Público
Público

Crimen de la maleta La Audiencia de Zaragoza condena a 20 años de cárcel al autor del asesinato del 'crimen de la maleta'

El acusado también tendrá que indemnizar a la hija, a los padres y a los dos hermanos de la víctima con un total de 250.000 euros.

Fachada de la Audiencia Provincial de Zaragoza - Google Maps
La Audiencia de Zaragoza ha condenado a Jonathan W.B. a 20 años de prisión por el "crimen de la maleta". Archivo / EFE

EFE

La Audiencia de Zaragoza ha condenado a Jonathan W.B. a 20 años de prisión por el asesinato de un hombre con el que pactó un encuentro sexual a través de la aplicación Wapo y al que golpeó con un martillo en la cabeza hasta provocarle la muerte mientras se encontraban en el domicilio del acusado.

Según informa el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA), la sentencia, que se ajusta al veredicto de culpabilidad emitido por el jurado popular que enjuició el caso, condena también al procesado, de 20, a indemnizar a la hija, a los padres y a los dos hermanos de la víctima con un total de 250.000 euros.

El jurado también valoró como probado que el acusado ocultó el cadáver en una maleta

El jurado consideró probado en su veredicto que el acusado se encontró en diciembre de 2018 en su domicilio en el barrio Oliver de la capital aragonesa con la víctima, un transportista con el que había acordado mantener relaciones sexuales a través de la referida aplicación.

Durante la cita sexual, el acusado cogió un martillo que había comprado y le golpeó repetidamente y por sorpresa a la víctima en la cabeza, mientras se encontraba tendida en la cama, hasta provocarle la muerte.

El jurado también valoró como probado que el acusado ocultó el cadáver en una maleta que dejó en la terraza de su vivienda, escondió todo tipo de pruebas incriminatorias y trató de buscar entre sus amigos y conocidos coartadas que le permitieran exculparse.

El tribunal excluye la presencia de un tercero en el lugar de los hechos

La sentencia también descarta, a tenor del veredicto, que en la vivienda se encontrara una tercera persona que supuestamente habría cometido el crimen, así como las alegaciones hechas por el acusado de haber sufrido una agresión sexual por parte de la víctima durante la cita.

Para el tribunal, los sucesivos cambios en el relato del procesado, sus propias contradicciones, los posicionamientos móviles y los vestigios encontrados, tanto en la habitación como en la víctima, excluyen la presencia de un tercero en el lugar de los hechos.

Además, estima el tribunal que la víctima no pudo defenderse al ser sorprendido por el ataque del acusado.

En la sentencia, el magistrado presidente del tribunal acuerda también que se prorrogue la situación de prisión provisional del acusado hasta la mitad de la duración de la condena impuesta y hasta la firmeza de esta sentencia, en previsión de posibles recursos de apelación.

Más noticias de Política y Sociedad