Público
Público

El coronavirus sí entiende de clases: los barrios obreros son los más vulnerables ante la vuelta al trabajo y la desescalada

Los primeros datos y estudios preliminares muestran que hay una relación entre el nivel de renta y la afectación del coronavirus. Los expertos advierten del riesgo de que las familias más vulnerables sean las afectadas de un nuevo repunte de contagios ya que son ellas las que más están trabajando durante la emergencia y las que tienen viviendas más pequeñas.

Los viajeros que usan máscaras faciales protectoras esperan su tren en la estación de Atocha durante el encierro en medio del brote de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) en Madrid, España, 13 de abril de 2020. REUTERS / Susana Vera
Una trabajadora esperando su tren en la estación de Atocha durante el encierro en medio del brote de la enfermedad por coronavirus. REUTERS / Susana Vera

Roberto (nombre ficticio) viajó este lunes a Madrid desde Extremadura. Es encofrador y tuvo que volver al trabajo. Desde hace años viaja los días de diario a diferentes ciudades, donde le manda su empresa, junto al resto de compañeros. Cada semana tienen que buscar una habitación compartida en un apartamento o en una pensión. En esta ocasión se queda en una habitación de seis literas, sin lavadora y con cocina. Lo más barato que encuentran. El viernes volverá a su residencia habitual con su mujer porque la situación socioeconómica no da para más opciones. Ahora viven los dos solos, pero su mujer tiene que ir cada día a cuidar a su madre.

Este trabajador, como muchos otros, está asustado ante la vuelta al trabajo. Quienes han regresado a sus centros a partir de este lunes y martes son, principalmente, los de la construcción y la industria. Trabajadores que forman parte del grueso de la clase trabajadora. Los agricultores y ganaderos, los obreros de la industria manufacturera y la construcción son tres de los cuatro grupos (el otro es la hostelería) que más se identifican en la clase pobre o trabajadora, según la última encuesta publicada por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

Aunque sea una identificación subjetiva, es acorde con las rentas. Los salarios de estos sectores se encuentran por debajo de la media española anual, 23.646,50 euros. Los salarios más habituales se sitúan entre los 900 y 1.2000 euros. ¿Cómo afecta las diferencias salariales y la renta de los hogares en la crisis del coronavirus? ¿La epidemia entiende de clases? El argumento hegemónico ha sido que el virus afecta a ricos y a pobres. Sin embargo, los datos y los expertos muestran que las condiciones socioeconómicas sí afectan: la clase trabajadora está más expuesta y es más vulnerable.

Todavía es pronto para conocer de forma detallada cómo evoluciona el virus y los estudios son preliminares, pero los datos por zona geográficas que se van teniendo apuntan a que se expande más en las zonas de menores renta y en las que viven personas más mayores. Dos factores claves y que no suelen complementarse porque en las zonas de menos rentas la esperanza de vida es menor. Sí tiene relación con las condiciones de vida. 

"Las personas con menos renta tienen mayor exposición porque se emplean en trabajos reconocidos como esenciales o que ahora se han reanudado. Las condiciones en los hogares son peores porque no es lo mismo pasar el confinamiento en un chalé que en un piso donde no se pueden mantener distancias. Y son más vulnerables porque tienen más enfermedades crónicas", explica Pedro Gullón, médico especialista en medicina preventiva y salud pública.

La Comunidad de Madrid ha comenzado a publicar los casos de contagios y la tasa de incidencia del coronavirus por distritos y municipios. En la capital, Puente de Vallecas es la zona con más casos de contagios totales (2.410) frente a la zona centro que es en la que menos se han detectado (814). Puente de Vallecas es el segundo barrio más pobre de Madrid. Los expertos consultados apuntan a que este es el motivo de que el coronavirus se expanda más aquí porque, además, tiene la peor esperanza de vida de toda la capital (83,2 años) frente a la más alta de Barajas (86,5).

En los casos de contagios en los últimos 14 días lidera la lista otro distrito con rentas por debajo de la media, Fuencarral-El Pardo, seguido de Puente de Vallecas. En la lista de incidencia también coincide esto: los tres primeros distritos son Tetuán, Fuencarral-El Pardo y Moratalaz.

Manuel linares, presidente de la Fundación IO y coordinador del Grupo de Trabajo de Enfermedades e Infecciones de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), es médico de atención primaria en Vallecas. Explica que en su trabajo ve diariamente a familias en las que hay personas vulnerables y que no pueden cumplir las distancias de seguridad: "En 60 metros con dos abuelos y tres nietos no se puede hacer aislamiento ni mantener distancias ni ir a baños diferentes".

Fuentes de la Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid no destacan el factor de la renta para explicar la distribución geográfica de la enfermedad y apuntan a otros factores (que también reconocen los diferentes expertos consultados): "El grado de envejecimiento de la población, la presencia de una mayor o menor proporción de población institucionalizada, o una mayor o menor movilidad de la población que llevara a un posible mayor o menor número de contactos por persona/día en las primeras fases de la epidemia, previas a las medidas de confinamiento".

