Público
Público
TRATA DE PERSONAS

Tan solo una de cada cien víctimas de trata son identificadas

De las 75.000 personas que el Gobierno estima que están en situación de riesgo de trata, solo 1.000 han sido identificadas como víctimas entre 2013 y 2019, un 1,33%.

Imagen del proyecto ‘Chicas nuevas 24 horas’, de la directora cinematográfica
Imagen del proyecto ‘Chicas nuevas 24 horas’, de la directora cinematográfica. Mabel Lozano

Alika tiene 28 años, es nigeriana y llegó a España en patera cuando cumplió la mayoría de edad. En la embarcación iban otras 37 personas, entre ellas los organizadores del viaje, que una vez en nuestro país le obligaron a saldar una deuda de 55.000 euros. Y que debía pagarla con su cuerpo.

La llevaron a una casa donde fue obligada a prostituirse. "Si no lo haces, te deportaremos a Nigeria", la amenazaban sus traficantes, que controlaban cuándo entraba y salía de la calle. Alika una vez recibió una paliza, una persona la ayudó y la llevó al hospital, pero no fue capaz de confesar nada a nadie. Tenía miedo de que la mataran o que hicieran daño a su familia.

Finalmente y después de ser detenida cinco veces, soportar palizas o sufrir violaciones en cientos de ocasiones, decidió narrar a la Policía lo que estaba viviendo. Fue llevada a un centro y allí la ayudaron.

Un 46% de las víctimas de trata son mujeres y un 19% son niñas

Pero a diferencia de Alika, que es el nombre ficticio para un testimonio real que recoge Amnistía Internacional, son muy pocas las víctimas de trata que dan a conocer su situación. De las 75.000 personas que el Gobierno estima que están en situación de riesgo de trata, solo 1.000 han sido identificadas como víctimas entre 2013 y 2019. Una cifra que no llega al dos por ciento.

Este 30 de julio se celebra el Día Mundial contra la Trata de Personas, momento en el que las distintas organizaciones internacionales buscan visibilizar a las víctimas de la llamada "esclavitud del siglo XXI".

Del total de las víctimas de trata en todo el mundo, un 46% son mujeres, y un 19% son niñas, según estimaciones de la ONU recogidas por la Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención a la Mujer Prostituida (APRAMP). Además, el 50% del total de las víctimas de trata fueron con fines de explotación sexual. Igualmente, también hay hombres víctimas de explotación humana y el porcentaje ha crecido con el paso de los años.

España no prioriza la identificación de víctimas de trata

El principal lastre para las víctimas de trata en nuestro país viene producido por una deficiencia en el marco normativo español. Hasta que las víctimas no son identificadas no pueden obtener protección, y es que en España se persigue y controla a estas víctimas en lugar de identificarles y ofrecerles ayuda.

Es decir, a las víctimas se las trata como instrumentos que dan pruebas en la investigación, a veces incluso se las trata como cómplices de un delito, y es por este motivo que no se les da la protección que necesitan.

De este modo, se puede constatar la dificultad existente para identificar a las víctimas. Así lo reflejan los datos ya mencionados antes: solo el 1,4% de las personas que el Gobierno estima que son víctimas de trata en España han sido identificadas.

Infografía Amnistía Internacional
Infografía. Amnistía Internacional

Pero la falta de identificación no se debe solo a un enfoque poco adecuado de la trata, también influyen otros factores como los estereotipos de género.

Desde Amnistía Internacional denuncian que muchos funcionarios policiales buscan un determinado "perfil de víctima de trata”y que cuando no se cumplen los clichés establecidos en el imaginario colectivo (existencia de violencia física, coacción, falta de libertad de movimiento, personas anuladas, carentes de documentación...) dudan de las mujeres y "las descartan demasiado rápido".

También es necesario que se creen mecanismos de prevención. Debido a una falta de detención temprana de los delincuentes, se pierde la pista a muchas víctimas. Un informe de las Naciones Unidas recogido por la asociación Proyecto Esperanza, estima que por cada traficante condenado, tan solo se localizan a 5 personas afectadas. 

El jefe de la sección de Trata de Seres Humanos de la Guardia Civil, Vicente Calvo, declaró en una entrevista con la Agencia EFE que investigar este delito, "que no es de comisión, sino de finalidad, no es tarea fácil por el miedo de las víctimas a denunciar". 

Por cada traficante condenado, solo se localizan a 5 víctimas

El temor de las afectadas a denunciar porque se sienten amenazadas por sus tratantes, sumado a que en muchas ocasiones, cuando denuncian, no sienten el respaldo de la Policía, ocasiona que estas víctimas vivan en una casi completa invisibilización. 

"Las voces de las víctimas marcan el camino"

La campaña que las Naciones Unidas ha preparado por el Día contra la Trata de Personas destaca la importancia de "escuchar y aprender " de quienes han tenido que sufrir esta situación.

En la página de la organización explican que "muchas víctimas de la trata de personas han experimentado ignorancia o malentendidos en sus intentos de obtener ayuda".  Señalan que otras víctimas han sido objeto de estigmatización o recibieron un apoyo inadecuado.  

La organización APRAMP también insiste que detrás de las cifras y las estadísticas "están las supervivientes a las que hay que escuchar," no solo por sus historias de supervivencia sino "para poner foco en el papel que cumplen para establecer medidas que prevengan el delito", así como su apoyo para identificar, rescatar y apoyar a otras víctimas hacia su recuperación.

Convertir las sugerencias de quien experimenta la trata en acciones concretas, conducirá a un enfoque más eficaz y centrado en las víctimas.

Más noticias