Público
Público

Entrevista al director de Salvamento Marítimo Ignacio López: "No hay ni una invasión ni una crisis migratoria en España"

El recién nombrado director de Salvamento Marítimo se ha enfrentado en su primera semana a una de las mayores oleadas de pateras del año. Se muestra preocupado por el discurso xenófobo que se ha construido con las imágenes de los rescatados y cree que escenas como la del pasado fin de semana no se volverán a repetir.

Publicidad
Media: 4.38
Votos: 8

El nuevo director de Salvamento Marítimo, Ignacio López, a bordo del barco María Zambrano durante una visita a la tripulación en el puerto de Algeciras.- JAIRO VARGAS

No hay duda de que no ha sido la mejor semana para que Ignacio López asumiera su nuevo cargo. El ministro de Fomento, José Luis Ávalos, le entregaba el pasado domingo 26 de julio el puesto de director de Salvamento Marítimo (Sasemar), empresa pública encargada, entre otras cosas, de la búsqueda y rescate de personas en el mar. Desde la Ejecutiva Federal del PSOE y su puesto de Secretario Ejecutivo de Movimientos Sociales del partido, este malagueño licenciado en Derecho, con un máster en Dirección de Empresas y otro en Derecho y Gestión del Transporte, da el relevo a Juan Luis Pedrosa, otrora alcalde de Pontevedra por el PP y amigo personal de la anterior ministra del Ramo, Ana Pastor, y del expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Desde que López está al frente, los efectivos de Sasemar han tenido que hacer frente a una de las mayores oleadas de pateras en el Estrecho de Gibraltar que ha desbordado los sistemas de recepción de migrantes de las ciudades gaditanas. Alrededor de 1.500 migrantes fueron rescatados y la mayoría de ellos, trasladados a los puertos de Tarifa, Algeciras y Barbate. La falta de espacios para procesar las llegadas obligó a habilitar pabellones polideportivos y otras instalaciones en las ciudades y pueblos de la comarca. "A sido una situación atípica, un pico muy alto debido al excelente tiempo que ha hecho en el Estrecho" explica a Público en el interior del buque María Zambrano, atracado en el dique norte del puerto del Algeciras.

Precisamente en ese barco tuvieron que pasar hacinados más de tres días cientos de rescatados durante el fin de semana pasado (ver fotogalería). Otros tantos durmieron en el suelo del puerto, porque seguían llegando y no había sitio para transportarlos. Es por eso que López ha decidido visitar al personal del centro de coordinación del Algeciras. "Las tripulaciones han tenido comportamiento ejemplar y una actitud positiva. He venido a agradecerles todo lo que han hecho", afirma el director, que confiesa que los trabajadores se han sentido sobrepasados aunque no ha escuchado quejas.

Público sí las escuchó y fue a bordo del María Zambrano, hoy ya limpio y despejado, igual que el puerto, que aún mantiene los diez urinarios portátiles y las carpas que se instalaron para paliar la dramática situación de los migrantes. Los trabajadores lamentaban que la falta de espacio les estaba obligando a ejercer labores de custodia de los migrantes, a organizar la alimentación de los rescatados y otros roles que no les corresponden. "Están preocupados, no quieren que se repita esto otra vez y parece que ahora ya hay una estructura montada para la acogida en tierra de los inmigrantes", afirma López.

"Somos conscientes de que hay un sobresfuerzo de las tripulaciones y trabajaremos para solucionarlo"

Los sindicatos ya han pedido más medios para hacer frente a situaciones como ésta, sin embargo, López asegura que el mes pasado se reforzaron las tripulaciones del algunos barcos y no descarta que se haya más refuerzos. "Somos conscientes de que hay un sobresfuerzo de las tripulaciones y trabajaremos para solucionarlo", asegura.

El director de Sasemar explica que los diez días seguidos de buen tiempo han sido los responsables del flujo incesante de balsas y que no cree que se vuelva a producir un escenario similar.

Quizás porque esta semana, los jefes de operativos de Sasemar se han reunido con sus homólogos marroquíes. "Estamos en comunicación constante, con Marruecos y con todos los servicios de Salvamento Marítimo. Ha sido un encuentro para reforzar la coordinación y mejorar los protocolos de comunicación", explica de forma somera. Y es que en lo que va de año, Salvamento Marítimo ha coordinado la búsqueda de más de más de 1.200 pateras con 26.600 personas a bordo, ha rescatado a casi 23.000 de ellas. Más de 8.000 personas sólo en el mes de julio, cifras similares a las de junio.

Marruecos ha rescatado a 4.000 migrantes mientras Sasemar, a 23.000 hasta e 30 de julio

Mientras tanto, Marruecos sólo ha rescatado a algo menos de 4.000 personas que zarpan desde sus costas, lo que parece indicar que Mohamed VI ha dejado la puerta migratoria abierta por algún motivo que López no quiere mencionar. "Los medios que tenemos notros no son comparables con los que tiene Marruecos, pero su predisposición es hacer todo lo que puedan", justifica López, que confía en que "no España, sino la UE" llegará a acuerdos con Marruecos porque "parece que los flujos migratorios están cambiando aquí y la frontera no es nuestra, sino de Europa, porque España es sólo un país de tránsito más", asevera.

Sin embargo, López es consciente de que "la imagen de 400 subsaharianos aquí hacinados puede generar una percepción de algo que no es real" y niega que exista una "crisis migratoria en España". "Son 23.000 personas llegadas a un país de más de 40 millones, son 8.000 personas en un mes que, en términos cuantitativos es algo anecdótico para el número de inmigrantes que llegan a Europa", aunque advierte de que "hay un problema y hay que evitar que se convierta en crisis en el futuro". López es tajante: "No hay ninguna invasión. El problema es la imagen que se genera y el uso político y partidista que se hace de ella para trasladar un escenario que no es real".

¿Puede que esa imagen construida acabe culpando a Salvamento Marítimo de ser el taxi de los migrantes, como ha ocurrido en Italia con las ONG de rescate? ¿Hay riesgo de que Sasemar vaya siendo relegada por otros agentes de control fronterizo? López espera que no ocurra nunca. "Es una irresponsabilidad que se piense eso de nosotros. El problema no es Salvamento Marítimo, que llegue la gente no es cuestión nuestra, nosotros solo hacemos que no se ahoguen personas, que no se pierdan más vidas. Es un imperativo legal y moral", zanja.

Más noticias en Política y Sociedad