Público
Público

Día de la Mujer El Movimiento Feminista de Madrid, la Comisión 8M y los sindicatos llevarán a los tribunales la prohibición de manifestarse

Las portavoces de las diferentes asociaciones aseguran estar "indignadas y perplejas" con la prohibición acordada por la Delegación de Gobierno: creen que es una medida que vulnera su derecho de manifestación y supone un "ataque sin precedentes propio de otros tiempos que sólo criminaliza a las mujeres".

11/02/2021.- Concentración de delegados sindicales convocada por CCOO y UGT bajo el lema "Ahora sí toca".
Concentración de delegados sindicales convocada por CCOO y UGT bajo el lema "Ahora sí toca". Rodrigo Jiménez / EFE

El Movimiento Feminista de Madrid, la Comisión 8M y los sindicatos UGT y CCOO han anunciado este viernes que recurrirán ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) la decisión de la Delegación del Gobierno de esta comunidad de prohibir todas las manifestaciones convocadas los próximos 7 y 8 de marzo por el Día de la Mujer.

En una rueda de prensa telemática, las portavoces del Movimiento Feminista han asegurado estar "indignadas y perplejas" con la prohibición acordada por la Delegación "por motivos de salud", una medida que vulnera su derecho de manifestación y supone un "ataque sin precedentes propio de otros tiempos", que sólo "criminaliza a las mujeres".

Conscientes de que su recurso "sólo va a tener repercusión mediática" y que el TSJM puede que resuelva "después del 8 de marzo", el Movimiento Feminista de Madrid, una de las organizaciones que ha convocado actos para celebrar el Día de la Mujer, ha querido "dejar constancia" de su desacuerdo e indignación con lo que han calificado de decisión "anticonstitucional".

Sin embargo, UGT y CCOO sí reclaman al tribunal que de manera cautelarísima se suspenda "la ejecución de la resolución impugnada, dado que su aplicación supondría que perdiera la finalidad legítima el recurso en caso de ser estimado".

"Llevamos trabajando seis meses en este 8M, hemos pautado y medido al milímetro cada acto porque somos conscientes de la situación pandémica, pero no se puede hacer esa tabla rasa, meter a todos en el mismo saco y reducir a cero los actos de las mujeres. Con ello no estás haciendo una defensa de la salud publica, sino demonizando a las mujeres", ha denunciado Ana Sánchez de la Coba.

Más aún, ha recalcado, cuando Madrid es una de las comunidades con medidas sanitarias "más laxas": "Estamos hartos de ver bares llenos, desalojo de fiestas, transportes públicos abarrotados, y ahora el problema somos las mujeres", ha lamentado Sánchez de la Coba, que ha advertido que "nadie tiene que venir" a dar lecciones de responsabilidad a las mujeres.

Otra de las portavoces del movimiento ha explicado que la resolución de la Delegación del Gobierno se escuda en "motivos de naturaleza política carecen de legalidad" y ha asegurado que la lucha feminista saldrá a la calle.

Las mujeres, ha dicho, cumplirán de forma estricta con todas las medidas de seguridad relativas a la pandemia, pero habrá resistencia: "Nos vamos a enfrentar, siempre de forma pacífica, a quien haga falta para que se escuchen y se materialicen nuestras reivindicaciones", ha dicho Claudia Stein.

Respecto a la concentración prevista en la plaza de Callao el próximo 8 de marzo a las seis de la tarde, Stein ha dicho que será una "convocatoria cerrada" con 20 personas, que es el número máximo de asistentes permitidos para que no se considere una concentración.

El mismo número de gente que irá al acto convocado el día 7 de marzo ante el busto de Clara Campoamor en la plaza de Guardias de Corps. Mañana hay previsto otro evento a las 11 de la mañana frente al Museo de Ciencias Naturales, en la plaza de San Juan de la Cruz, si bien este no se ha prohibido.

Las portavoces han rechazado la justificación dada este viernes por la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, que ha afirmado que la prohibición de las manifestaciones obedecen a los datos epidemiológicos de la ciudad, y le han instado a "recapacitar".

"Es hacerle el juego a la extrema derecha. En Madrid se han autorizado todas las manifestaciones de la extrema derecha, marchas a favor de la sanidad y educación, conciertos de más de 5.000 personas en recintos cerrados, y ahora con la incidencia más baja y unos actos al aire libre, se prohíbe", han censurado.

La Comisión 8M pide la dimisión de Franco

Por su parte, la Comisión 8M Madrid ha argumentado en un comunicado que la prohibición "no obedece a ninguna medida sanitaria" y además de anunciar su recurso, han solicitado la dimisión del delegado del Gobierno, José Manuel Franco.

La Comisión 8M había convocado para el lunes cuatro concentraciones de hasta 500 personas en el centro de la ciudad –Sol, Cibeles, Atocha y Embajadores– con un "exhaustivo protocolo" para garantizar el cumplimiento de las medidas de seguridad anti-covid-19.

Para el secretario general de UGT Madrid, Luis Miguel López Reillo, la prohibición le parece un "abuso de poder" y un "ataque misógino y discriminatorio", mientras que el de CC. OO., Jaime Cedrún, ha dicho que el Gobierno tiene competencia para dirimir la legalidad o no de la convocatoria, "pero no para suspenderla".

"Las mujeres son las auténticas heroínas de la pandemia, han estado en primera línea en hospitales o residencias, dedicadas a los cuidados, y son ellas quienes encabezan las largas colas del hambre con miles de ellas abocadas a la pobreza ante la falta de recursos, porque faltan medidas y porque no se les valora", ha añadido UGT.

"No se puede criminalizar al 8M", dicen los sindicatos

CCOO y UGT de la Comunidad de Madrid llevarán a los tribunales la prohibición por parte de la Delegación de Gobierno en Madrid de su concentración, que habían convocado como cada año en la Plaza de Cibeles, por el 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer, ya que han aseguran que se ha negado "de manera irregular".

Así lo han señalado en rueda de prensa telemática representantes de ambos sindicatos, que han criticado que se trate de "demonizar y criminalizar" el movimiento feminista del 8M y han defendido que un alto porcentaje de las concentraciones presentadas ante la Delegación están "ajustadas a derecho".

"No se puede criminalizar al 8M como si fuera la única manifestación de todas que provoca contagios", afirma Vega

En concreto, la secretaria de Organización de CC.OO. Madrid, Paloma Vega, ha reprochado que "no se puede criminalizar al 8M como si fuera la única manifestación de todas que provoca contagios". Por ello, ha afirmado que van a presentar un recurso porque entienden que la resolución de denegación "atenta contra derechos fundamentales" y que el acto programado por los sindicatos estaba "dentro de la legalidad". Siguen de este modo la senda de organizaciones que también presentarán recurso como el Movimiento Feminista de Madrid.

Se trata de una concentración que convocan cada año frente al Palacio de Cibeles y en la que tal y como ha explicado la secretaria de Igualdad de UGT en Madrid, Ana Sánchez, se iban a reunir un total de 100 personas, 50 de cada sindicato, en un acto "reivindicativo feminista, laboral y sindical".

Sánchez ha expresado que este acto del 8M es "fundamental" porque pese a que la lucha de las mujeres es "diaria", se trata de un evento en el que se visibilizan todas las reivindicaciones del feminismo.

Más noticias de Política y Sociedad