Público
Público
Explosión Calle toledo

Demolido el torreón del edificio siniestrado en Madrid ante el riesgo de caída a la calle y al patio de un colegio

Los vecinos de la calle Toledo, donde tuvo lugar la explosión, acceden a sus viviendas por primera vez para recoger enseres.

Desescombro calle Toledo
Expertos supervisan las labores de desescombro del edificio de la madrileña calle de Toledo. EFE / J.J. Guillén

EUROPA PRESS

Los robots que trabajan en la demolición del edificio de la calle Toledo 98 que explosionó el miércoles por un escape de gas han derruido este sábado el casetón superior del inmueble, que tenía un mayor riesgo de caída hacia patio del colegio La Salle y la calle.

Así lo ha indicado esta tarde en Twitter el concejal delegado de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento de Madrid, Mariano Fuentes, que ha indicado que se ha picado y tocado en la zona exacta del torreón para que cayera hacia el interior del edificio.

Además, fuentes municipales también han confirmado que los vecinos del bloque 104 han vuelto a sus casas y ya se les ha restablecido el suministro de gas. Pero los del número 102 no pueden regresar aún porque los domicilios están más afectados, aunque esta mañana sí han podido ir a verlos y recoger sus cosas, acompañados por Bomberos, durante unos minutos.

A lo largo de estos días, un servicio hotelero del Samur Social se ha encargado de atender las necesidades de los afectados, y el mismo día de la explosión trasladaron a los ancianos de la residencia adyacente a otro centro.

Por su parte, una portavoz del Área de Familias, Igualdad y Bienestar Social del Ayuntamiento de Madrid ha informado de que la vuelta definitiva de los vecinos a las viviendas dependerá de una inspección técnica que valore la situación de las infraestructuras.

Este viernes, la vicealcaldesa, Begoña Villacís, visitó a estos vecinos y dijo que estaban en "una situación angustiosa porque han perdido sus casas, tienen gran angustia e incertidumbre", por lo que se puso a su disposición para que cuenten con toda la información. Y mientras no regresaron a sus casas podrán seguir alojados gratuitos en el hotel proporcionado por el Ayuntamiento.

Así, les indicaron que se han abierto unas "pasarelas seguras" para que puedan ir llegando a sus domicilios acompañados por los Bomberos "para garantizar su seguridad". "Algunos de estos vecinos están inquietos y pidiendo asistencia psicológica. Nos han enseñado fotos y por parte del Ayuntamiento se les va a llamar a cada uno de ellos y suministrando información dos veces al día", avanzó Villacís.

Más noticias de Política y Sociedad