Público
Público

Drogas Al menos 50 detenidos en una gran operación antidroga en el Raval

En el amplio dispositivo han participado más de 1.000 agentes, en el que se han registrado 35 domicilios, almacenes y locales, entre ellos algún restaurante.

Más de mil efectivos del cuerpo de los Mossos, guardia urbanos y policías nacionales durante una operación antidroga en el barrio del Raval. / EFE - Alejandro Garcia.

efe

Los Mossos d'Esquadra, la Policía Nacional y la Guardia Urbana de Barcelona han detenido este jueves al menos a cincuenta personas en una operación contra una red que se había especializado en la venta de drogas de todo tipo en el barrio del Raval aprovechando el vacío tras la desaparición de los narcopisos.

Más de mil agentes de los tres cuerpos han participado esta tarde en un amplio dispositivo en el barrio del Raval de Barcelona, donde se han registrado 35 domicilios, almacenes y locales, entre ellos algún restaurante, en los que se ha intervenido heroína, cocaína, drogas sintéticas, dinero en efectivo y armas blancas, según ha destacado el jefe de los Mossos en Ciutat Vella, Antoni Sànchez.

En la operación, que sigue abierta y bajo secreto judicial, los cuerpos policiales han practicado este jueves cincuenta detenciones, que se suman a los treinta arrestos de supuestos miembros de la red en el último año en Barcelona en dispositivos conjuntos de Mossos y Urbana contra quince pisos en los que se vendía droga. Además, se han efectuado 105 identificaciones policiales. Alguno de los pisos registrados eran utilizados por la red como punto de venta para el consumo de heroína, según fuentes policiales.

Esta red está integrada principalmente por ciudadanos de origen pakistaní que se dedican a la venta ambulante de bebidas, conocidos popularmente como "lateros", y que según los investigadores han aprovechado la desaparición de los "narcopisos" del barrio del Raval -tras la operación Bacart de octubre del pasado año- para convertirse en uno de los principales grupos que vende droga en el paseo marítimo y zonas de ocio de Ciutat Vella.

En declaraciones a los periodistas, el conseller de Interior, Miquel Buch, ha asegurado que el dispositivo conjunto entre Mossos, Policía Nacional y Guardia Urbana supondrá un "golpe fuerte" para la venta de drogas en el Raval y permitirá "mejorar la convivencia" en la ciudad.

En la misma línea, el jefe de la Guardia Urbana en Ciutat Vella, Benito Granados, ha coincido en dar por "acabados" a los narcopisos "como fórmula de éxito para el tráfico de drogas", ante lo que la red de "lateros" asumió más protagonismo en la venta de estupefacientes: "siempre hay mercado", ha lamentado.

En la operación de este jueves también han participado agentes de la Policía Nacional, cuerpo que ha aportado también la colaboración de Europol por la dimensión internacional de la organización, según ha destacado el comisario jefe de la Ucrif en Catalunya, Emilio de la Calle. "Hemos sumado esfuerzos para tratar de garantizar la seguridad de la ciudad de Barcelona. Seguiremos cooperando y colaborando con los Mossos y la Urbana. Que no les quepa duda de que va a seguir siendo así, porque la Policía siempre da un paso al frente para defender la seguridad en esta ciudad", ha indicado.

Más noticias