Público
Público

Elecciones "Ni un paso atrás": 85 organizaciones sociales firman un manifiesto para frenar a la ultraderecha

Colectivos LGTBI, feministas, asociaciones de inmigrantes, organizaciones de memoria histórica y sindicatos llaman a  hacer un cordón sanitario contra la ultraderecha y piden a la ciudadanía que no apoyen con su voto a Vox, ni a los partidos que pacten con él.

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 12

Presentación del manifiesto "Contra las políticas de extrema derecha, ¡Ni un paso atrás! / Marisa Kohan-Público

"Con la extrema derecha no se gobierna ni se negocia", afirmó este jueves Carmen Luque, secretaria de la asociación Todos los niños robados son también mis niños, una de las 85 organizaciones de la sociedad civil firmantes del manifiesto Contra las políticas de extrema derecha, ¡Ni un paso atrás!

​El documento, presentado este jueves por representantes de colectivos LGTBI, de memoria histórica, de organizaciones feministas y de asociaciones de inmigrantes, es una llamada activa a la acción para "denunciar la situación política en España ante la irrupción de la extrema derecha en las instituciones democráticas y fijar unas líneas rojas para evitar el retroceso de derechos individuales y colectivos".
Y precisamente, explican sus promotores, la presentación del manifiesto la  "hacemos representantes de los colectivos más atacados por la ultraderecha".

​El principal objetivo del manifiesto y de las organizaciones firmantes es movilizar a la ciudadanía para exigir que no se vote a la extrema derecha, ni "a los partidos que la sustentan y pactan con ella". Por eso sus portavoces han pedido a la ciudadanía un voto democrático y consciente para "no poner en peligro principios básicos de una sociedad justa e integradora".

"No podemos admitir que sean cuestionadas las leyes implementadas para intentar combatir el machismo", afirma el manifiesto. A este respecto, Ana María Pérez del Campo, presidenta de la Federación de Asociaciones de Mujeres Separadas y Divorciadas, defendió la idea de que en España no existe la derecha, sino sólo la extrema derecha con tres nombres distintos" y apeló a las mujeres a no votar por opciones que quieran recortar los derechos conquistados. Pérez del Campo hizo un llamamiento a "todas las mujeres de nuestro país" para meditar su voto, porque "va a ser definitivo para luchar por la democracia y por los derechos".

Por su parte Carlos Castaño, secretario de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB) resaltó que no se pueden consentir "los discursos del odio" y que es necesario "condenar la proliferación de los discursos que han abierto debates que creíamos ya superados". Por eso exigen a los partidos políticos blindar las normativas existentes que garantizan derechos, así como "promover la aprobación de nuevos marcos normativos que persigan la igualad de derechos y el fin de la LGTBIfobia".

Por parte de las organizaciones de inmigrantes, Joe Tenorio, representante de la Izquierda Latinoamericana, resaltó la intensificación del discurso xenófobo en los últimos meses y denunció la "utilización de la condición de migrantes como un arma arrojadiza para conseguir votos". 

"La alarma social que quieren provocar [los partidos de ultraderecha] no es real. La inmigración se ha reducido en los últimos años, pero los ataques se han incrementado. Rechazamos los acuerdos con partidos de ultraderecha encaminados a abolir derechos", afirmó Tenorio.

Llamadas a a acción

Tal como explican los promotores, el manifiesto irá acompañado por una serie de acciones, la primera de las cuales tendrá lugar el próximo domingo 7 de abril ante el Congreso de los Diputados en Madrid. Se trata de una concentración que se realizará a las 12 de mediodía que irá acompañada por una campaña en redes sociales utilizando la etiqueta: "#NiUnPasoAtras". 

"Hacemos un llamamiento a los representantes políticos e institucionales para que se comprometan con la defensa de los valores democráticos y antifascistas", afirma el manifiesto, que invita a otras organizaciones a suscribirlo y a sumarse a las movilizaciones.

Más noticias en Política y Sociedad