Público
Público

Totalán Los equipos de rescate encuentran una bolsa de chucherías en el pozo donde cayó el niño de dos años 

Los efectivos siguen trabajando sin que de momento hayan conseguido acceder al fondo del pozo, de 110 metros de profundidad y 25 centímetros de ancho. Un derrumbe de tierra en el interior del agujero complica el rescate. 

Publicidad
Media: 4.11
Votos: 9

Miembros de la Guardia Civil durante las labores de rescate del niño de dos años. EFE

Los equipos de rescate siguen intentando acceder al fondo del pozo donde cayó el niño de dos años en Totalán (Málaga) sin conseguir resultados, tras más de 17 horas de trabajo, han informado fuentes del Centro de Coordinación de Emergencias 112 Andalucía.

Los efectivos —más de un centenar— han continuado trabajando durante toda la noche sin que de momento se haya conseguido acceder al fondo del pozo, de 110 metros de profundidad y 25 centímetros de ancho. De momento, gracias a una cámara que ha bajado hasta los 70 metros, han localizado una bolsa de chucherías y un vaso. Éste es el único rastro que han descubierto por el momento.

El rescate se ha complicado por un derrumbe de tierra en el interior del pozo, un contratiempo que dificulta el acceso a las profundidades del agujero. Los bomberos han logrado sacar algo de tierra, aunque se han topado con una "zona dura" que obstaculiza más las tareas.

Parte del personal que ha estado trabajando durante toda la noche ha sido relevado antes de las ocho de mañana para que otros equipos continúen con la labor.

Las personas que trabajan en el dispositivo desconocen si hay agua en el fondo del agujero, pues la cámara que se ha empleado para tratar de localizar al menor había alcanzado hasta ese momento los 75 metros de profundidad. 

"Nadie está preparado exactamente para un rescate en estas condiciones", ha señalado Gámez, quien ha explicado que no se trata solo de llegar hasta el fondo del pozo sino de "conservar el hueco por donde se debe rescatar", por lo que no se desecha ninguna alternativa. 

Una de las que se baraja es la posibilidad de excavar un pozo paralelo, aunque por ahora no se está llevando a cabo.

El dispositivo de búsqueda para hallar al menor se basa en la información que ha proporcionado la familia, que "comenta que se ha caído", según el portavoz de la Guardia Civil, quien ha eludido pronunciarse sobre una investigación sobre las circunstancias en las que se ha producido la caída.

"Ahora mismo lo importante es el rescate del niño y su localización", ha insistido, por lo que el dispositivo de rescate "va a estar funcionando todo el tiempo que sea necesario", ha afirmado.

Un centenar de personas participan en el operativo de rescate del niño desde las 14 horas de ayer, domingo, cuando el padre del pequeño y el 112 avisaron a la Guardia Civil de que había caído por el agujero, un orificio de prospección para la búsqueda de agua, en esa zona de la sierra.

Al lugar se desplazaron efectivos del 112, Consorcio Provincial de Bomberos, Protección Civil, el Equipo de Rescate e Intervención de Montaña (EREIM) de Álora y Granada, submarinistas del instituto armado y bomberos de Málaga capital. así como empresas privadas que están facilitando ayuda y maquinaria para tratar de localizar al niño.

Según ha explicado un portavoz de la Guardia Civil, el padre del niño y el 112 avisaron sobre las 14.00 horas de forma simultánea al instituto armado de que la familia se encontraba en la sierra de la localidad y el niño se había caído por un agujero.

Se trata de un orificio de prospección para buscar agua, de 25 centímetros de diámetro y 110 metros de largo, algo más estrecho y menos profundo de lo que se barajó en un principio (40 centímetros por 150 metros).

Al lugar se desplazaron efectivos del 112, Consorcio Provincial de Bomberos, Protección Civil, el Equipo de Rescate e Intervención de Montaña (EREIM) de Álora y Granada, así como submarinistas del instituto armado y bomberos de Málaga capital.

También se encuentran en la zona, conocida como Dolmen Cerro de la Corona, empresas privadas que están facilitando ayuda "tanto ideas como maquinaria" para tratar de localizar al niño y rescatarlo.

Oliver, el hermano de Yulen de 3 años, falleció el pasado mes de mayo de un ataque al corazón, según ha informado El Confidencial. Ocurrió en la calle, cuando se desplomó en el momento en que iba de la mano de su prima por el Paseo Marítimo de El Palo. Murió al instante. 

Más noticias en Política y Sociedad