Público
Público

El copiloto sufrió un "grave episodio depresivo" en 2009

El diario 'Bild' revela que Andreas Lubitz pasó seis meses recibiendo tratamiento psiquiátrico. Además, el diario alemán señala que Alemania entregará unos importantes documentos a los investigadores franceses.

Policías alemanes salen de la casa donde vivía Lubitz, cerca de Dusseldorf. / Kai Pfaffenbach (REUTERS)

PÚBLICO / AGENCIAS

Andreas Lubitz, el copiloto del avión de Germanwings que el martes estrelló intencionadamente el aparato contra los Alpes, recibió tratamiento psiquiátrico por un "grave episodio depresivo" hace seis años, según ha desvelado este viernes el diario alemán Bild.

Citando documentos internos y fuentes de Lufthansa, el diario Bild ha informado de que Lubitz pasó un año y medio recibiendo tratamiento psiquiátrico por una grave depresión.

El departamento de tráfico aéreo alemán encuadró a Lubitz bajo el código "SIC", que se refiere a la necesidad de que el afectado se someta a "revisiones médicas regulares"

Citando documentos internos y fuentes de Lufthansa, el diario Bild ha informado de que Lubitz pasó seis meses recibiendo tratamiento psiquiátrico por una grave depresión. Además, el Bild señala que Alemania entregará unos importantes documentos a los investigadores franceses en cuanto sean analizados por sus propios agentes.

El "grave episodio depresivo", como se le define en ese rotativo, quedó constatado en el acta sobre el copiloto del departamento de tráfico aéreo alemán bajo el código "SIC", que se refiere a la necesidad de que el afectado se someta a "revisiones médicas regulares".

En ese sentido, la edición digital del semanario Der Spiegel afirma, asimismo, que en los registros realizados ayer durante horas en las dos viviendas del copiloto —la de sus padres y la propia, en Düsseldorf— se incautaron informes que respaldan la tesis de los transtornos psíquicos.

Dicho medio no concreta, sin embargo, más detalles acerca de éste u otro material incautado.

"Historial de depresión"

El diario británico The Times aporta otros detalles: en un artículo titulado Lufthansa conocía la depresión del piloto, el rotativo británico indica que el copiloto tenía un "historial de depresión" provocada por "una crisis existencial" cuando decidió hacer colisionar el avión con otras 149 personas a bordo en los Alpes franceses.

Además, ha informado de que Lubitz fue "suspendido" en la escuela de vuelo de Lufthansa "durante varios meses" antes de que le permitieran volver a entrenarse y ser evaluado como piloto".

Ayer, miércoles, el presidente de Lufthansa, Carsten Spohr, informó a los periodistas en rueda de prensa de que Lubitz tuvo una interrupción por baja médica hace seis años cuando se estaba formando como piloto aunque no explicó por qué acogiéndose a la confidencialidad médica, y subrayó que pasó todas las pruebas para ser considerado apto para el vuelo. Una portavoz de Lufthansa ha afirmado este viernes que la aerolínea no va a hablar sobre el estado mental del piloto.

Esto desató rápidamente las especulaciones en distintos medios, tanto de la prensa popular como de los medios más serios, apuntando a una depresión o burnout, el síndrome del quemado por estrés laboral.

Lubitz, quien vivía entre su domicilio familiar, en Montabaur, en el "Land" de Renania Palatinado, y su vivienda privada en Düsseldorf, en el vecino de Renania del Norte-Westfalia, empezó su aprendizaje a los 14 años, en un club de aviación local e ingresó en la escuela de Bremen de Lufthansa en 2007.

Ambos domicilios, el familiar y el propio, fueron ayer objeto de largos registros policiales, en que se incautó abundante material, inclusive una torre de ordenador y objetos privados.

Más noticias de Política y Sociedad