Pero la relación entre mayor afectación y menor renta también se produce en los barrios de Barcelona. Los distritos de Ciutat Vella y Nou Barris son los que presentan la esperanza de vida más baja de la ciudad Condal. También son los que presentan las tasas más altas de incidencia, según los datos del Departament de Salut de la Generalitat de Catalunya.

Eli Vivas, periodista especialista en datos y fundadora de StoryData, señala que "todavía no hay datos suficientes", pero que aún siendo cautelosos sí coincide en bastantes barrios la correlación de renta y de afectación, como son los casos mencionados. "En cambio, municipios como Sant Cugat, que es de los que tienen las rentas más altas, también es de los más afectados. Habría que cruzar otras variables, como la distancia de confinamiento y la composición en los hogares o la movilidad. Las rentas más altas viajan más, los viajes de negocios entre Madrid y Barcelona, o entre Barcelona y China, o el turismo, pudo haber propagado en virus en zonas más ricas", señala la especialista.

Los resultados del estudio Covid Trends19, de la Fundación IO, también apuntan a que esta correlación existe en todo el país. A través de una encuesta que lanzaron a la población, cruzaron diferentes variables para medir las zonas más vulnerables. La semana que viene se presentará el informe, pero uno de los expertos que han desarrollado el proyecto, Joaquín Santos, ingeniero de edificaciones, experto en gestión y en análisis de datos, señala que ya hay una clara correlación de la afectación con la renta de los barrios y con el tamaño de las viviendas.

De hecho, en Vallecas han detectado a través de las encuestas realizadas que hay una afectación de las más altas. Hasta del 30%. Por cada paso publicado por la Comunidad de Madrid, estiman 28 casos. "Ahora tenemos que contrastar nuestra información con los datos públicos pero a nivel regional lo hemos detectado ya. Hay otras variables. La zona del Retiro también tiene una incidencia alta pero todo apunta a que es porque hay muchas residencias de ancianos. En los municipios de la Comunidad lo hemos notado también de forma clara. Queremos compararlo ahora también con el resto de regiones", detalla. 

¿Otro repunte?: los vulnerables serán aún más vulnerables

Pilar vive en otro de los conocidos barrios obreros de la capital, Vicálvaro, donde vive en un piso de unos 70 metros cuadrados con su madre de 60 años, su abuela de 87 años y la cuidadora de su abuela. Su madre trabaja de noche en la Fundación Reina Sofia, una residencia de Alzheimer en Vallecas. Ella trabaja en un albergue de Vallecas y en un piso de menores Tres Cantos. En ambos sitios se han dado casos de coronavirus. 

Pilar y su madre trabajan y viven con su abuela y su cuidadora en un piso de tres habitaciones y un baño

"Yo estoy en mi habitación. Mi madre no sale de la cocina. Mi abuela está en la habitación de mi madre y su cuidadora en el salón o en la habitación. Mi madre tiene que dormir en el sofá. Tenemos un baño para todas. He pedido un piso de alquiler social por el coronavirus, pero estoy esperando porque te piden muchísimas cosas y el proceso no es muy rápido que se diga ni tampoco fácil. Aunque ahora las trabajadoras del sector social seamos consideradas servicio esencial y estemos en contacto directo con el virus no les vale, es específicamente para personal sanitario y fuerzas o cuerpos de seguridad. Me he buscado para irme con una persona que es auxiliar de servicios generales en un hospital", relata a Público

Pero no le preocupa solo la situación actual. También la futura: "Cuando empezó lo del coronavirus trabajaba en otro sitio, pero me echaron. Ahora me han contratado en estos dos sitios por la situación de alarma, pero me van a echar en cuanto esto se pase y me quedo en el paro. Estoy intentando ahorrar lo máximo posible para subsistir por los tiempos que vengan después".

Esta es la situación que preocupa a las familias y a los expertos. "Si hay otro repunte, los vulnerables serán aún más vulnerables", explica Linares. Por esto pide que las medidas de desconfinamiento tengan en cuenta a los barrios más pobres. 

Las fuentes consultadas de la Comunidad de Madrid reconocen que la vuelta de la actividad puede conllevar un repunte de casos y que por ello se está trabajando en guías y recomendaciones para que se realice de forma progresiva y planificando "medidas encaminadas a minimizar la exposición de toda la población y en especial de aquella población más vulnerable". "Estas recomendaciones hacen especial hincapié en las medidas a seguir tanto en los medios de transporte colectivo como en los puestos de trabajo", explican a Público.

Aunque estas guías no serían suficientes. Habría que poner a disposición recursos de las familias más vulnerables para reducir los contagios y evitar sobre aún más desigualdades que puedan derivar del proceso de desescalada. Gullón advierte sobre esto que si se llega a dar un desonfinamiento selectivo hay un "riesgo" de que barrios obreros como Vallecas sean confinados no sólo por la afectación, también por la estructura con calles pequeñas, y sí se permitan salidas en zonas como la Moraleja por tener menos afectación y más espacios abiertos: "Otro repunte puede ser peor porque serán aún más vulnerables".

Más noticias de Política y Sociedad