mayor problema en el Hospital de Txagorritxu, de Vitoria. "La mayoría de trabajadores está doblando turno. Es necesario reforzar la plantilla e intentar reducir esa sobrecarga de trabajo. En Bizkaia ahora mismo la situación está más normalizada. Y en Gipuzkoa hay menos incidencia de coronavirus, pero empieza a haber nerviosismo entre el personal y demandan más información y formación", detalla.

El colapso en Emergencias por la atención telefónica

El otro gran problema frente a la crisis del coronavirus es que no hay suficiente personal para atender todas las llamadas que llegan al teléfono de atención sobre el coronavirus. Este martes había momentos en los que se agolpaban hasta 80 llamadas en espera, aunque han disminuido hasta las 20 llamadas en este miércoles, según explica Pilar Leal, trabajadora delegada sindical de Cobas Madrid 112 y portavoz de la plataforma Trabajadores de Madrid del 112.

La gravedad de que se colapse el teléfono gratuito en Madrid, el 900 102 112, es que las personas, tras horas de espera, acaban llamando al 112, que también se satura por el alto nivel de llamadas y la falta de personal. "Tras la espera, se informa constantemente a las personas que no vayan a Urgencias para que no se colapse, pero en esta línea nadie le resuelve sus dudas", critica Leal. 

La Consejería de Sanidad está contratando más personal para atender este teléfono. Según los datos ofrecidos por Comisiones Obreras (CC OO) y UGT este miércoles, el Gobierno regional incorporará a 75 trabajadores más, pero estos son operarios y no profesionales sanitarios. Por esto Leal alega que no se resuelven las dudas sanitarias que hay sobre el coronavirus. 

"Lo más grave de este problema es que las emergencias como accidentes de tráfico, agresiones o infartos se quedan a la cola. El sistema no distingue entre las llamadas de urgencias y emergencias", insiste la trabajadora. 

Además, este teléfono ha sido el mismo para asistir a la ciudadanía que para atender a los profesionales sanitarios. Los sindicatos insistieron este miércoles también en la necesidad de que se habilite el teléfono de información exclusivo para los trabajadores. Una medida que, según Sanidad, está "en curso".

El colapso de los servicios telefónicos saturas las emergencias y peligran casos que no llegan a atenderse

Para resolver el colapso en el 112 por estas llamadas, la Consejería de Justicia de la Comunidad de Madrid, de la que depende el teléfono de emergencias, contrató de urgencia a un call center de Telefónica. El contrato es por tiempo de operación y el pago se realiza a servicio realizado, según explicaron desde la Consejería.

La decisión se tomó como medida ante la emergencia para que los teleoperadores, que no tienen formación sanitaria, deriven las llamadas oportunas y no se pierdan los avisos de emergencias que atiende el 112. Este viernes también se contratarán seis gestores de emergencia con formación, pero las contrataciones de personal sanitario siguen siendo insuficientes.

La situación en zonas de Euskadi es similar. Garduño explica que los trabajadores de Emergencias y de los centros coordinadores avisan de que están hasta arriba: "No colapsados, pero sí con una alta sobrecarga de trabajo. Sobre todo en el centro coordinador de Álava, aunque en otros sitios como Gipuzkoa, donde los casos de contagio no son muy elevados, también necesitan refuerzos".

Otro servicio telefónico colapsado es el del 061 de la Conselleria de Salut de Catalunya. Nuria Torres, responsable del servicio, explicó que esta semana habían aumentado las llamadas un 70% y que este crecimiento "ha puesto al límite las líneas de atención ciudadana". "Esto puede poner al límite las infraestructuras técnicas", indicó este martes.

Pese a estos déficits, el sistema sanitario público está atajando la crisis del coronavirus con todos los medios que tiene. La demanda de mejoras es constante, pero aún no se ha llegado a un colapso total. El riesgo está presente, pero las autoridades sanitarias del Gobierno, de las Comunidades Autónomas y los agentes sociales trabajan para retener el contagio todo lo posible. 

Seis pautas para prevenir las infecciones por coronavirus

Estas son las recomendaciones que debes conocer para evitar el contagio:

1. Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón.
2. No realizar viajes innecesarios.
3. Al toser o estornudar, taparse la boca con el codo flexionado.
4. Evitar tocarse los ojos y la boca.
5. Usar pañuelos desechables y tirarlos después.
6. Las personas con síntomas deben permanecer en sus casas.

Para más información, pincha aquí.

Más noticias