Público
Público

El coronavirus crea más alarmismo que mortalidad

El coronavirus tiene una tasa de mortalidad del 2%: 213 muertes de los 9.776 casos de enfermos confirmados en el mundo. Una tasa más baja que la de la gripe en España o que la de la epidemia del coronavirus SARS de 2002.

Huéspedes de un hotel de Roma donde se alojaban dos turistas chinos que habían dado positivo por el nuevo coronavirus, en Roma. EFE / EPA / ANGELO CARCONI
Huéspedes de un hotel de Roma donde se alojaban dos turistas chinos que habían dado positivo por el nuevo coronavirus, en Roma. EFE / EPA / ANGELO CARCONI

La epidemia de neumonía causada por el coronavirus 2019-nCoV ha comenzado a desencadenar reacciones desmesuradas en algunos países. La Organización Mundial de la Salud (OMS) decidió declarar la emergencia sanitaria internacional, para prevenir la manera en la que el brote puede afectar a los países con sistemas sanitarios más "deficientes", pero no porque exista un riesgo alto para la salud pública en todas las zonas del planeta. 

Este coronavirus, pese a la alta capacidad de mutación, tuvo hasta ahora una tasa de mortalidad que ronda al 2,2%. 213 muertes de los 9.776 casos de enfermos confirmados en el mundo. Una tasa de mortalidad más baja que la de la gripe en España: durante la temporada de 2017-2018 murieron 991 personas entre los 5.997 casos graves hospitalizados confirmados de gripe, llegando al 5,7%. Mientras que la epidemia del coronavirus SARS mató a unas 800 personas entre 2002 y 2003, una tasa de mortalidad del 10%.

Además, el número de casos recuperados del coronavirus 2019-nCoV casi llega al de las muertes. Hasta este viernes 31 de enero, había 187 personas sanas tras enfermar durante el último mes. Y el número de contagiados fuera de China está en 107.

Estos datos mantienen a las instituciones sanitarias entre la calma y la precaución. El Ministerio de Sanidad español trabaja cada día en contacto con instituciones como la OMS, el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) o el Centro para la Protección de la Salud (agencia del Departamento de Salud de Hong Kong).

Un informe del ministerio asegura que el riesgo para la salud pública en España es moderado

Para mantener el control se reúne también la Comisión de Salud Pública de forma constante y mantiene contacto permanente con el Centro de Coordinación y Alertas Sanitarias del Ministerio de Sanidad (CCAES) y las Comunidades Autónomas. 

En un informe elaborado este viernes tras estas consultas, desde el Ministerio de Sanidad mandan un mensaje de tranquilidad. "En la situación actual, el riesgo global para la salud pública en España, en caso de detectar un caso importado en nuestro país, se considera moderado", sostienen desde el texto del ministerio. 

Además, el director del Centro de Emergencias y Alertas Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, aseguró este viernes que "hay indicios" de que "la epidemia tiene posibilidades de empezar a remitir". Añadió que se seguirían todos los protocolos recomendados por la OMS y que hay que ser cautos, pero que no hay ninguna alarma en España.

Simón también consideró que se ha creado un "temor infundado" en España por el brote e instó a "no caer en falsos alarmismos". El ministro de Sanidad, Salvador Illa, suscribió sus palabras en rueda de prensa y, ante el aumento de las ventas de mascarillas en las farmacias, dijo que "a día de hoy es una reacción un poco infundada".

Respecto a la posibilidad de que España prohíba los viajes a China, como ya lo han realizado otros países como Estados Unidos, Simón ha avisado de que la OMS no ha recomendado restringir los viajes, medida sobre la que están de acuerdo las autoridades sanitarias españolas.

De hecho, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, también explicó ayer que estas medidas no están incluidas en las recomendaciones que elaboraron los expertos. Según afirmó, confían en la "plena capacidad" de China "para combatir" la epidemia. La emergencia declarada de la OMS, por esto, está destinada a los países con sistemas sanitarios más deficitarios, entre los que no está España ni la mayoría de países europeos. 

Más noticias de Política y Sociedad