Público
Público

Muerte de Iñigo Cabacas El único ertzaina condenado por la muerte de Íñigo Cabacas se libra de la cárcel a pesar de que "permitió" lanzar pelotas de goma

La Audiencia de Bizkaia absuelve a los otros cinco agentes acusados de la muerte del aficionado del Athletic de Bilbao causada por un pelotazo de goma en abril de 2012 durante una carga policial. El tribunal cree que el oficial condenado podría haber evitado la muerte de Cabacas.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2

Juicio por la muerte de Iñigo Cabacas por una pelota de goma de la ertzaina en 2012 | EFE

La Audiencia Provincial de Bizkaia ha condenado a dos años de cárcel y cuatro años de inhabilitación por homicidio imprudente grave a sólo uno de los seis ertzainas que estaban acusados por la muerte en abril de 2012 del aficionado del Athletic de Bilbao Iñigo Cabacas a consecuencia de un pelotazo de goma. La sentencia puede ser recurrida en el plazo de cinco días ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo.

Según han informado fuentes jurídicas, el tribunal ha decidido condenar al oficial que estaba al mando del operativo policial  — el agente de máxima graduación de los que estaban procesados— ya que en opinión de los jueces, si este oficial hubiera actuado "impidiendo o deteniendo la carga policial" en un callejón de las inmediaciones del estadio de San Mamés, "el fallecimiento no se habría producido". Los otros cinco encausados han sido absueltos.

Durante el juicio, el oficial condenado aseguró que, cuando se produjo la carga policial en el callejón de María Díaz de Haro, en el que falleció Cabacas, ni siquiera salió de la furgoneta. 

Pero la sentencia asegura, además, que una actuación policial de esas características "no estaba justificada", y que "el escaso lanzamiento de objetos" por parte de algunos de los que se encontraban en el callejón de María Díaz de Haro de la capital vizcaína, "podía haberse cortado sin usar pelotas de goma". De hecho, considera que el operativo desarrollado en el callejón "provocó situaciones de pánico" y puso en riesgo la integridad física" de las personas que se encontraban congregadas en el lugar.

Para el tribunal, el oficial condenado, que tenía como misión fundamental "mantener la seguridad ciudadana y gestionar los problemas de orden público", estaba al mando de todas las furgonetas que estaban frente al callejón.

"Y, a pesar de su responsabilidad y aún no existiendo razones de orden público que lo justificara, ni las condiciones necesarias para hacer uso del material antidisturbios, permitió y no ordenó que parasen los disparos con munición de pelotas de goma dirigidas al callejón", añade.

En este sentido, destaca que, "de haber actuado impidiendo o deteniendo la carga policial, el fallecimiento no se habría producido". En este sentido, asegura que "la actuación policial no estaba justificada de acuerdo con la normativa y protocolos de actuación en situaciones de orden público". "El escaso lanzamiento de objetos podía haberse cortado sin necesidad de utilizar pelotas de goma como se hizo en la esquina de Licenciado Poza", asevera. Por ello, cree que la actuación de la Policía vasca "fue inadecuada".

La sentencia no le afecta

Con la pena que se le ha impuesto, este oficial de la Ertzaintza no ingresará en prisión ni deberá dejar su puesto de trabajo, ya que se encuentra jubilado. El tribunal considera al condenado responsable de homicidio cometido por imprudencia grave profesional y le impone dos años de prisión, con la accesoria de inhabilitación especial para el derecho de sufragio durante el tiempo de la condena, y cuatro años de inhabilitación para el ejercicio de su profesión.

Cabe interponer recurso de casación ante la Sala Segunda del Tribunal Supremo en un plazo de cinco días hábiles desde su notificación y se presentará en la Audiencia.

El aficionado del Athletic recibió un impacto en la cabeza de pelota de goma tras el partido celebrado en San Mamés el 5 de abril de 2012 entre el Schalke 04 alemán y el equipo rojiblanco, y falleció cuatro días después en el Hospital de Basurto. 

Concentración ante el Palacio de Justicia de Bilbao

Tras conocer la sentencia, familiares y amigos de Iñigo Cabacas se concentrarán este viernes ante el Palacio de Justicia de Bilbao. La plataforma Iñigo Justizia ha convocado, a las cinco de la tarde, "una concentración masiva frente al Palacio de Injusticia", según ha anunciado.

El joven seguidor del Athletic resultó herido el 5 de abril de 2012 al recibir el impacto de una pelota de goma durante una carga policial, tras un partido en Bilbao entre el Athletic y el Schalke 04. Finalmente, falleció cuatro días después en el hospital de Basurto.


Más noticias en Política y Sociedad