Público
Público

Lufthansa dice que el copiloto del Airbus tenía "una actitud impecable"

El presidente de Lufthansa, Carsten Spohrn, informa de que en la formación de Andreas Lubitz se produjo una interrupción hace años, pero sostiene que "era cien por cien apto para el vuelo, sin ningún tipo de peculiaridad".

El presidente de Lufthansa, Carsten Spohr / REUTERS

PÚBLICO / AGENCIAS

"Estamos consternados, ni en nuestras peores pesadillas imaginábamos una cosa así". El presidente de Lufthansa, Carsten Spohr, propietaria de la aerolínea Germanwings, se sinceró este jueves ante los periodistas y dijo que en la empresa alemana están "devastados" por las últimas informaciones que apuntan a que el copiloto del Airbus A320 estrelló intencionadamente el aparato.

Spohr mostró absoluta confianza en sus pilotos y en los criterios de selección que tiene la mayor aerolínea de Alemania, y calificó lo ocurrido como "el acontecimiento más horrible en la historia de nuestra compañía".

Spohr añadió, además, que tanto el piloto como el copiloto habían pasado todos los exámenes técnicos y médicos.

"Era apto al 100%  y su actitud era impecable", dijó el directivo respecto al copiloto Andreas Lubitz, al que todos los indicios apuntan que estrelló deliberadamente el avión. "No nos podíamos imaginar que pasaría esto", ha insistido.

El copiloto, de 28 años, tenía una experiencia de 630 horas de vuelo y había comenzado a trabajar en Germanwings en septiembre de 2013.

Según el presidente de Lufthansa, en su formación se produjo una interrupción hace años, pero sostuvo de nuevo que "era cien por cien apto para el vuelo, sin ningún tipo de peculiaridad".

Spohr aseguró también que la compañía aérea desconoce los motivos que llevaron al copiloto a provocar de forma consciente el descenso del avión, en el que iban 150 personas, y estrellarlo.

El presidente de Lufthansa añadió que no hay manera de prevenir un accidente así y explicó que el copiloto había superado las pruebas médicas que se realizan una vez al año pero que tras la formación de los pilotos no se realizan pruebas psicológicas explícitas.

Añadió que no hay manera de prevenir un accidente así y lamentó mucho lo que ha ocurrido.

Spohr también dijo que en caso de que un piloto pierda el conocimiento existe en la compañía un código propio y una señal. Si una vez activada, no hay respuesta, se abre la puerta de la cabina.

Spohr hizo hincapié en que los estándares de seguridad de Lufthansa son elevados y que volar es el medio de transporte más seguro.

Más noticias