Público
Público

Las enfermeras alertan de que hay medio millar de 'matronas pirata'

El Consejo General de Enfermería advierte al Ministerio de Sanidad de que hay al menos 547 'doulas', falsas expertas en maternidad sin formación sanitaria que recomiendan prácticas "sectarias" como comerse la propia placenta.

Las doulas cobran 60 euros por cada visita.

ANNA FLOTATS

MADRID.- Animan a las madres a que se coman su propia placenta; recomiendan que el bebé conviva con la placenta hasta que el cordón se seque y proponen quemarlo con una vela en lugar de cortarlo. Son algunas de las prácticas habituales entre las llamadas doulas, falsas matronas que atienden, mayoritariamente, el parto y el post-parto de mujeres que deciden dar a luz en sus casas. 

El Consejo General de Enfermería ya ha localizado a 547 de estas mujeres que actúan como consejeras de las embarazadas y "ponen en riesgo la salud de las mujeres y de los bebés", ha denunciado este lunes el presidente de la institución, Máximo Antonio González

Es la principal conclusión del Informe Doulas, una investigación de casi tres años realizada por enfermeras generalistas, matronas y juristas especialistas en Derecho Sanitario y Derecho Penal.

Según este documento, hay al menos 20 centros de formación que ofrecen cursos para convertirse en doula. Cuestan 2.000 euros y el único requisito para apuntarse es ser mujer. No tienen, por tanto, ningún tipo de formación sanitaria. De hecho, entre las detectadas, hay bailarinas, monitores de esquí, cocineras, ingenieras industriales, gimnastas, etc.

El Consejo advierte de que no existe ninguna regulación oficial que defina esta figura ni que delimite unas mínimas competencias o determine su formación porque el título y el carnet que se obtienen al finalizar la formación no tienen ninguna validez legal.

"Estos personajes siniestros forman parte de una secta canibalística", ha denunciado González, tras añadir que "alientan a rituales propios de países en vías de desarrollo" como "obligar al bebé a convivir con la placenta hasta que el cordón se seque pese a la putrefacción de dicho órgano o recomiendan el ritual de la despedida del útero".

Las doulas suelen cobrar 1.200 euros por sus servicios completos de parto y posparto o 60 euros por cada visita —255 si so sólo cinco visitas—. Los partos cuestan 450 euros, como mínimo. Sus honorarios, sin embargo, no pueden declararse a Hacienda porque sus servicios no están recogido como actividad económica.

Las embarazadas que solicitan los servicios de las doulas las encuentran a través de Internet. El Consejo General de Enfermería denuncia que estas falsas profesionales buscan además "el aislamiento" de la madre, apartando al padre de todo el proceso del embarazo y denunciando la "violencia obstétrica". Con esto último, pretenden evitar que las embarazadas acudan a su profesional sanitario, denuncia el Consejo.

Más noticias